Investigación, Salud Materna, Infantil y Reproductiva

Un estudio demuestra que el tratamiento preventivo intermitente en niños también es efectivo fuera de África

La revista PLoS Medicine publica los resultados de un ensayo liderado por un investigador de CRESIB en Papúa Nueva Guinea

27.03.2012

El tratamiento preventivo intermitente en niños (IPTi), que consiste en la administración de un fármaco antimalárico en momentos predetermidados coincidiendo con las visitas para la vacunacion, ha demostrado ser una estrategia efectiva para prevenir el paludismo y la anemia en el África subsahariana pero, hasta la fecha, no se disponía de datos que avalaran su uso en otras áreas. Un estudio liderado por un investigador de CRESIB, el centro de investigación de ISGlobal, prueba, por primera vez, la seguridad y la eficacia de este tratamiento fuera de África para los dos parásitos más comunes de la malaria, Plasmodium falciparum y Plasmodium vivax

El estudio publicado por la revista PLoS Medicine es el primer ensayo que se ha llevado a cabo en una región endémica no africana, en Papúa Nueva Guinea, con presencia de los dos principales parásitos causantes de la malaria. Los ensayos realizados entre junio de 2006 y junio de 2010 en la provincia de Madang, en la costa norte de Papúa Nueva Guinea, han demostrado que el IPTi reduce en un 30% los casos de malaria y que protege a los niños hasta al menos seis semanas después de finalizar el tratamiento, por lo que no impide el desarrollo de la inmunidad natural adquirida que protege contra el parásito.  

Ivo Mueller, investigador de CRESIB y del Walter and Eliza Hall Institute que ha liderado el estudio en Papúa Nueva Guinea destaca que "la aceptabilidad del IPTi en áreas donde la carga de la malaria Plasmodium vivax es alta es un primer paso para conseguir la adopción e integración de esta estrategia en los programas de salud nacionales. Si bien los resultados procedentes del estudio de CRESIB en África indican que el IPTi es una intervención altamente coste-efectiva, incluso a niveles moderados de la transmisión, es necesaria una evaluación de coste-efectividad en los países no africanos para que la OMS pueda recomendar su inclusión en los programas de salud de estos países". 

Más información

Nota de prensa completa

Artículo en PLoS Medicine