Investigación, Análisis y Desarrollo Global, Eliminación de la malaria

El tratamiento preventivo contra la malaria en mujeres embarazadas se ha multiplicado por cinco en los últimos cinco años, según el ‘World Malaria Report 2016’

La OMS publica el informe anual sobre los logros y tendencias en el control y eliminación de la malaria

13.12.2016
Foto: OMS

La OMS publicó este 13 de diciembre el World Malaria Report 2016, un informe anual sobre los logros y tendencias en el control y la eliminación de la malaria a nivel global, regional y nacional. El informe, realizado a partir de datos de 91 países con transmisión endémica de malaria, y con la ayuda de numerosos colaboradores, indica que  los niños y las mujeres embarazadas en África subsahariana tienen un mayor acceso a herramientas eficaces contra la malaria. “Las noticias son muy buenas” afirma Clara Menéndez, directora de la iniciativa de Salud Materna, Infantil y Reproductiva en ISGlobal, “primero, porque se trata de las dos poblaciones más vulnerables a la enfermedad (niños y mujeres embarazadas en África); y segundo, porque muestra que el esfuerzo colaborativo entre ministerios de salud y muchos otros actores es posible y da resultados positivos.”

En concreto, el informe indica que en los últimos cinco años ha habido un aumento del 77% en el acceso al diagnóstico para niños que acuden a un centro de salud, “lo cual mejorará el manejo de la enfermedad y ayudará a reducir el desarrollo de resistencias a fármacos” dice Menéndez. Además, el número de mujeres embarazadas que toman un tratamiento preventivo contra la enfermedad se ha multiplicado por cinco.  “Aunque el tratamiento preventivo intermitente o IPTp representa la piedra angular de la prevención durante el embarazo, tiene muy poca cobertura a pesar del bajo costo. Este aumento remarcable significa que estamos yendo en la buena dirección”, añade Menéndez, “aunque se requiere un mayor esfuerzo para alcanzar el objetivo de 80% de mujeres embarazadas africanas con tratamiento IPTp dentro de cuatro años”.

En efecto, advierte el informe, queda mucho por hacer. En el 2015 todavía moría un niño cada dos minutos como resultado de la enfermedad y el 90% de dichas muertes ocurre en África. Menos de la mitad de los 91 países con transmisión de malaria están en vías de conseguir el objetivo de reducir el número de casos nuevos y la mortalidad en un 40% para 2020. En los países con una alta carga de la enfermedad, las poblaciones más vulnerables tienen un acceso muy limitado a los servicios de salud. Mientras que surgen nuevos retos como la resistencia a los insecticidas y a los fármacos, la financiación global para la lucha contra la malaria se ha estancado (el financiamiento actual representa tan solo 45% de lo que se necesita para alcanzar la meta del 2020).

Para acelerar el progreso hacia la eliminación de la malaria, la OMS subraya la necesidad de mejorar y desarrollar nuevas herramientas. Entre ellas se encuentra la vacuna RTS,S que el mes pasado recibió la financiación necesaria para llevar a cabo tres pruebas piloto en África subsahariana a partir del 2018. Así mismo, la organización subraya la importancia de fortalecer el liderazgo a nivel nacional y la colaboración entre los diferentes actores regionales e internacionales en la lucha contra la malaria.