Investigación

El riesgo genético de sufrir TDAH se manifiesta en la estructura del cerebro durante la infancia

Las variantes genéticas relacionadas con la inteligencia o el número de años de escolarización se asocian con un volumen total del cerebro más grande

24.01.2019

A pesar de la existencia de estudios mayoritariamente centrados en población adulta, la cuestión de si el riesgo genético de desarrollar determinados trastornos psiquiátricos o rasgos cognitivos se manifiesta en la morfología del cerebro desde la infancia es una incógnita sobre la que existen pocas evidencias científicas. Ahora, un estudio liderado por una investigadora del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por ”la Caixa”, aporta nuevos resultados al respecto con una amplia muestra pediátrica.

La investigación, publicada en Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry , ha contado con 1.139 niños y niñas de 10 años pertenecientes a la cohorte holandesa Generation R Study. Partiendo de datos genéticos, se calculó la susceptibilidad de cada participante frente a cinco trastornos psiquiátricos y dos rasgos cognitivos por medio de puntuaciones de riesgo poligénico. Estas puntuaciones se basan en los resultados más recientes de estudios de asociación genómica realizados en muestras que incluyen a miles de participantes. Cruzando estas puntuaciones de riesgo poligénico con imágenes del cerebro realizadas mediante resonancia magnética, se observó que los niños y niñas con variantes genéticas relacionadas con la inteligencia o el número de años de escolarización tendían a presentar un volumen total del cerebro más grande.

Así mismo, los y las participantes con variantes genéticas relacionadas con mayor riesgo de Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad (TDAH) presentaban un volumen más reducido del núcleo caudado, una de las estructuras que integran el cerebro. “Este hallazgo es significativo porque, si bien la asociación entre TDAH y núcleo caudado más reducido ya se considera una evidencia consistente, aún se desconocen los mecanismos implicados. Nuestros resultados sugieren que las variantes genéticas relacionadas con el TDAH podrían explicar esta asociación”, detalla Sílvia Alemany, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio.

En el caso de los niños, pero no en el de las niñas, se identificó que estas diferencias morfológicas a nivel del núcleo caudado podrían explicar parte de la asociación entre riesgo genético de sufrir TDAH y problemas de atención. “El TDAH es más prevalente entre los niños que entre las niñas y todavía se investiga el porqué. Nuestros resultados sugieren que las variantes genéticas asociadas a este trastorno podrían actuar de forma diferente en el cerebro de niños que en el de las niñas ”, explica Sílvia Alemany.

Los trastornos psiquiátricos para los que se evaluó el riesgo poligénico son TDAH, trastorno del espectro autista, esquizofrenia, trastorno bipolar y depresión mayor. De todos ellos, el único en que se dieron asociaciones significativas con el volumen de alguna región cerebral fue el TDAH.

“Este estudio se ha realizado con datos recogidos en un momento puntual de la vida de sus participantes. Ahora se debería llevar a cabo una nueva investigación tomando más medidas de la morfología del cerebro repartidas en el tiempo para determinar si el riesgo poligénico de manifestar trastornos psiquiátricos o rasgos cognitivos se relaciona con cambios en las trayectorias de desarrollo”, advierte Sílvia Alemany.

Referencia

Silvia Alemany, Philip R. Jansen, Ryan L. Muetzel, Natália Marques, Hanan El Marroun, Vincent W.V. Jaddoe, Tinca J.C. Polderman, Henning Tiemeier, Danielle Posthuma, Tonya White. Common Polygenic Variations for Psychiatric Disorders and Cognition in Relation to Brain Morphology in the General Pediatric Population. Journal of the American Academy of Child & Adolescent Psychiatry DOI: https://doi.org/10.1016/j.jaac.2018.09.443