Un sueño pendiente

  • Eva Muñoz
    Eva Muñoz , Enfermera en la Iniciativa de Chagas de ISGlobal y en el Servicio de Salud Internacional del Hospital Clínic Chagas
  • Un sueño pendiente

    01.3.2016
    image alt

    Mi nombre es Eva, soy boliviana, enfermera de profesión. Salí de mi país un tiempo atrás con la ilusión de realizar estudios superiores y así poder aportar mis conocimientos al sistema de salud de Bolivia.

    El Chagas estaba causando un cierto temor en algunos residentes bolivianos y en algunos profesionales de salud por falta de información

    Cuando llegué a Barcelona me informé un poco acerca de la situación de la salud de la ciudad y del resto del país. Me quedé un tanto sorprendida al ver el gran acceso que existía a los centros de salud, ya que venía de un país totalmente diferente, donde cada atención que presta el servicio tiene que ser remunerada por el paciente.

    Indagando un poco más sobre algunas patologías importadas por la gran diversidad de inmigrantes que existe en la Ciudad Condal, me encontré que la enfermedad de Chagas, endémica de países latinoamericanos y particularmente, por su gran prevalencia, en Bolivia, estaba causando un cierto temor en algunos residentes bolivianos y en algunos profesionales de salud por falta de información. Una familiar me recibió llorando mientras me decía que le habían “descubierto” Chagas.

    De una vez por todas, saquemos a esta enfermedad del silencio y PASEMOS LA VOZ ENTRE TODOS Y TODAS diciendo “¡ALTO AL CHAGAS!”

    Un día salí a hacer deporte y llegó hasta mis manos una edición de la prensa latina donde precisamente informaban acerca de la enfermedad de Chagas y había direcciones de las unidades internacionales donde podíamos acudir para realizar una analítica que nos permitiera conocer el diagnóstico de esta silenciosa enfermedad.

    Como todo inmigrante, llegué al Servicio de Medicina Tropical (hoy de Salud Internacional) del Hospital Clínic para hacerme las pruebas. Fui recibida muy cordialmente por la doctora María Jesús Pinazo y su equipo, quiénes me brindaron una atención de calidad. En especial, la calidez con la que me trataron hizo que perdiera mis miedos y creó confianza para poder retornar las veces que fuera necesario, convirtiéndome en paciente de esta unidad.

    Hace más de un año que estoy estudiando el Máster en Salud Internacional y Cooperación de la Universidad Autónoma de Barcelona y actualmente estoy realizando mis prácticas en el Servicio de Salud Internacional del Hospital Clínic, la Iniciativa de Chagas de ISGlobal y la Coalición Global de la Enfermedad de Chagas. La motivación que siento es hacer que mis compatriotas puedan acceder a este servicio, ya que por razones laborales o por temor y angustia de enfrentarse al diagnóstico de la presencia del parásito, la mayoría de ellos no llega al centro de salud.

    Es urgente un cambio de actitud hacia la prevención

    Me gustaría que tengan la misma oportunidad de atención que tuve en su momento y que, de una vez por todas, saquemos a esta enfermedad del silencio y PASEMOS LA VOZ ENTRE TODOS Y TODAS diciendo “¡ALTO AL CHAGAS!”, desterrando la enfermedad de nuestro cotidiano vivir.

    En el futuro, podremos gozar de una mejor calidad de vida sabiendo a qué se enfrenta alguien que porta el parásito y no se hace la prueba o accede al tratamiento a tiempo. Por esto, es urgente un cambio de actitud hacia la prevención, sobre todo creando conciencia social en la comunidad inmigrante para su tratamiento oportuno.

     

    Más información

    La comunidad boliviana en Barcelona “pasa la voz” contra el Chagas