1. ¿Por qué necesitamos tu ayuda?

Para poder seguir mejorando los resultados de nuestro trabajo, transformar la mejor ciencia en las mejores acciones y poder avanzar hacia la equidad en salud para todas las personas, es muy importante para nosotros contar con la colaboración de empresas y fundaciones, que compartan nuestros objetivos y que deseen apoyarnos en nuestra misión: promover la igualdad en salud como una de las prioridades de la agenda global

Vivimos en un mundo globalizado, en el que las enfermedades ya no entienden de fronteras. La globalización de las pautas de movilidad de la población es hoy un factor determinante en la propagación de enfermedades infecciosas, lo que las convierte en un problema de salud global que nos afecta a todos. Los brotes cíclicos de virus como el ébola o el zika, o la posible reaparición de la malaria en Europa, son la prueba más evidente de que esta realidad es presente y afecta directamente a nuestro entorno más próximo. Además, la acción humana sobre el medio ambiente, agente del cambio climático y del diseño y la forma de vida de las ciudades (en las que ya vive más del 55% de la humanidad), tiene también un impacto negativo sobre la salud, hecho que afecta tanto a los países de renta alta como a los países de renta media y baja.

Esta nueva tesitura nos presenta el reto de entender y tratar la salud como una cuestión que trasciende el ámbito puramente local, y que hay que encarar desde una visión más global: la salud global es un problema de todos, por lo que su solución requiere la colaboración de todos. De esta reflexión nace el concepto de salud planetaria, que defiende que la salud de la especie humana está directamente ligada a la de nuestro planeta, y pone de relieve la importancia de mantener los ecosistemas de nuestro planeta en el mejor estado posible si queremos avanzar hacia modelos de sociedad conformados por individuos saludables. Cada vez más, debemos ver la salud humana y la del planeta como una misma salud.

Luchar contra los problemas de salud a nivel global es una forma de actuar también en último término contra la pobreza y las desigualdades predominantes en las áreas más subdesarrolladas del mundo, pero también en áreas desarrolladas, donde la polarización socioeconómica está cada vez más presente. En este marco las Naciones Unidas aprobaron en 2016 los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible. Entre éstos, se remarca la importancia de garantizar una vida saludable y promover el bienestar de personas de todas las edades (ODS3), reducir la desigualdad entre los países (ODS 10), construir ciudades más inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles (ODS 11) y adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos (ODS 13). Los objetivos aquí expuestos se encuentran, así, plenamente alineados con la agenda global de desarrollo

Por todo ello, en ISGlobal afrontamos el reto de equilibrar la balanza de las diferencias en salud, que afectan gravemente a grandes grupos de población en casi todos los lugares del planeta, con la voluntad de encarar siempre problemáticas concretas desde una perspectiva global.

Para ello, enfocamos la salud desde sus vertientes epidemiológica (es decir, promoviendo el control de las enfermedades infecciosas o transmisibles) y ambiental (relacionada con todos los aspectos en los que la acción del ser humano impacta en el estado del medio ambiente).

Puedes encontrar más información sobre nuestro trabajo en este enlace.