Investigación, Planificación urbana, medio ambiente y salud

El rendimiento cognitivo y el estrés empeoran durante los días de mayor contaminación en Barcelona

Son los resultados preliminares de la investigación de ciencia ciudadana CitieS-Health, que se ha realizado gracias a la participación de 300 vecinas y vecinos voluntarios a lo largo de varios meses

14.09.2021
Contaminación en Barcelona
Foto: Photo by Jorge Fernández Salas on Unsplash

El rendimiento cognitivo y el estrés empeoran durante los días de mayor contaminación en Barcelona. Estos son los resultados preliminares de CitieS-Health, un estudio europeo de ciencia ciudadana coordinado por Ideas for Change y el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por Fundación ”la Caixa”, para medir cómo la contaminación afecta a la salud mental de las personas en la ciudad. El análisis se ha realizado a lo largo de varios meses gracias al compromiso de casi 300 vecinos y vecinas, que han participado en la investigación de manera voluntaria, permitiendo recopilar información sobre hábitos y movilidad durante un total de 160 días.

La investigación ha desvelado que la ciudadanía presenta un menor nivel de concentración durante los días en los que la contaminación atmosférica es más elevada. En concreto, el tiempo de reacción y el rendimiento cognitivo pueden variar cerca de un 5% entre un día limpio y uno con alta contaminación del aire. También el nivel de estrés aumenta en las jornadas con mayores niveles de contaminación. La diferencia es de 0,5 (en una escala de 0-10) entre un día muy contaminado y uno despejado por lo que respecta a este indicador. En paralelo, el estudio ha revelado que, durante los días con más polución, la salud cognitiva de las personas que viven cerca de un espacio verde o azul (como el mar) se ve menos afectada que la de aquellas que residen lejos de estos puntos, mientras que las relaciones entre contaminación atmosférica y bienestar cognitivo parecen no variar en función de la exposición al ruido. Actualmente se está redactando un artículo científico con los resultados para que sean validados mediante un proceso de revisión por pares.

Datos ciudadanos y datos públicos respaldan la investigación

Para realizar el análisis, el equipo de CitieS-Health se ha basado en datos ciudadanos proporcionados por las y los participantes del experimento. Durante dos semanas no consecutivas, realizaron un test de capacidad de atención y velocidad de procesamiento y una serie de preguntas sobre el nivel de estrés, el estado de ánimo y la calidad del sueño a través de una app. En muchos casos también facilitaron sus datos de movilidad (GPS) para estimar la correspondencia entre la concentración de contaminantes y el tiempo invertido en las diferentes zonas de la ciudad. Además, más de 260 personas voluntarias llevaron un tubito de captación pasiva de NO₂ que ha permitido medir la concentración acumulada por cada participante de este contaminante a lo largo de una semana.

Con el objetivo de comparar la muestra y establecer correlaciones, los resultados se han cruzado con otros datos públicos como la media de concentración de contaminantes recopilada por las estaciones de la Red de Vigilancia y Previsión de la Contaminación Atmosférica del Ayuntamiento de Barcelona, elmapa municipal estratégico de ruido de Barcelona o los mapas de uso del suelo de la ciudad.

Ideas ciudadanas para abordar la problemática se presentarán en el Park(ing) Day 2021

El interés de la ciudadanía por la afectación de la polución a la salud mental ha quedado reflejado a lo largo del proyecto. No en vano, fueron los propios vecinos y vecinas de Barcelona los que escogieron el tema de análisis del estudio. En 2019 se llevó a cabo un proceso participativo que involucró a más de 1.000 residentes de Barcelona y en el que la salud mental resultó el asunto más votado.

Los resultados del estudio son sólo el primer paso para revertir la situación. Durante el evento de presentación de las conclusiones de la investigación, organizado de manera virtual, se crearon cuatro mesas de diálogo con vecinos y vecinas de la ciudad. Con el apoyo de comunidades locales activas en promover la ciencia ciudadana y hábitos sostenibles en la ciudad, las personas participantes debatieron ideas de acciones que puedan ser implementadas tanto por particulares como por la administración pública y que contribuyan a abordar las problemáticas detectadas.

Las áreas de exploración son: arte e intervenciones verdes para contrarrestar la contaminación y sus efectos en la salud mental (impulsada con la colaboración de Enverdim), movilidad sostenible para mejorar la salud y la calidad de vida (con la contribución de WeCount), cómo nuestros datos pueden contribuir a futuras investigaciones científicas en salud (con el apoyo de Salus.coop), y hábitos saludables para contribuir al bienestar emocional y a la salud mental (coordinado por #PaulaDivulga).

Las recomendaciones recopiladas por parte de la ciudadanía se presentarán en el Park(ing) Day Barcelona 2021, la intervención ciudadana para reivindicar el espacio público prevista para el 17 de septiembre de este año y se compartirán con las correspondientes Administraciones Públicas para fomentar la sensibilización. El stand, instalado en la calle Padilla 230, acogerá una visualización de los resultados del estudio interactiva y participativa, que mostrará los pasos seguidos en el transcurso del experimento, las conclusiones finales y una compilación de acciones ciudadanas para combatir la polución del aire y mejorar la salud mental.