Ivermectina: un medicamento de Nobel, pero poco accesible

Ivermectina: un medicamento de Nobel, pero poco accesible

22.10.2015

El japonés Satoshi Omura ha ganado el premio Nobel de Fisiología y Medicina gracias al descubrimiento de la ivermectina hace más de 30 años. Conocida sobre todo por su extraordinario espectro de acción contra nematodos —diversas especies de gusanos que causan una importante proporción de las enfermedades olvidadas más frecuentes del planeta—, la ivermectina es utilizada en el tratamiento de millones de personas en riesgo de presentar enfermedades devastadoras, como la oncocercosis o la filariasis linfática, y tiene un importante rol en el control de las helmintiasis intestinales. Debido a su seguridad y amplio espectro, se trata de un medicamento catalogado de esencial por la Organización Mundial de la Salud y una de esas herramientas consideradas una bala mágica en salud global. Sus propiedades contra varias enfermedades de la pobreza la hacen candidata a convertirse en uno de los próximos descubrimientos en salud global por su potencial para la mejora de la calidad de vida y la disminución de la mortalidad global en países de renta baja.

 

--> Leer el texto completo en El País - Planeta Futuro