Acceso Universal al tratamiento frente al VIH

Acceso Universal al tratamiento frente al VIH

16.6.2014
image alt

Hace 30 años, la humanidad empezó a luchar contra el VIH/SIDA. Desde entonces los esfuerzos por controlar esta epidemia han servido no solo para salvar vidas, sino para traer esperanza a millones de personas. En los primeros años no se pensaba que los tratamientos fueran a evolucionar tanto en poco tiempo, alcanzando niveles de efectividad que suponen un cambio en la historia natural de la enfermedad.

Los datos globales son desgarradores, la epidemia de VIH sigue siendo un importante problema de salud pública a nivel mundial, con más de 34 millones de personas viviendo con el virus. Solo en 2011, 2,2 millones de personas fueron diagnosticadas de VIH y, pese al gran desarrollo terapéutico, 1,6 millones de personas murieron de SIDA en 2012

A pesar de la gran evolución en el control de la enfermedad, las inequidades en el acceso al tratamiento tienen un impacto devastador en los países en vías de desarrollo y en los colectivos vulnerables. Con la vista puesta en 2015, la Organización Mundial de la Salud se plantea alcanzar la cobertura terapéutica de 15 millones de personas seropositivas a nivel mundial como un peldaño decisivo hacia la cobertura universal.

Mientras tanto, la comunidad científica se embarca en proyectos que buscan el desarrollo diagnóstico y terapéutico para conseguir controlar la epidemia en las regiones del mundo que más lo necesitan. ISGlobal participa proactivamente en la agenda de investigacion de VIH/SIDA a nivel global. En concreto, su centro de investigación CRESIB,en colaboración con el CISM de Mozambique, coordina entre otros un estudio de identificación de marcadores de infección aguda por VIH. El avance en la búsqueda de nuevas dianas diagnósticas en la fase aguda del VIH es una estrategia puntera para prevenir el retraso diagnóstico y el desarrollo de comorbilidades. Este estudio de gran envergadura es uno de varios proyectos en los que la lucha contra el VIH es el engranaje principal. Sin embargo, para mí ha significado mucho más, ya que tuve la oportunidad de participar en él como residente de Medicina Preventiva y Salud Pública. Allí tuve la oportunidad de incorporarme al día a día del equipo de trabajo, involucrarme en la atención a los pacientes y en los procedimientos del laboratorio y fui tan bien acogido que me sentí como en casa.

Lucía Pastor y César Velasco en el Laboratorio de Inmunología del CISM.

A través de este proyecto conocí las múltiples realidades del VIH en África, las diferentes caras de una enfermedad que hace de la investigación un reto continuo, una carrera de fondo que desde hace 30 años se desarrolla a un ritmo frenético. Para los investigadores de nuestro equipo la vida de las personas que viven con VIH, sus familias y sus esperanzas son el motor que pone todo en marcha.

Lograr los objetivos de la Organización Mundial de la Salud será una tarea ardua y complicada. Conseguir disminuir hasta 0 el número de nuevos casos de VIH, hacer desaparecer la discriminación hacia las personas que viven con VIH y a su vez alcanzar el objetivo de cero muertes relacionadas con el SIDA requiere que el diagnóstico, el tratamiento y las estrategias de prevención obtengan niveles de cobertura extraordinarios. Para cumplir estos objetivos es necesario el desarrollo y la implementación de nuevas soluciones en las que, estoy seguro, aún queda mucho por descubrir.

Ahora, desde la sede de la OMS en Ginebra, se ven las cosas desde otra perspectiva. Aquí me enteré de que recientemente ONUSIDA ha publicado la Guía de Acceso a Tratamiento Antirretroviral en África. Un referente para alcanzar los objetivos de 2015 que tendrá un gran impacto en la población en la que tengo la vista puesta. Una “pequeña gran ciudad” al Norte de Maputo, que me dio las ganas y la fuerza para incorporarme a esta carrera de fondo imparable que desde hace 30 años nos demuestra que la humanidad es capaz de superarse a sí misma a través de la ciencia y el conocimiento.

 

César Velasco es Residente de Medicina Preventiva y Salud Pública en el Servicio Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona. En 2013 realizó una rotación en el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM).