Vaccination, an Individual Right with Collective Consequences

Vacunar, un derecho individual con consecuencias colectivas

02.8.2018
image alt

[Este artículo ha sido escrito por Clara Menéndez, directora de la Iniciativa de Salud Materna, Infantil y Reproductiva de ISGlobal, y Vicky Fumadó, Unidad de Enfermedades Infecciosas e Importadas. Servicio de Pediatría. Hospital Universitari Sant Joan de Déu]

Niño camboyano recibe la vacuna contra el sarampión. Autoría: CDC Global.

¿Te imaginas un mundo en el que pudiéramos infectarnos y morir de viruela? Gran parte de la población ni siquiera sabe que esta plaga alguna vez existió, en parte, porque la viruela está erradicada del planeta (oficialmente desde 1980) gracias a una campaña global de vacunación sin precedentes liderada por la Organización Mundial de la Salud.

¿Es factible erradicar el sarampión? Sí, porque existe una vacuna muy eficaz

Esto mismo podría ocurrir con el sarampión si hubiera sido erradicado ya del planeta, dejando así de ser una preocupación sanitaria y convirtiéndose en un mal recuerdo. ¿Es factible erradicar el sarampión? Sí, porque existe una vacuna muy eficaz. Sin embargo, la alta contagiosidad del sarampión exige que para alcanzar la “inmunidad comunitaria”, es decir, que se protejan las personas que no están vacunadas y facilitar así la eliminación de la infección, al menos el 92% (idealmente el 95%) de la población debe estar vacunada contra el sarampión.

[Sigue leyendo en La Vanguardia - Big Vang]