ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

Jordi Sunyer: “La contaminación sitúa en clara desventaja el cerebro de las nuevas generaciones"

Jordi Sunyer: “La contaminación sitúa en clara desventaja el cerebro de las nuevas generaciones

Entrevista en Facebook Live al jefe del programa de Salud Infantil de ISGlobal

Jordi Sunyer es el jefe del programa de Salud Infantil de ISGlobal y catedrático de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universitat Pompeu Fabra (UPF), cuenta con más de 600 artículos científicos publicados y sus trabajos han sido citados 20.000 veces. Pau Rubio, coordinador de comunicación de ISGlobal Campus Mar, ha tenido la oportunidad de conversar con él en una entrevista hecha en Facebook Live que resumimos a continuación:

La variación cotidiana de la exposición a la contaminación atmosférica está relacionada directamente con la capacidad de atención de los niños

Se acaba de publicar un estudio que has liderado que analiza los efectos de la contaminación del aire en la capacidad de atención de los niños a corto plazo. ¿Cuáles son las principales conclusiones?
Nos hemos hecho la pregunta: ¿si hoy hay más contaminación, los niños expuestos tendrán menos atención? Es la primera vez que lo testamos en humanos y hemos visto que, además de los efectos crónicos, la variación cotidiana de la exposición a la contaminación atmosférica está relacionada directamente con la capacidad de atención de los niños. Hay una pérdida de la capacidad de atención que sería comparable a alrededor de un mes y medio de edad. Este efecto agudo, en el caso de que se reduzca la contaminación, a los dos días se puede recuperar.

¿La exposición a la contaminación procedente del tráfico es una barrera al desarrollo cognitivo de los niños?
En este estudio, los niños se distribuyen en 300 aulas y en un mismo colegio hay aulas más expuestas a la contaminación que otras. Hay un efecto que crea una clara desventaja en las nuevas generaciones: ante las mismas condiciones de todas las variables que influyen en el desarrollo cognitivo, al cabo de un año, el niño más expuesto a la contaminación habrá tenido un menor desarrollo de las capacidades cognitivas, en concreto la de la atención.

Hay cosas que se pueden hacer desde ya: dejar de cargar y descargar los niños enfrente de la escuela

Ante esta situación, ¿cómo de preocupadas tenemos que estar las personas que tenemos hijos?
La contaminación es un determinante más que afecta el desarrollo del cerebro, que tiene que ver con nuestros genes, el grado de atención que dedicamos a los niños, estimulación de todo tipo, etc., pero también está relacionada con los efectos negativos de las partículas ultrafinas que hay en el aire. Sabemos que producen una neuroinflamación en el cerebro y esto lleva a un retraso al conocimiento.

Así que yo creo que sí que debemos estar preocupados. Sería una estupidez no querer corregir esta sinrazón. Si tenemos oportunidades de organizar la ciudad y el movimiento de otra manera, deberíamos apostar por ello. En este caso, se trataría de que alrededor de los centros escolares no hubiera tráfico. Por ejemplo, en Dinamarca y California ya no se permite la construcción de nuevas escuelas en zonas con alto tráfico. También hay cosas que se pueden hacer desde ya: dejar de cargar y descargar los niños enfrente de la escuela, esto se debería hacer a 100 metros de la escuela; y desplazar el tráfico que pasa por delante del colegio a 50 metros como mínimo.

Sin embargo, sabemos que son medidas que no son fáciles de aceptar por la mayoría de la población, lo hemos visto en Barcelona en el caso de las “supermanzanas”, que tiene muchas críticas.
Un caso paradigmático es la regulación del tabaco en la hostelería y en el lugar de trabajo. Cuando se implantó, parecía que sería el fin de la hostelería. Si ahora hiciéramos un referéndum, el 95% de la población no querría volver a los restaurantes y bares llenos de humo. Lo mismo pasará en el caso de la contaminación.

Cuando las exposiciones son muy al principio de la vida, estas permanecen para siempre

¿Los efectos de la contaminación en la infancia son reversibles? (pregunta de Rosa María Curto)
Tenemos la evidencia de estudios que se han realizado hasta la juventud que nos demuestran que cuando las exposiciones son muy al principio de la vida, estas permanecen para siempre. En nuestro estudio reciente no hemos hecho seguimiento de los niños hasta la juventud, de manera que no sabemos si esto será reversible. Mi impresión es que cuando las exposiciones son en edad escolar, estos efectos no son muy profundos y una buena parte se podría recuperar si se deja de estar expuesto a la contaminación. Ahora bien, por lo que hemos visto en estudios en animales, tengo la sospecha de que si estas exposiciones son durante las etapas fundamentales de crecimiento del cerebro, como en el embarazo (especialmente en el tercer trimestre) y en los dos primeros años de vida, los efectos son irreversibles y queda un déficit que ya no se recupera.

¿Cómo reducir la exposición de los niños a la contaminación? Claramente, la respuesta ha de ser pública y comunitaria

¿Qué podemos hacer para reducir la exposición de los niños a la contaminación?
Claramente, la respuesta ha de ser pública y comunitaria. Pero también se pueden hacer algunas cosas a nivel individual, como usar mascarillas o limpiadores internos de aire. En Pequín, por ejemplo, hay limpiezas de aire en las escuelas, aunque es poco sostenible. Se podría comprar un purificador de aire en casa o fomentarlo en las escuelas.

También sabemos que una dieta variada y rica en antioxidantes -fruta, verdura, nueces, pescado azul…- contrarresta los efectos negativos de la contaminación. También hay un artículo científico en México que habla de los beneficios del chocolate puro en los niños, que también contrarresta estos efectos.

Hasta el momento sabemos que la contaminación está asociada con riesgo de ictus, daños en el desarrollo neuronal, enfermedades mentales, enfermedades degenerativas, EPOC, cáncer de pulmón, neumonía, infartos de miocardio, arritmia, hipertensión, diabetes, etc.¿Qué es lo que estamos respirando?
Sí, es evidente que el aire de las ciudades es tóxico. Por ejemplo, en Barcelona cada día entran 600.000 vehículos de fuera de la ciudad, más las 300.000 motocicletas que circulan por dentro. Aunque cada uno de los vehículos contamine poco, la suma de todos estos millones de vehículos hace que el aire sea muy tóxico, sobre todo las partículas ultrafinas que provienen de los combustibles fósiles y que se inhalan cuando uno está muy cerca de la fuente. Tenemos otras fuentes, como la industria, pero su impacto es menor ya que suelen estar lejos de los lugares en los que vive la gente. El puerto en la ciudad de Barcelona solo representa el 5-6% del aire que toda la ciudad inhala. El problema en Barcelona es que el 70% de la población vive o camina en calles que tienen más de 10.000 vehículos, de manera que está al lado de la fuente y la exposición es mayor. El 80% de las partículas ultrafinas que inhalamos proviene del tráfico y es esta cercanía al tráfico el gran problema. Solo si nos alejamos entre 50 y 200 metros, reduciremos drásticamente los niveles de contaminación.

El aire de una vía altamente densa representaría lo mismo que estar en una habitación en la que se han fumado 8 cigarrillos

¿Vale la pena que deje de fumar o dado que vivo en el centro da lo mismo? (pregunta de Laia Bertran)
Por supuesto que vale la pena, son efectos aditivos o multiplicativos. El aire de una vía altamente densa representaría lo mismo que estar en una habitación en la que se han fumado 8 cigarrillos. En este momento, la contaminación ha pasado a ser uno de los problemas de salud más importantes del mundo, es la cuarta causa de muerte —10% de la mortalidad—, pero la tercera causa es el tabaco, con un 11% de todas las muertes. Si fumas y además estás expuesto a la contaminación, doblas el riesgo de tener problemas de salud.

España es el tercer país del mundo con mayor prevalencia de demencia. ¿Hay relación con la contaminación?
En un estudio en México, se encontraron lesiones típicas de alzhéimer en el cerebro en autopsias de niños que vivían en zonas contaminadas. Estudios en animales han demostrado que las lesiones que hay en los cerebros de los ratones son muy parecidas a las del alzhéimer. También, hace poco, se publicó un estudio en The Lancet que concluía que las personas que vivían en zonas con más contaminación tenían un 10% más de alzhéimer. Hay más de diez estudios que demuestran esta relación.

Ahora tenemos el conocimiento y es inaceptable continuar así

La contaminación del aire es el cuarto factor de riesgo de mortalidad y provoca la muerte de 1 de cada 10 personas en el mundo. ¿Crees que somos conscientes de lo grave que es?
Creo que vamos ganando conciencia. Por ejemplo, en una reciente encuesta en Barcelona, la contaminación ya era motivo de preocupación del 70% de la población. Esto indica que cada vez se está incorporando más esta visión de que no podemos tolerar vivir con este aire. Ahora tenemos el conocimiento y es inaceptable continuar así. Además tenemos alternativas para gestionar mejor el urbanismo y la movilidad.

Barcelona y Madrid son las ciudades más contaminadas en España. Hace poco, en Barcelona se han presentado 33 medidas* para luchar contra la polución, ¿qué opinas de ellas?
Hay un paso muy importante que es el de establecer toda el Área Metropolitana de Barcelona como atmósfera protegida. Esto es impresionante ya que admitimos por fin que tenemos un problema y que hay que corregirlo. Lo difícil es actuar porque las actuaciones son dolorosas, hay que reemplazar más de la mitad del parque móvil, reducir el uso del vehículo privado, apostar por los combustibles renovables, etc. El gran objetivo del plan es enfrentar las bases estructurales de la contaminación, no solo de los días episódicos de alta contaminación. Mi único “pero” es que me gustaría que se fuese más deprisa.

Una de las nuevas medidas es la prohibición de la circulación de coches diésel de más de 10 años y coches de gasolina con más de 20 años en el Área Metropolitana de Barcelona a partir de 2020**. ¿Qué piensa de esta prohibición?
Estoy totalmente a favor. El punto negativo es que esto puede conllevar una cierta inequidad para las rentas más bajas. Una buena iniciativa es la que plantea el Área Metropolitana dar 3 años de transporte público gratuito a quién desmantela un coche antiguo, es una medida para intentar compensar en parte esta inequidad. Al final, lo que ganamos es mucho más de lo que perdemos.

El coche privado ya no puede ser el vehículo de transporte en las ciudades porque somos muchas personas

¿Hasta qué punto el coche es el enemigo?
Creo que no es un enemigo, el coche ha sido el motor económico del siglo XX, ha tenido efectos muy positivos pero también tiene de negativos. Ahora ya sabemos que el coche privado ya no puede ser el vehículo de transporte en las ciudades porque somos muchas personas. El coche ha de ocupar las carreteras pero no las calles. Tendrá su lugar, sobre todo los coches nuevos de combustible renovable y los compartidos, pero en el siglo XXI ya dejará de ser el principal método de transporte en las ciudades.

¿Podrías citar ejemplos de otras ciudades de todo el mundo que hayan tomado medidas contra la contaminación?
En Europa, hay más de 220 ciudades que tienen planes muy activos contra la contaminación. Hay ejemplos paradigmáticos, como el peaje de Estocolmo a la entrada de coches sobre toda la ciudad, que conllevó una reducción del 20% de los niveles contaminación que se ha mantenido durante 7 años. Tokio ha reducido los niveles de contaminación a la mitad en 10 años modernizando su parque automovilístico. El modelo ideal son las ciudades suizas, es la imagen del futuro, donde dentro de las ciudades dos terceras partes de la ciudadanía no tienen vehículo privado. La gente usa el vehículo compartido.

Mi principal consejo sería intentar circular por calles con pocos coches, evitando las calles con mucho tráfico

Me muevo en bicicleta por la ciudad, ¿me puede dar consejos para evitar la contaminación? (pregunta de Anna Rosés)
Mi principal consejo sería intentar circular por calles con pocos coches, evitando las calles con mucho tráfico. Las mascarillas pueden ser útiles también pero solo las profesionales, que son las que realmente evitan que respiremos partículas ultrafinas. Se deben usar bien sin dejar ninguna penetración y no se pueden quitar durante toda la exposición.

Y una última pregunta más personal, ¿has tomado medidas en tu vida personal para evitar la contaminación?
Sí, me muevo por la ciudad a pie e intento evitar las zonas más contaminadas. Dedico una hora de ida y otra de vuelta para desplazarme al lugar de trabajo, pero si lo hiciera en coche privado tardaría 20 minutos. Es una opción personal desplazarme en tren y después caminar media hora. Yo no quiero contribuir a aumentar la contaminación. Desplazarme en tren y caminar no lo veo como una pérdida de tiempo, ya que así puedo hacer actividades alternativas: leo en el tren, al caminar hago ejercicio, puedo relajar la mente,… creo que gano haciendo todo esto.

*El 31 de enero de 2017 el Área Metropolitana de Barcelona anunció un paquete de 33 medidas destinadas a reducir la contaminación atmosférica. Con posterioridad a la fecha de esta entrevista, el 6 de marzo de 2017, la Generalitat de Catalunya, el Área Metropolitana de Barcelona, la Diputación de Barcelona y los ayuntamientos de 40 municipios del área conurbana de Barcelona alcanzaron un acuerdo para la mejora de la calidad del aire en un ámbito geográfico mayor.

** El acuerdo alcanzado el 6 de marzo de 2017 en la cumbre por la calidad del aire de la conurbación de Barcelona permitió adquirir el compromiso de extender esta medida a 40 municipios y adelantar su aplicación al año 2019

id=5993847
id=5984740
id=5981350
id=5961045
id=5932413
id=5924121
id=5924326
id=5601037
id=5871159
id=5858605
id=5733894
id=5733834
id=5619344
id=5602426
id=6005290
id=5859450