ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

1.200 mujeres embarazadas participarán en Barcelona en uno de los mayores estudios sobre contaminación atmosférica y gestación

1.200 mujeres embarazadas participarán en Barcelona en uno de los mayores estudios sobre contaminación atmosférica y gestación

El proyecto BiSC evaluará el papel de la placenta frente a los contaminantes del aire y el desarrollo del cerebro de niños y niñas antes y después del parto

Hoy se ha presentado el proyecto BiSC (Barcelona Life Study Cohort), uno de los estudios más completos realizados hasta la fecha para entender cómo afecta la contaminación atmosférica en la salud de los bebés y su desarrollo cerebral incluso desde antes del nacimiento. BiSC se llevará a cabo en la ciudad de Barcelona bajo la coordinación del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación Bancaria ”la Caixa”, en colaboración con el centro BCNatal (Hospitales Sant Joan de Déu, Hospital Clínic y Universidad de Barcelona) y el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

"Esperamos contar con la participación de 1.200 mujeres embarazadas para poder examinar con detalle diversos determinantes de la salud de niños y niñas en relación a la contaminación atmosférica. Uno de los objetivos principales es evaluar el papel que juega la placenta frente a los contaminantes del aire", detalló Jordi Sunyer, director del proyecto y jefe del programa de Infancia y Medio Ambiente de ISGlobal.

Otra de las novedades frente a estudios anteriores es la evaluación de la exposición individual de cada voluntaria a la contaminación atmosférica, tanto en casa como en el exterior, mediante dispositivos de medición fijos y móviles.

El proyecto continúa las líneas de investigación abiertas anteriormente por estudios precedentes, como el Proyecto INMA o BREATHE, también dirigidos por el investigador Jordi Sunyer. Las principales hallazgos realizados hasta ahora apuntan a la existencia de efectos perjudiciales de la contaminación del aire sobre las funciones cognitivas de niños y niñas en edad escolar y también a cambios funcionales en este órgano. El planteamiento de BiSC consiste en centrarse en la primera etapa de la vida para averiguar en qué momento empiezan a observarse los efectos de los contaminantes del aire sobre el desarrollo cerebral. Con este objetivo, se examinará el cerebro mediante pruebas de diagnóstico con imagen antes y después del parto.

"Este es el primer proyecto que analiza el cerebro con imágenes antes y después del nacimiento en relación a la contaminación atmosférica. Se trata de una etapa determinante de la vida en la que el cerebro se encuentra en plena formación y resulta especialmente vulnerable", explicó María Dolores Gómez Roig, jefa de Servicio de Obstetricia y Ginecología de BCNatal-Hospital Sant Joan de Déu.

La investigación también prestará atención especial al crecimiento fetal y del bebé después del nacimiento.

Llamamiento a las mujeres embarazadas

El proyecto, que ya ha comenzado, se encuentra en fase de creación de una cohorte de mujeres embarazadas. El objetivo inicial es conseguir la implicación de 1.200 voluntarias que residan en la ciudad de Barcelona y se encuentren en el primer trimestre de embarazo. Con este fin, BCNatal y el Hospital de la Santa Creu i Sant Pau ofrecerán la posibilidad de participar en el proyecto a través de sus consultas de obstetricia. Además, las mujeres interesadas pueden solicitar información a través de la web www.proyectobisc.org.

"La fase de reclutamiento es clave para garantizar el éxito de un proyecto que podría ser muy importante para la salud de generaciones futuras. Por ello hacemos un llamamiento a la participación de las mujeres embarazadas de Barcelona", dijo Elisa Llurba, directora del servicio de Ginecología y Obstetricia del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau.

BiSC cuenta con un presupuesto de 3,5 millones de euros y ha sido posible gracias a la fusión de una Advanced Grant del European Research Council (ERC) y fondos competitivos del Health Effects Institute (HEI). La duración inicial prevista son tres años, aunque el objetivo a largo plazo es establecer una cohorte de nacimiento que permita hacer un seguimiento de la salud durante toda la vida de los bebés nacidos en el transcurso del proyecto, así como de sus madres.

id=6383921
id=6353353
id=6541688
id=5601383
id=5902918
id=5601037
id=5858605
id=6895759