#COVIDconsensus - Why Are the News and Social Media Buzzing about Our Article in "Nature"?

#COVIDconsensus - ¿Por qué las noticias y las redes sociales se hacen eco de nuestro artículo en "Nature"?

16.11.2022
BANNER_POSTER_01-collaboration BLOG.jpg

Quienes hemos trabajado en el estudio Delphi para acabar con la COVID-19 como amenaza para la salud pública nos hemos sorprendido gratamente al ver la gran atención que ha recibido su reciente publicación en la revista científica Nature.

Sabíamos que nuestro conjunto de 41 declaraciones de consenso y 57 recomendaciones en seis ámbitos -comunicación, sistemas sanitarios, vacunación, prevención, tratamiento y atención, y desigualdades- eran dignos de mención, pero no estábamos seguros de que fueran realmente noticia. El hecho de que en pocos días el artículo se haya colocado entre los 750 artículos científicos más compartidos de entre más de 22,4 millones de publicaciones rastreadas es un mérito del trabajo duro y comprometido de 386 expertos y expertas de una amplia gama de disciplinas de 112 países y territorios que quieren ver el fin de la COVID-19 como una amenaza para la salud pública. Los medios de comunicación de todo el mundo (desde Francia y Filipinas hasta Estados Unidos, pasando por Oriente Medio/Asia y, por supuesto, España) han cubierto el esfuerzo, y se ha hecho viral en las redes sociales con el hashtag #COVIDconsensus.

 

Las recomendaciones prioritarias establecidas por el Grupo de Consenso de Nature COVID-19 (noviembre de 2022).

 

La cobertura del artículo también revela mucho sobre las creencias actuales que la sociedad tiene de la COVID-19. En un artículo de opinión publicado en STAT News cuando se publicó nuestro estudio, señalamos que algunos líderes políticos, como el presidente estadounidense Joe Biden, habían declarado que la pandemia había terminado. Declaraciones como estas han desencadenado un falso optimismo de que la COVID-19 no supone o no supondrá más riesgos para las personas y los sistemas sanitarios. Sin embargo, cuando las comunidades relajan las medidas preventivas y de protección, la amenaza para la salud pública se vuelve aún más real.

 

En primer lugar, el virus sigue circulando y la posibilidad de que aparezcan nuevas variantes preocupantes y un aumento concomitante de la carga de salud humana es alta. En este momento, millones de personas siguen infectándose. Muchas son hospitalizadas y muchas mueren cada día. Con la llegada del invierno en el hemisferio norte, la gente se queda en casa y se arriesga a los peligros de la mala ventilación. A esto se suma el hecho de que la COVID persistente continúa siendo una enfermedad muy prevalente, infradiagnosticada y sin cura. Si se producen más infecciones y continúa este círculo vicioso, puede haber repercusiones a largo plazo.

Tal vez los renovados debates que nuestro artículo ya ha desencadenado contribuyan a cambios positivos en la percepción y la acción. Ya hemos visto a personas de todos los ámbitos (ciudadanía local, academia, funcionariado del Gobierno y líderes institucionales) enfatizar en las redes sociales su creencia de que la COVID-19 todavía está muy presente entre nosotros, y muy poco resuelta. Esperamos que el interés actual por nuestro artículo pueda indicar un compromiso renovado para llevar la COVID-19 a un final real y duradero.

Cuando iniciamos este estudio a gran escala en julio de 2021 teníamos tres objetivos:

  • Alinear las declaraciones clave sobre la naturaleza de la amenaza para la salud pública que presenta la COVID-19;
  • Establecer las recomendaciones clave que cada país, incluidos los miembros de la industria, debe incluir en sus planes de respuesta a la pandemia, y aplicarlas según sea necesario;
  • Demostrar a los y las líderes mundiales que es posible una colaboración internacional transparente en este complejo campo.

El estudio fue el resultado del arduo y comprometido trabajo de 386 expertos y expertas multidisciplinarios de 112 países y territorios

Hay que tener en cuenta que han pasado menos de dos semanas desde el lanzamiento en línea de este artículo. El interés de nuestros colegas científicos y otras partes interesadas de todo el mundo es evidente. La cuestión ahora es si podemos trabajar juntos para convencer a los y las líderes políticos y a los y las responsables de las políticas mundiales y nacionales de que traduzcan estas recomendaciones en acciones relevantes.

 

 

¿Tienes curiosidad por leer el estudio completo y acceder a los recursos más relevantes? Haz clic en los enlaces.