ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

Ciertos anticuerpos dirigidos contra un azúcar están asociados con la protección frente a la malaria

Ciertos anticuerpos dirigidos contra un azúcar están asociados con la protección frente a la malaria

Un estudio usa una nueva técnica para analizar niveles y tipos de anticuerpos contra un carbohidrato expresado por una multitud de organismos

Adapted from Aguilar R et al.

Cierto tipo de anticuerpos dirigidos contra alfa-Gal- un carbohidrato expresado por el parásito de la malaria y muchos otros organismos- podrían proteger contra la malaria, según indica un nuevo estudio liderado por ISGlobal, centro impulsado por la Fundación Bancaria "la Caixa".  Los resultados, publicados en Scientific Reports, sugieren que la alfa-Gal es un candidato interesante para incluir en futuras vacunas contra la malaria y otras enfermedades infecciosas. 

La magnitud y tipo de respuesta inmune contra el parásito de la malaria juega un papel determinante en el control de la enfermedad. Hasta ahora, la mayoría de los estudios se han centrado en analizar la respuesta dirigida contra las proteínas del parásito. Sin embargo, los azúcares (o glicanos) presentes en la superficie del parásito también pueden inducir una respuesta inmune.

Un glicano que resulta particularmente interesante es alfa-Gal: lo expresan prácticamente todos los organismos de la escala evolutiva, desde bacterias comensales de nuestra microbiota, bacterias patógenas como Salmonella, parásitos protozoarios como P. falciparum (causante de la malaria) o mamíferos como las vacas. Está ausente solo en humanos, simios y monos del viejo mundo, por lo que generamos una respuesta inmune contra el mismo.  Estudios recientes sugieren que algunos anticuerpos contra alfa-Gal podrían proteger contra la malaria.

En este estudio, los equipos de Luis Izquierdo y Carlota Dobaño, investigadores de ISGlobal, unieron fuerzas para analizar la magnitud y tipo de anticuerpos contra alfa-Gal en niños y niñas de Mozambique (zona de baja transmisión de la malaria) y Ghana (zona de alta transmisión). Usaron una técnica, recientemente desarrollada por el grupo de Dobaño, que ha permitido evaluar por primera vez distintas subclases de anticuerpos contra éste y otros antígenos de malaria en una sola reacción y a partir de una gota de sangre.

La importancia de este estudio es que proporciona nueva información sobre una respuesta (anti alfa-Gal) que podría jugar un papel en la protección contra varias enfermedades infecciosas, no solo la malaria”, explica Dobaño.

Los resultados muestran que los niveles de los diferentes anticuerpos anti a-Gal varían según la edad, y son más elevados en zonas de menor transmisión de malaria. Se observa un aumento significativo de anticuerpos alfa-Gal tipo IgM en los primeros meses de vida, mientras que los anticuerpos de tipo IgG incrementan un poco más tarde. De manera importante, se observó una asociación entre anticuerpos IgM y protección contra la malaria clínica, especialmente en los primeros meses de vida, mientras que la IgG total se asoció con mayor riesgo.  

“Sería interesante poder describir en profundidad el alfa-Gal que expresa el parásito y confirmar la posible asociación entre determinadas subclases de IgG y protección,” comenta Izquierdo. “En todo caso, estos resultados confirman que alfa-Gal podría ser una molécula interesante para ser considerada en futuras vacunas contra la malaria”, añade.  

Referencia

Aguilar R, Ubillos I, Vidal M, et al. Antibody responses to α-Gal in African children vary with age and site and are associated with malaria protection. Scientific Reports, 2018. 8:9999. DOI:10.1038/s41598-018-28325-w

id=6560349
id=5115787
id=2988801