Mi experiencia en el Máster en Salud Global ISGlobal en Barcelona

Mi experiencia en el Máster en Salud Global ISGlobal en Barcelona

03.5.2018
image alt

En Sierra Leona, de donde soy, la mayoría de los jóvenes graduados están desempleados. Solo cuentan con poder aspirar a dos oportunidades fundamentales: conseguir un trabajo u obtener una beca internacional para continuar los estudios de sus sueños.


Foto: Glòria Solsona

Quería mejorar mi capacidad de análisis de los asuntos relacionados con la saludMe licencié en Comunicación de masas en la Universidad de Sierra Leona y tuve la suerte de encontrar un trabajo en la OMS-Sierra Leona como director de Participación Comunitaria para el Área Occidental Urbana durante lo que se ha considerado el brote de ébola más mortal del mundo.

Fue un colega de la OMS, asignado para apoyar la respuesta al ébola en Sierra Leona, quien encontró la beca en la página web de ISGlobal. En una ocasión, le había comentado que estaba buscando becas para estudiar un máster en salud global porque quería mejorar mi capacidad de análisis de los asuntos relacionados con la salud. Unos meses después, mi colega me envió un correo electrónico con la página de ISGlobal donde se ofrecían dos becas a estudiantes subsaharianos, y presenté la solicitud. En septiembre del año pasado, me concedieron la beca para el Máster en Salud Global ISGlobal.

La interacción con personas diferentes me ha ayudado a mejorar mi sentido de identidadEn Barcelona, he conocido a gente de todo el mundo con vidas y acentos muy diferentes a los míos. Estas diferencias también las he encontrado entre mis compañeros africanos del máster, aunque a menor escala. Pero lo interesante es que, a pesar de la evidente variedad cultural y social, también descubrí que teníamos muchas cosas en común. La interacción con personas diferentes me ha ayudado a mejorar mi sentido de identidad, en comparación con mi experiencia en la Universidad de Sierra Leona. Barcelona es una ciudad preciosa y deslumbrante, y me encantaría saber el idioma para poder expresarme bien, pero creo que todavía no soy capaz. Aunque todavía no he viajado mucho, el paisaje montañoso del que disfruto por las mañanas durante la hora y media de trayecto en el tren hasta la universidad es tan hermoso como las montañas de Freetown.


Foto: Glòria Solsona

Uno de los conceptos destacados en la mayoría de los seminarios es la interdisciplinariedadEn clase, siempre nos reciben los coordinadores de la asignatura y los profesores, que cuentan con una amplia experiencia e imparten las clases diarias. Los viernes, he aprovechado una serie de seminarios que para mí han resultado claves a la hora de aportarme experiencias de campo prácticas. Uno de los conceptos destacados en la mayoría de los seminarios es la interdisciplinariedad y este es uno de los mensajes con lo que me quedo. De hecho, sentarse en clase con nutricionistas, dietistas, médicos, farmacéuticos, políticos y científicos sociales que abordan el mismo reto en salud global desde distintas perspectivas tiene un enorme valor educativo.

Me hicieron ver que no existe una solución idónea para los retos en salud globalEn general, no he tardado mucho en encontrar el vínculo entre mi formación en comunicación y el máster. ISGlobal fomenta el alto rendimiento académico de los becarios del máster, sin importar sus estudios. Dos asignaturas cruciales del Máster en Salud Global que al principio resultaron un reto, dada mi educación académica, fueron epidemiología y bioestadística. De hecho, los estudios que cursé no me prepararon bien para ninguna de ellas. Sin embargo, me puse al día rápidamente gracias a los dos coordinadores de las asignaturas, que me ayudaron a superar mis carencias en matemáticas y estadística con clases especiales, y a mis dos compañeros nigerianos, que siempre estaban disponibles.

Mis capacidades de análisis, investigación y presentación ya no son las mismasEl formato de las asignaturas, basado en trabajos regulares, junto con las lecturas básicas diarias para las clases del día siguiente y la temporada invernal excepcionalmente fría también supusieron un reto. Las presentaciones y trabajos en grupo regulares, que en realidad no había experimentado durante mis estudios en la universidad, mejoraron mi sentido de la responsabilidad y me hicieron ver que no existe una solución idónea para los retos en salud global.

Mientras vacío el armario y empaqueto mis cosas para volver a casa y enfrentarme al mundo de la salud global, soy consciente de que mis capacidades de análisis, investigación y presentación ya no son las mismas.


Foto: Glòria Solsona

Han ampliado mi círculo de expertos en salud global de diferentes disciplinas y formaciónLas personas que he conocido no solo me ha enseñado cosas nuevas, sino que también han ampliado mi círculo de expertos en salud global de diferentes disciplinas y formación. Mi consejo para los colegas africanos que quieran continuar sus estudios en el extranjero es que comiencen buscando en Internet y presenten solicitudes para estas oportunidades. ISGlobal es un lugar genial en el que estar.

Mientras tanto, mi deseo actual es trabajar en programas de comunicación relacionados con la salud global. Con financiación, quiero comenzar un programa de televisión sobre salud nacional pionero en mi país que sirva como plataforma para la incidencia política en salud global y suscite debates entre los actores implicados en la salud.