Un gran proyecto para reducir drásticamente la mortalidad infantil

Un gran proyecto para reducir drásticamente la mortalidad infantil

16.6.2015

La falta de información adecuada sobre las causas de muerte de la mayor parte de la humanidad se reconoce cada vez más como una limitación fundamental para establecer intervenciones y programas sanitarios efectivos La mayor parte de las muertes en el mundo ocurren en lugares en donde los sistemas de registro vitales, —certificados de nacimiento o de defunción—, o bien son deficientes, o no existen. Por tanto, las personas nacen y mueren sin haber sido registradas. Siendo esto fundamental para, entre muchas cosas, establecer las políticas de salud de un país, es aún más grave que dichas muertes ocurran en lugares donde es difícil o casi imposible establecer sus causas. Como ejemplo dramático de este hecho, se sabe que menos del 3% de los casi 7 millones de niños menores de 5 años que mueren cada año en el mundo han sido vistos antes de su defunción por personal sanitario que haya podido certificar médicamente la muerte. Esto lleva a la necesidad de hacer asunciones difíciles y nunca precisas sobre la causa de estas muertes. La falta de información adecuada sobre las causas de muerte de la mayor parte de la humanidad se reconoce cada vez más como una limitación fundamental para establecer intervenciones y programas sanitarios efectivos que mejoren la supervivencia sobre todo de las poblaciones más vulnerables.

--> Seguir leyendo