Investigación, Maternal, Child and Reproductive Health

ISGlobal contribuye a definir la hoja de ruta para la inmunización materna contra el virus respiratorio sincitial

El informe identifica las lagunas de conocimiento existentes y propone un plan de acción para que la introducción de la vacuna en un futuro próximo sea un éxito

28.01.2019
Foto: PATH/Cong Nguyen Phu

La primera vacuna materna para prevenir la infección por el virus respiratorio sincitial (VRS) en bebés ya tiene una hoja de ruta que guíe su introducción a nivel global. ISGlobal, centro impulsado por “la Caixa”, ha participado en la elaboración del informe, desarrollado por el grupo “Advancing Maternal Immunization” (AMI), coordinado por PATH y la Organización Mundial de la Salud (OMS).

A lo largo de más de un año, más de 60 expertos de 25 organizaciones incluyendo ISGlobal y 14 países hicieron un análisis de lagunas y acción en torno al VRS, una de las causas más comunes de infecciones respiratorias en neonatos y los primeros meses de vida. El análisis abordó cuatro áreas: la carga e impacto de la infección por VRS, las características de la vacuna (que se espera será aprobada el año próximo), aspectos económicos de su desarrollo e implementación, y los relacionados con la administración e integración en el sistema de salud, área en la que ISGlobal participó de manera importante.

A partir de este análisis, los grupos de trabajo definieron una hoja de ruta- una serie de acciones necesarias para garantizar tres objetivos: i) la disponibilidad de una vacuna segura, efectiva y asequible; 2) la toma de decisiones basadas en evidencia para su implementación; y 3) sistemas y servicios que ofrezcan una distribución rutinaria, eficiente y equitativa de la vacuna.

“Esta vacuna es considerada primera en su clase”, explica Teresa Aguado, asesora senior de ISGlobal quien formó parte del grupo de expertos; “será la primera vacuna aprobada para administración exclusiva en embarazadas, la primera vacuna contra el VRS, y una vacuna donde el objetivo es introducirla en países de baja renta lo antes posible tras su introducción en países de renta alta”.

El VRS causa 1,4 millones de hospitalizaciones infantiles cada año y unas 120.000 muertes en niños y niñas menores de cinco años, particularmente en países de renta baja. “En Mozambique, un 11% de niños o niñas que ingresan en el hospital por neumonía tiene una infección por VRS, y la mortalidad intrahospitalaria es elevada,” señala Azucena Bardají, investigadora de la iniciativa de Salud Materna, Infantil y Reproductiva de ISGlobal, quien también formó parte del grupo de expertos.

La inmunización de mujeres embarazadas es una estrategia muy eficaz para proteger a los bebés en los primeros meses de vida, cuando todavía no pueden recibir muchas vacunas de rutina y por tanto son más vulnerables a determinadas infecciones. En muchos países, la inmunización materna se recomienda e implementa de manera rutinaria contra enfermedades como el tétanos, la gripe (influenza) y la tos ferina. “La hoja de ruta establecida para la inmunización materna contra el VRS ayudará a adaptar la estrategia a cada contexto y país, y a preparar el camino para otras vacunas maternas futuras,” explica en su post la directora de AMI, Jessica Fleming.