ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

Banner blog Health Is Global

Un espacio abierto a todas aquellas ideas que persigan un acceso equitativo a la salud. En todo el mundo.

Paraguay, ¡libre de malaria!

Paraguay, ¡libre de malaria!

La certificación -por primera vez en 45 años- de que un país latinoamericano ha conseguido eliminar la malaria nos da motivos para celebrar, pese a que la situación que atraviesa la lucha contra esta enfermedad a nivel mundial es muy preocupante

Paraguay acaba de recibir la certificación de que su territorio está completamente libre de malaria

Paraguay acaba de recibir la certificación de que su territorio está completamente libre de malaria. Así lo ha anunciado la Organización Mundial de la Salud (OMS) durante una reunión de los 21 países que, según su criterio, reúnen las condiciones necesarias para eliminar la malaria antes del año 2020. Una buena noticia, sin duda, que insuflará ánimos a los países que han emprendido también el largo y laborioso camino hacia la eliminación de esta enfermedad.

Pozo Colorado (Paraguay). Autor: Arcadiuš.

El último país en conseguirlo dentro del continente americano había sido Cuba, que recibió su certificación en 1973

Los motivos para celebrar son muchos, empezando porque un país pequeño y que se cuenta entre los más pobres de América Latina ha conseguido liberarse de una de las enfermedades más complejas y mortíferas que hay sobre la tierra. El último país en conseguirlo dentro del continente americano había sido Cuba, que recibió su certificación en 1973.  

Entre los alrededor de 80.000 casos de malaria que había en Paraguay a mediados del siglo pasado y el 0 sostenido desde el año 2012, media una estrategia que ha privilegiado la integración de la lucha contra la malaria en el sistema general de salud y la gratuidad de los servicios sanitarios, independientemente de la nacionalidad o la situación legal de los pacientes.

Según ha resaltado la OMS, la participación de las comunidades afectadas y la capacitación del personal médico de atención primaria han sido también elementos clave para extender las medidas preventivas, identificar todos los casos sospechosos, y diagnosticar y dar un tratamiento temprano a las últimas infecciones por malaria, interrumpiendo la transmisión de manera definitiva. La voluntad política -traducida en recursos suficientes-, y el apoyo constante de la OMS y de su oficina regional en América, la Organización Panamericana de la Salud, terminaron de completar esta exitosa combinación.

Pozo Colorado (Paraguay). Autor: Arcadiuš.

Pero no todo son buenas noticias (...). Entre los 21 países con potencial para eliminar la malaria, hay ocho que han visto aumentar el número de casos

Pero no todo son buenas noticias. Mientras que Paraguay ha llegado a la meta (una meta que, sin embargo, implica también que se mantengan los esfuerzos para detectar los casos importados y evitar que se restablezca la transmisión en el futuro), en muchos otros países la situación está empeorando.  Entre los 21 países con potencial para eliminar la malaria, por ejemplo, hay ocho que han visto aumentar el número de casos. Y en los países con mayor incidencia, donde los casos y las muertes por malaria se cuentan por miles, la situación es muy preocupante.

La publicación del Informe Mundial de la Malaria en diciembre de 2017 hizo saltar todas las alarmas, al reflejar un aumento de cinco millones en el número de casos de malaria en tan solo un año. ¿Los motivos? La aparición de resistencias a los antimaláricos (por parte del parásito que causa esta enfermedad) y a los insecticidas (por parte del mosquito que la transmite), además de la falta de financiación para la prevención, el diagnóstico y el tratamiento.

Pozo Colorado (Paraguay). Autor: Arcadiuš.

Solo 15 países -14 en África subsahariana- concentran el 80% de los 216 millones de casos y 445.000 muertes por malaria en 2016

No es el momento para bajar la guardia ante una enfermedad que ya ha atravesado ciclos similares en los que a periodos de grandes avances han sucedido epidemias devastadoras. La situación es seria, sobre todo en países como Nigeria, Venezuela, Yemen o Sudán del Sur, donde las condiciones políticas y económicas han favorecido un aumento exagerado en la incidencia de la malaria en los últimos años. En conjunto, solo 15 países (14 de ellos en el África subsahariana), concentran el 80% de los 216 millones de casos y 445.000 muertes por malaria que se calcula que ocurrieron en el año 2016 (el último para el que hay datos oficiales). Y no contamos con herramientas alternativas para sustituir a las actuales en caso de que éstas dejen de resultar efectivas.

El éxito de Paraguay amerita un alto en el camino para felicitarnos como comunidad y convencernos de que eliminar la malaria es, en verdad, un objetivo alcanzable

Lejos de toda exageración, los logros extraordinarios que se han alcanzado desde el año 2000 corren grave peligro. Pero a pesar de la urgencia de la situación, el éxito de Paraguay amerita un alto en el camino para felicitarnos como comunidad y convencernos de que eliminar la malaria es, en verdad, un objetivo alcanzable. Este mismo año se prevé que la OMS certifique también a Argentina y Uzbequistán, y si las tendencias actuales se mantienen, le seguirán Argelia, China, El Salvador y esperemos que muchos otros más. Paremos, pues, y aplaudamos, antes de seguir trabajando.



Nota: Las personas que integran ISGlobal persiguen ideas innovadoras con total independencia. Las opiniones expresadas en este blog son, por tanto, a título personal y no necesariamente reflejan el posicionamiento institucional.

Matiana González

Coordinadora de la Iniciativa para la Eliminación de la malaria

Lo más leído