How Do Barcelona Residents Get Around? The Results of the TAPAS Survey

¿Cómo se mueve la ciudadanía de Barcelona? Estos son los resultados de la encuesta del Proyecto TAPAS

20.1.2017

Artículo de Tania Martínez, técnica de investigación, y Ariadna Curto, investigadora predoctoral, ambas de ISGlobal 

“Hola, estamos buscando participantes para un estudio científico sobre cómo mejorar el transporte en Barcelona, ¿tienes un minuto?”. Esta fue la entradilla que utilizamos los tres técnicos del proyecto TAPAS liderado por ISGlobal para reclutar voluntarios durante 40 semanas en 40 puntos distribuidos en los 10 distritos de la ciudad de Barcelona.

A la izquierda, se puede ver la distribución de los 40 puntos de muestreo, 4 puntos por cada distrito de Barcelona. A la derecha, según la densidad de población de cada barrio (expresada en número de habitantes por kilómetro cuadrado), en concordancia con los domicilios de los participantes.

TAPAS se diseñó para investigar los factores que afectan la elección del modo de transporte utilizado para ir al trabajo o al centro de estudios en Barcelona ciudad

TAPAS responde a las siglas en inglés Transportation, Air Pollution and Physical Activities (Transporte, Contaminación del Aire y Actividades Físicas) y se diseñó para investigar los factores que afectan a la elección del modo de transporte utilizado para ir al trabajo o al centro de estudios en Barcelona ciudad.

Entre junio de 2011 y mayo de 2012, paramos por la calle a 6.700 personas para invitarles a participar en el estudio, de las que 871 accedieron a ayudarnos en nuestra investigación respondiendo a un cuestionario telefónico de unos 30 minutos con preguntas sobre actividad física, elección del modo de transporte y percepción del entorno durante el trayecto. Los participantes tenían que ser adultos entre 18 y 65 años, vivir en la ciudad de Barcelona así como trabajar o estudiar en Barcelona y tener una condición física suficiente como para poder usar la bicicleta durante 20 minutos.

871 personas respondieron un cuestionario telefónico sobre actividad física, elección del modo de transporte y percepción del entorno durante el trayecto

Usando estos criterios, se excluyeron las personas que vivían a menos de 10 minutos caminando de su trabajo o centro de estudios y las que se desplazaban únicamente caminando. Para poder cumplir el objetivo de analizar los efectos de la implantación del sistema de bicicletas públicas en Barcelona, el popular Bicing, un 50% de los entrevistados debían ser usuarios de bicicleta (tanto pública como privada).

Hemos creado una infografía para resumir las características de los participantes:

Después de casi tres años de análisis, los datos de la encuesta sirvieron para publicar cuatro artículos científicos en reconocidas revistas sobre transporte y salud pública.

Los datos de la encuesta sirvieron para publicar cuatro artículos científicos en reconocidas revistas sobre transporte y salud pública

Uno de los resultados más importantes es que los barceloneses que van en bicicleta al trabajo o a su centro de estudios -(uno de los trayectos que hacemos con más frecuencia- suman dos horas más de actividad física moderada a la semana que los que van en transporte público, coche o moto. Es así como la actividad física extra que se hace yendo en bicicleta al trabajo es casi igual a la cantidad mínima recomendada para promover y mantener nuestra salud física según organismos nacionales (como la Asociación Americana del Corazón) e internacionales (como como la Organización Mundial de la Salud). Esto equivale a 150 minutos repartidos en toda una semana, como podrían ser 30 minutos al día durante los 5 días laborales de una semana.

Los barceloneses que van en bicicleta al trabajo o a su centro de estudios suman dos horas más de actividad física moderada a la semana que los que van en transporte público, coche o moto

Cuando preguntamos a los encuestados no ciclistas por sus potenciales motivaciones a la hora de utilizar la bicicleta para ir al trabajo o al centro de estudios, observamos que estarían más predispuestos si tuvieran una estación del Bicing y “más verdor” (presencia de árboles urbanos, parques…) a menos de 400 metros a lo largo de su trayecto. En cambio, las principales barreras que frenan a los barceloneses a la hora de usar la bicicleta fueron: tener paradas de transporte público cerca de casa y tener que pedalear calles con mucha pendiente.

Los encuestados estarían más predispuestos a ir en bicicleta si tuvieran una estación de Bicing y 'más verdor' a menos de 400 metros

También estudiamos cómo se diferenciaba la actitud y la percepción que se tiene de la bicicleta en general y del Bicing en particular en función de si se va al trabajo o al centro de estudios con bicicleta propia o con la del Bicing o bien si se está dispuesto a hacer el desplazamiento en bicicleta aún y utilizar otros modos de transporte. Los usuarios de la bicicleta personal eran los que tenían una actitud más positiva hacia la bicicleta, es decir, la consideran más saludable, barata, sostenible, flexible y agradable, que otros métodos de transporte; y a la vez más desfavorable hacia el Bicing, debido a la incertidumbre de encontrar bicicletas y parquing disponibles en las estaciones. Los que estaban dispuestos a hacer su trayecto en bicicleta, en cambio, tenían una actitud más positiva hacia el Bicing al no tener que preocuparse ni por el mantenimiento de la bicicleta ni por los robos o el vandalismo. También se concluyó que una de las barreras principales a la hora de utilizar el Bicing es que las bicicletas públicas no están adaptadas para llevar niños.

Finalmente, en la encuesta también se preguntó por los incentivos económicos de las empresas o universidades en Barcelona para no utilizar el transporte privado. El estudio muestra cómo estos incentivos están enfocados básicamente a promover el transporte público (por ejemplo, cubrir los gastos en metro de los desplazamientos al trabajo a través de las tarjetas T-10) reduciendo así la probabilidad de ir en bicicleta al trabajo o centro de estudios hasta un 11,6%.

Una mayor integración de la bicicleta podría incrementar el número de ciclistas en la ciudad a corto plazo y, por lo tanto, también ayudaría a disminuir los niveles de contaminación y ruido

Estudios como TAPAS nos han ayudado a poner de relieve la importancia de los espacios verdes en la ciudad para animar a los barceloneses a usar la bicicleta para sus desplazamientos rutinarios y alcanzar así niveles de actividad física saludables. También prueba como el sistema de bicicletas públicas que tenemos en Barcelona, el Bicing, hace de catapulta al uso de la bicicleta a aquellas personas que si no estuviera el Bicing, seguramente no utilizarían nunca la bicicleta para ir al trabajo o al centro de estudios. Nuestro estudio también sugiere que el transporte público y la bicicleta en Barcelona, más que ser complementarios, compiten. Si bien las intervenciones de planificación y las políticas no tienen que desalentar el uso del transporte público, una mayor integración de la bicicleta podría incrementar el número de ciclistas en la ciudad a corto plazo y, por lo tanto, también ayudaría a disminuir los niveles de contaminación y ruido, los accidentes de tráfico y la ocupación del espacio público que ahora lideran los vehículos en nuestra ciudad.

Más información

Artículos científicos publicados gracias a los datos de la encuesta:

T. Cole-Hunter, D. Donaire-Gonzaleza, A. Curto, A. Ambros, A. Valentin, J. Garcia-Aymerich, D. Martínez,  L.M. Braun, M. Mendez, M. Jerrett, D. Rodriguez, A. de Nazelle, M. Nieuwenhuijsen. Objective correlates and determinants of bicycle commuting propensity in an urban environment. Science Direct. October 2015.

David Donaire-Gonzalez, Audrey de Nazelle, Tom Cole-Hunter, Ariadna Curto, Daniel A. Rodriguez, Michelle A. Mendez, Judith Garcia-Aymerich, Xavier Basagaña, Albert Ambros, Michael Jerrett, Mark J. Nieuwenhuijsen. The Added Benefit of Bicycle Commuting on the Regular Amount of Physical Activity Performed. American Journal of Preventive Medicine. December 2015. 

A. Curto, A. de Nazelle, D. Donaire-Gonzalez, T. Cole-Hunter, J. Garcia-Aymerich, D. Martínez, E. Anaya, D. Rodríguez, M. Jerrett, M.J. Nieuwenhuijsen. Private and public modes of bicycle commuting: a perspective on attitude and perception. The European Journal of Public Health. January 2016.

Lindsay M. Brauna, Daniel A. Rodrigueza, Tom Cole-Hunter, Albert Ambros, David Donaire-Gonzalez, Michael Jerrett, Michelle A. Mendez, Mark J. Nieuwenhuijsen, Audrey de Nazelle. Short-term planning and policy interventions to promote cycling in urban centers: Findings from a commute mode choice analysis in Barcelona, Spain. July 2016.