Análisis y Desarrollo Global, Salud Materna, Infantil y Reproductiva

Un mecanismo financiero para poner fin a las muertes maternas e infantiles

Varias organizaciones de la sociedad civil se reúnen en la oficina de ISGlobal en Madrid en la presentación del Mecanismo Mundial de Financiamiento (MMF) en nuestro país

08.10.2018

El déficit en capital humano en algunos países condicionará su desarrollo en este sigo XXI. Con esta afirmación se presentó Keith Hansen, asesor del Banco Mundial, el pasado 4 de octubre en la oficina de ISGlobal en Madrid. La inversión en capital humano tiene una doble justificación, agregó. Por un lado, las razones intrínsecas, el derecho a la salud y el bienestar social de la población. Por otro, las razones económicas y el retorno de la inversión en salud en el crecimiento y desarrollo económico de los países.

Hansen acudió a Madrid para reunirse con varias organizaciones de la sociedad civil y presentar el Mecanismo Mundial de Financiamiento (MMF), que fue lanzado en 2015 por el Banco Mundial y los gobiernos de Canadá, Estados Unidos y Noruega para ayudar a poner fin a las muertes evitables de madres, niños y adolescentes, con miras a cumplir los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) en 2030.

El MMF es un mecanismo de financiamiento para la salud materna, infantil, reproductiva y adolescente, cuyo objetivo principal no es la simple donación, sino el acompañamiento y fomento del uso de recursos nacionales de los países beneficiarios en ámbitos clave del capital humano. Busca que la salud se incluya como una prioridad tanto en los sistemas como en los presupuestos nacionales.

La falta de inversión en los sistemas de salud aparece como una de las causas por la que muchos países estén aún hoy lejos de alcanzar los ODS en 2030. Por ello, explicó Hansen, el MMF está trabajando en un Índice de Capital Humano que busca mostrar las deficiencias nacionales a nivel mundial, y que pondrá el foco en la importancia de la inversión en los tres tipos de capital: el económico, el medioambiental y el humano, que puede suponer hasta el 70% del capital total de un país.

Pero como han demostrado las experiencias pasadas, la financiación externa no es suficiente para la consecución de los objetivos en salud por lo que se estima fundamental la movilización de recursos internos. El MMF brinda apoyo a los Gobiernos para priorizar e invertir conjuntamente en intervenciones eficaces en función de los costos (por ejemplo, la planificación familiar) y eliminar obstáculos del sistema de salud. Además, respalda los esfuerzos de los Ministerios de Hacienda y de Salud para utilizar los recursos existentes de forma más eficiente y aumentar la movilización de recursos internos a lo largo del tiempo.

Para aumentar la eficiencia de los recursos invertidos, el MMF ha creado un Fondo Fiduciario que actúa como catalizador del financiamiento al desarrollo, tanto público (gobiernos, organismos internacionales) como privado (empresas, bancos, sociedad civil). Entre los donantes actuales de este Fondo Fiduciario se incluyen la Fundación Bill y Melinda Gates, los Gobiernos de Canadá, Dinamarca, Japón, Noruega y el Reino Unido, y MSD for Mothers.