Investigación

La proteína p16 no es un buen marcador de progresión para el cáncer cervical

Un gran estudio prospectivo invalida el uso de p16 para predecir la evolución de las lesiones del cuello uterino

01.12.2015

Un estudio prospectivo con más de 500 pacientes pone en duda el valor de la proteína supresora de tumores p16 como marcador de predicción en la evolución de lesiones epiteliales del cuello uterino. El estudio, realizado por investigadores de ISGlobal y del IDIBAPS-Hospital Clinic y publicado en la revista Modern Pathology, muestra que la expresión elevada de dicha proteína en biopsias confirmadas como lesiones de bajo grado no aumenta el riesgo de progresar hacia lesiones de alto grado y cáncer cervical.

La infección por el Virus del Papiloma Humano (VPH) puede causar lesiones en el epitelio celular que generalmente desaparecen tras un par de años. Sin embargo, en un 15% de casos, las lesiones intraepiteliales de bajo grado pueden progresar a un estadio más avanzado: las lesiones de alto grado, que se consideran como las precursoras inmediatas del cáncer cervical. A la fecha, no existe ningún marcador clínico, histológico o virológico que permita predecir qué lesiones de bajo grado progresarán al estadio de alto grado. La proteína supresora de tumores p16 se expresa en prácticamente todas las lesiones de alto grado, por lo que se ha sugerido que pueda servir como marcador predictivo de evolución.

El objetivo de este estudio fue evaluar la utilidad de la expresión de p16 para predecir el desenlace de biopsias confirmadas como de bajo grado. Para ello, los autores utilizaron una gran cohorte de pacientes que fue seguida durante un promedio de 28 meses. Utilizaron criterios definidos para reanalizar las biopsias y encontraron que, en pacientes con lesiones confirmadas de bajo grado, la tinción positiva para p16 no está asociada con un mayor riesgo de progresar hacia lesiones de alto grado. Los autores concluyen que la expresión de p16 tiene poco valor predictivo de progresión hacia cáncer en la clínica, pero que puede usarse para confirmar el diagnóstico de lesiones de alto grado.

El cáncer cervical es causado por la infección con ciertos tipos de VPH y es la segunda causa de cáncer en mujeres que viven en regiones menos desarrolladas, provocando unas 300.000 muertes al año.