ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

Banner blog Health Is Global

Un espacio abierto a todas aquellas ideas que persigan un acceso equitativo a la salud. En todo el mundo.

A Year in Global Health

Un año en salud global

Este ha sido un año movido en términos de salud global. También lo ha sido para nuestro instituto, que empieza una nueva etapa con la integración del CREAL y la incorporación de la investigación sobre enfermedades no transmisibles y medio ambiente.

El virus del Zika [...] se extendió en menos de un año desde Brasil hasta EEUU

La globalización creciente de patógenos emergentes condujo a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declarar en febrero, por la cuarta vez en toda la historia de la organización, una emergencia de salud pública de interés internacional.

Zika: una emergencia global

Se trata del primer virus transmitido por mosquito que también se puede transmitir por vía sexual

Esta vez la razón de dicha emergencia –y el centro de atención mediática– fue el virus del Zika que, gracias a la amplia distribución del vector Aedes aegypti en el continente americano, se extendió en menos de un año desde Brasil hasta EEUU. El zika provoca síntomas menos graves que el chikunguña o el dengue en la gran mayoría de los adultos, pero a diferencia de éstos, es capaz de infectar al feto y provocar un rango de malformaciones neurológicas (incluyendo microcefalia) en el mismo.

La OMS ya levantó el estado de emergencia, clasificándolo como otro virus que ha llegado para quedarse

Además, se trata del primer virus transmitido por mosquito que también se puede transmitir por vía sexual. Aunque la OMS ya levantó el estado de emergencia, clasificándolo como otro virus que ha llegado para quedarse, el impacto social y económico de la epidemia es considerable, particularmente para las poblaciones más vulnerables (más de 2.300 bebés con síndrome congénito por zika hasta ahora, la mayoría de ellos en zonas pobres del noreste de Brasil), y subraya la necesidad de una respuesta coordinada en materia de control vectorial, desarrollo de vacunas y tratamientos, y acceso a salud reproductiva.

Fiebre amarilla: una bomba de tiempo

Se confirmaron en marzo los primeros casos en la historia de fiebre amarilla en Asia

Mientras todos los ojos estaban puestos sobre el zika, el planeta estuvo muy cerca de sufrir un desastre aún mayor. A raíz de una epidemia de fiebre amarilla en Angola (que después se extendió a la RDC), se confirmaron en marzo los primeros casos en la historia de fiebre amarilla en Asia (importados a China desde Angola) y, con ello, surgió la amenaza de una epidemia a gran escala en dicho continente, donde el vector está ampliamente distribuido y donde la población no tiene inmunidad natural contra el virus.

La producción limitada de vacunas contra la fiebre amarilla es un problema

De haber ocurrido, no hubiera habido suficientes vacunas para proteger a las poblaciones en grandes urbes. Afortunadamente, gracias a la campaña de vacunación masiva en Angola y RDC, liderada por la OMS y la alianza GAVI, se logró controlar el brote a tiempo. Sin embargo, la producción limitada de vacunas contra la fiebre amarilla es un problema que sigue sin solución.

MERS: otro patógeno que salta fronteras

Otro patógeno infeccioso que volvió a mostrar este año su capacidad de viajar fue el MERS Coronavirus (actualmente limitado a Oriente Medio), con un caso importado en Tailandia en julio y otro en Austria en septiembre. Afortunadamente, la detección rápida y las medidas de aislamiento evitaron contagios locales (en 2015, un caso importado de MERS en Corea del Sur generó un brote local con 186 personas infectadas).

Resistencia antimicrobiana: hora de reaccionar

Sólo en tres ocasiones anteriores la organización había debatido un tema de salud en una asamblea general

En materia de enfermedades infecciosas reemergentes, un hito importante fue la reunión cumbre de las Naciones Unidas sobre la resistencia antimicrobiana, que se llevó a cabo en septiembre. Sólo en tres ocasiones anteriores (VIH, enfermedades no transmisibles y ébola) la organización había debatido un tema de salud en una asamblea general. Por primera vez, los estados miembro reconocieron la gravedad del problema y firmaron un compromiso para aumentar la sensibilización del público en torno al tema, aumentar la vigilancia de organismos resistentes, mejorar la higiene para reducir la incidencia de los mismos, promover un mejor manejo de antibióticos en humanos y animales, y aumentar la inversión en nuevos antibióticos, diagnósticos y vacunas –temas en los que trabajamos activamente desde la Iniciativa de Resistencia Antimicrobiana.

La Nueva Agenda Urbana

Otro evento importante de las Naciones Unidas fue la Conferencia sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible (Habitat III), en octubre. En ella, la OMS presentó un informe (en cuya elaboración participó ISGlobal) que pone de manifiesto la relación entre salud — particularmente enfermedades no transmisibles— y urbanismo, y a raíz del cual la nueva agenda urbana incorporó la salud como criterio transversal para el desarrollo urbano sostenible.

Lecciones de Chernóbil y Fukushima

Este año también se celebraron los aniversarios de dos catástrofes con gran impacto sobre la salud. Abril marcó los 30 años del peor accidente civil nuclear, Chernóbil, cuya principal consecuencia en salud fue el aumento significativo de cáncer de tiroides en niños y adolescentes expuestos, así como el impacto en salud mental en la población expuesta.

La agenda 2016-2030 extiende y amplía los objetivos del milenio

En marzo también se cumplieron 5 años del accidente nuclear de Fukushima, consecuencia de un terremoto y un tsunami. La cantidad de radioactividad liberada fue 5-10 veces menor que en Chernóbil, y el principal problema ha sido el impacto psicosocial sobre los más de 150.000 evacuados. De aquí la importancia de un proyecto europeo, liderado por ISGlobal, para formular recomendaciones que respondan a las necesidades de las poblaciones afectadas en caso de futuros accidentes nucleares, sin crear ansiedad innecesaria.

El año de los ODS

La vacuna RTS,S, que recibió financiación este año para ser evaluada a gran escala en África, puede ser un gran aliado

Por último, pero no por ello menos importante, 2016 fue el año del lanzamiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, bajo el lema “no dejar a nadie atrás”. La agenda 2016-2030 extiende y amplía los objetivos del milenio. Por una parte, busca seguir en la lucha contra enfermedades infecciosas como la malaria (para ello, la vacuna RTS,S, que recibió financiación este año para ser evaluada a gran escala en África, puede ser un gran aliado), la reducción en la mortalidad infantil (cuyas causas pueden conocerse mejor gracias a una técnica de autopsia mínimamente invasiva que hemos desarrollado) y la mejora de la salud materna (tema aún marcado por grandes desigualdades, según un informe del Banco Mundial en el que hemos participado).

La nueva agenda del desarrollo también busca ampliar la lucha a las enfermedades no transmisibles, que resultan principalmente de un estilo de vida poco saludable y de exposiciones ambientales como la contaminación atmosférica, y de las cuales la mayoría de muertes ocurre en países de medios y bajos recursos. Finalmente, la agenda 2030 incluye objetivos que tienen un impacto directo sobre la salud, como la reducción de las desigualdades, el acceso al agua potable, la acción contra el cambio climático y la paz. Y hablando de paz, no debemos olvidar a los miles de personas que este año se vieron obligados a huir del conflicto sirio y que viven en condiciones sanitarias extremadamente precarias.

Una razón más para promover un enfoque interdisciplinar que integre la salud de los humanos, de los animales y del medio ambiente

Cierto, la agenda 2030 es muy ambiciosa, con el riesgo de que muchas de las metas queden en papel mojado. Sin embargo, es una razón más para promover un enfoque interdisciplinar que integre la salud de los humanos, de los animales y del medio ambiente –la manera más eficaz de proteger millones de vidas en los años que vienen. Si bien implementada, cada año habrá menos que lamentar y más que celebrar en este post de fin de año.



Nota: Las personas que integran ISGlobal persiguen ideas innovadoras con total independencia. Las opiniones expresadas en este blog son, por tanto, a título personal y no necesariamente reflejan el posicionamiento institucional.

Adelaida Sarukhan

Redactora científica

Lo más leído

Últimos posts