Análisis y Desarrollo Global

El zika tendrá un impacto a largo plazo y afectará sobre todo a los más pobres de Latinoamérica y el Caribe

El PNUD presenta un informe sobre el impacto socioeconómico del virus del Zika, realizado con la colaboración de ISGlobal

06.04.2017
Foto: ®Bruno Abarca

El jueves 6 de abril, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) presentó en su sede de Nueva York el nuevo informe "Impacto socioeconómico del virus del Zika en América Latina y el Caribe: Brasil, Colombia y Surinam como estudios de caso", realizado en asociación con la Federación Internacional de Sociedades de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja, y con la colaboración del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) y la John Hopkins University.  El informe estima que, en los tres años que se prevé durará la actual epidemia (2015—2017), el coste oscila entre 7.000 y 18.000 millones de dólares para toda la región. “El coste social y económico del zika es considerable, y podría contribuir a aumentar las desigualdades en la región” destaca el director de Análisis de ISGlobal Gonzalo Fanjul, quien representó a la institución en el evento.

Durante estos tres años, una gran parte del coste económico estimado se debe a la reducción de los ingresos por el turismo internacional, especialmente en el Caribe. A largo plazo, se debe sobre todo a los costes directos e indirectos asociados a la microcefalia y otros defectos neurológicos en bebés de madres infectadas con el virus durante el embarazo.

“El impacto no se distribuye de manera homogénea” señala Oriana Ramírez, coordinadora de análisis de políticas en ISGlobal y coordinadora de este estudio. Es mayor en los países de menos ingresos como Haití o Belice, y en las poblaciones vulnerables dentro de cada país (familias pobres, comunidades rurales, etc). Las mujeres son las más afectadas por la epidemia: por un lado, hay más mujeres infectadas que hombres (esto podría deberse a que se diagnostican más o que están más expuestas al mosquito o que el virus también se transmite por vía sexual). Por el otro lado, en la mayor parte de los casos son ellas las que se ven obligadas a dejar de trabajar para cuidar de los niños afectados. A esto se une el limitado acceso a derechos y servicios de salud sexual y reproductiva en la región.

“Las consecuencias de la epidemia a largo plazo amenazan décadas de desarrollo social y ganancias en materia de salud que habían sido duramente alcanzadas, ralentizando el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible", explica Jessica Faieta, Subsecretaria-General de las Naciones Unidas y Directora del PNUD para América Latina y el Caribe.

El informe concluye que las estrategias de preparación y respuesta deben reforzarse a nivel nacional y regional, y deben involucrar a las comunidades. Proporciona una lista de seis recomendaciones, incluyendo el control integral del mosquito que transmite el zika (y que también transmite la fiebre amarilla, el dengue y el chikungunya), el fortalecimiento del sistema de salud y de esquemas de protección social que ayuden a mitigar el impacto social y económico en las familias más afectadas, y la promoción de la igualdad de género y la salud sexual y reproductiva.

El estudio fue realizado por un equipo coordinado por Oriana Ramírez-Rubio (ISGlobal) y Mario Macís (JHU), y compuesto por Emilia Simeonova (JHU), Adelaida Sarukhan, Bruno Abarca, Pablo M. de Salazar, Leire Pajín Iraola, y Gonzalo Fanjul (ISGlobal). Dicho equipo fue el encargado de revisar literatura, preparar los protocolos del estudio, entrevistar a los informadores clave, las comunidades afectadas y las familias de los países seleccionados,  analizar las entrevistas,  desarrollar modelos de impacto macroeconómico y  redactar los informes preliminares.

 

Más información

Informe "Impacto socioeconómico del virus del Zika en América Latina y el Caribe: Brasil, Colombia y Surinam como estudios de caso"