Hepatitis C: un problema de salud pública no solo para España

Hepatitis C: un problema de salud pública no solo para España

30.3.2015

El anuncio del Plan Estratégico para el Abordaje de Hepatitis C por parte del Ministro de Sanidad ha dado esperanzas a unos pacientes que hace mucho tiempo que luchan por recibir los nuevos tratamientos orales antihepatitis con altas tasas de curabilidad que, sin embargo, no están al alcance de los bolsillos de la mayoría de los afectados por el virus debido a su alto precio de comercialización. Según el Ministerio de Sanidad, en España se tratará a todos los enfermos diagnosticados en las fases más avanzadas. Si bien no se ha especificado el precio negociado con las compañías farmacéuticas, el gobierno estima que la compra de estos medicamentos representará un gasto global de 727 millones de euros.

La alentadora noticia no ha llegado sin discrepancias, como se pudo debatir en la Jornada de Hepatitis C que organizó el Consejo General de Colegios Oficiales de Médicos de España el pasado 6 de Marzo en la que participaron representantes de los distintos partidos políticos, médicos y pacientes afectados. En ella, el compromiso del partido del gobierno de que los tratamientos lleguen de manera inmediata a los pacientes contrastó con la opinión de la oposición, que criticó la dudosa estrategia de financiación de estos medicamentos a cargo de las comunidades autónomas o la ausencia durante las negociaciones de organismos expertos en planificación sanitaria, como son las organizaciones de salud pública y atención primaria.

El caso de la hepatitis C no solamente representa un problema de salud pública en España, ya que se estima que en el mundo hay 185 millones de personas infectadas, muchas de las cuales no están diagnosticadas, resultando en 350.000 muertes al año. Mientras los países ricos tratan de negociar con las grandes farmacéuticas el precio del medicamento a nivel nacional, la mayoría de los países de renta baja o media, donde la infección es muy prevalente, siguen luchando para conseguir el tratamiento antiguo a bajo precio. Aunque se trata de un tratamiento poco tolerable, con efectos secundarios, y con unas tasas de curabilidad mediocres, esta es la combinación que actualmente cura a miles de pacientes infectados con el virus en los países con pocos recursos.

En el estudio Strategies to Increase Access to Hepatitis C Treatment, centrado en analizar la situación del acceso al tratamiento para hepatitis C a partir de tres países de Europa del Este, terminaba con las recomendaciones de apostar por la movilización de la sociedad civil con el objetivo de aumentar el compromiso político y globalizar el problema. Medio año más tarde, la hepatitis C es noticia, esperemos no solo que el gobierno cumpla con su palabra y los pacientes españoles puedan ser tratados sino que, por extensión e independientemente del país de residencia, todos los enfermos puedan acceder al mejor tratamiento disponible lo antes posible.

 

 

[Anna Cusí presentó el estudio Strategies to Increase Access to Hepatitis C Treatment: A Question of Price or Public Health? como proyecto final del Máster en Salud Global ISGlobal-UB. El trabajo ha sido ahora publicado por el departamento de Análisis y Desarrollo Global de ISGlobal]