Investigación, Eliminación de la malaria

Un estudio sienta las bases para identificar biomarcadores de infecciones latentes de malaria vivax

Gracias a un modelo en ratones, el equipo investigador caracterizó el perfil de proteínas contenidas en pequeñas vesículas secretadas por células del hígado, donde se esconde la forma latente del parásito

07.11.2022
Foto: Lopez-Gualdron et al. 2022

Un nuevo estudio liderado por ISGlobal e IGTP utiliza un modelo de ratón con células de hígado humano para caracterizar proteínas asociadas a la forma latente del parásito de la malaria, Plasmodium vivax. Los hallazgos sientan las bases para identificar biomarcadores de infecciones latentes de malaria vivax y avanzar hacia la eliminación de la enfermedad.  

Plasmodium vivax es el parásito de la malaria más extendido fuera de África. Hay unos 7 millones de casos de malaria vivax al año, y 2,5 millones de personas en el mundo viven en riesgo de contraer el parásito. No es tan letal como P. falciparum (endémico de África) pero, a diferencia de éste, P. vivax puede adoptar una forma latente (hipnozoito) que se esconde en el hígado y que se reactiva meses o años después, causando recaídas. De hecho, estos episodios recurrentes son responsables del 90% de casos de malaria vivax, y suponen uno de los principales obstáculos para la eliminación de la enfermedad.

“Los hipnozoitos son clínicamente invisibles y a día de hoy no tenemos marcadores para detectar su presencia,” comenta Hernando del Portillo, investigador ICREA en ISGlobal y el IGTP, y coordinador del estudio.

Usando un modelo de ratones trasplantados con células de hígado humanas e infectados con P. vivax, el equipo liderado por del Portillo ya había demostrado la presencia en sangre de pequeñas vesículas (exosomas) secretadas por las células humanas, que contenían proteínas del parásito y que podrían servir como marcador de infecciones latentes. “Sin embargo, no lográbamos distinguir biomarcadores específicos de los hipnozoítos porque también teníamos otra forma del parásito que se replica activamente (esquizontes),” explica del Portillo. En este nuevo estudio, el equipo investigador utilizó un fármaco experimental (MMV048) que elimina totalmente los esquizontes, lo cual les permite obtener exosomas de hígado humano infectado exclusivamente con hipnozoítos

Comparando las proteínas en los exosomas de ratones no tratados, tratados con MMV048, o tratados con un fármaco que elimina toda forma parasitaria, el equipo identificó una proteína parasitaria exclusiva de los hipnozoítos. “Aún no se conoce la función de dicha proteína en P. vivax, pero ahora necesitamos realizar más estudios para saber si representa un biomarcador potencial de infecciones latentes,” explica Melisa Gualdrón-López, primera autora del estudio. El análisis también identificó varias proteínas humanas en los exosomas de ratones infectados, pero ninguna era exclusiva de infecciones con hipnozoitos. Los hallazgos también indican que, a diferencia de los esquizontes, los hipnozoítos son inmunológicamente silenciosos; es decir, no inducen una respuesta inflamatoria por parte de las células infectadas.

“El modelo animal utilizado en este estudio sienta las bases para identificar posibles biomarcadores de infecciones por hipnozoitos, y más generalmente, para descubrir propiedades biológicas de infecciones hepáticas en humanos,” señala del Portillo.

Referencia

Gualdrón-López M, Díaz Varela M, Zanghi G, et al. Mass Spectrometry Identification of Biomarkers in Extracellular Vesicles From Plasmodium vivax Liver Hypnozoite Infections. MCP. 2022. https://doi.org/10.1016/j.mcpro.2022.100406