Six Myths About Development and Global Health (and Books that Debunk Them)

Seis frases hechas sobre el desarrollo y la salud global (y los libros que las rebaten)

21.4.2017

El patrón se repite, como en el Día de la Marmota: te convocan a una reunión de mentes pensantes (un privilegio, dirás) y una vez allí te preguntas cómo has vuelto a caer en la trampa de dedicar dos o más horas de tu vida a escuchar frases huecas regurgitadas hasta el mareo cuyo contraste con los datos más básicos disponibles no aguantaría un solo asalto. Tu problema es que el rigor sesudo que tanto aprecias no luce en esta época de eslóganes fulgurantes, más propia de los Mad Men. El único, sobrio consuelo que se te brinda es saber que otras personas detestan lo mismo, y han dedicado su empeño a poner en solfa los lugares comunes que pueblan el ámbito del desarrollo y la salud global. He aquí algunos ejemplos llevados a imprenta con los que te puedes regalar este Sant Jordi:

Frase hecha #1: La contribución de las mujeres a la ciencia ha sido menor hasta hace poco

Y que como mucho nos podemos retrotraer a Marie Curie, sin lugar a dudas una excepción. ¿Han sido pocas mujeres o es que no hemos mirado bien? Porque lo que no se busca no se encuentra, pero si te fijas con atención te puedes tropezar con, por ejemplo, Katherine Johnson y acabar visionando una película bien chula sobre sus hazañas y las de sus colegas. Rachel Ignotofsky se ha tomado la molestia de identificar, investigar e ilustrar la vida de Johnson y otras 49 mujeres cuya ciencia ahora sabemos que cambiaron el mundo. Esto es sólo el principio.

¿Han sido pocas mujeres o es que no hemos mirado bien?

Rachel Ignotofsky: Women in Science. 50 fearless pioneers who changed the world. Penguin Random House. 2016.

Frase hecha #2: La solución al cambio climático está en manos de los políticos

Claro, y los políticos, ¿en manos de quién están? El poder, como la energía, ni se crea ni se destruye, sólo se trasfiere. Gaia Vince se propuso demostrar que de igual manera que estamos modificando el ecosistema en el que vivimos, nos estrujamos el ingenio para adaptarnos a los efectos deletéreos que nuestra acción causa en el entorno, en un bucle incesante de supervivencia. Cierto, algunas alternativas van aparejadas a potentes intereses económicos (energía nuclear, alimentos genéticamente modificados), pero Vince te muestra todos los pros y contras para que saques tus propias conclusiones. Si es que no te da pereza ponerte a ello, por supuesto.

El poder, como la energía, ni se crea ni se destruye, sólo se trasfiere

Gaia Vince. Adventures in the Anthropocene: A Journey into the Heart of the Planet We Made. Milkweed. 2014

Frase hecha #3: Las enfermedades crónicas son propias de entornos desarrollados

Ésta es particularmente buena: tienes que haber insistido mucho en ignorar la persistente lluvia de datos epidemiológicos de los últimos años como para seguir creyéndote este estereotipo, que goza de una sorprendente vigencia. El mito se entiende mejor al interpretar que su quiebre obligaría a un variopinto colectivo de columnistas y tertulianos a salir de su zona de confort ideológico, y hasta ahí podríamos llegar. Uno de nuestros profesores visitantes, Charles Agyemang, puede iluminarte con deleite sobre el asunto.

A de-Graft Aikins & C Agyemang: Chronic Non-communicable Diseases in Low and Middle-income Countries. CABI. 2015

Frase hecha #4: Los avances en el desarrollo han sido pobres, por no decir nulos

Ésta es todavía mejor. Poco importa que el bueno de Max Roser derroche paciencia y finura en el análisis de datos primorosamente ilustrados que muestran (sí, no inventan) que el mundo nunca había estado mejor: los agoreros apartarán la vista hacia otro lado. Es más guay darse golpes de pecho sobre qué mal va el mundo, qué poco contamos para los que mueven los hilos del planeta y cuántos más recursos son necesarios para acabar con maldades inagotables, que es precisamente a los que nos dedicamos. ¿Si los hechos los expone un premio Nobel de economía le harán más caso? Es poco probable.

Angus Deaton: El gran escape. Salud, riqueza y los orígenes de la desigualdad. Fondo de Cultura Económica. 2015.

Frase hecha #5: Los grandes desafíos son estructurales y las pequeñas acciones no sirven

Tomando la frase prestada de Adnan Hyder: piensa global y actúa local

Vale, Jean-Louis es un viejo conocido de quien esto suscribe. Vale, su libro y su forma de hablar pueden recordar más a Jorge Bucay que al experto en VIH y salud pública que es. Pero lo que él y toda la gente que le acompaña están construyendo desde abajo con la Constelación merece la pena ser observado con atención y una pizca de cariño. Porque predicar la vuelta a la confianza entre las personas como forma de superar los obstáculos, también los enormes, es tan antiguo como la humanidad, pero no por ello menos radical. Tomando la frase prestada de Adnan Hyder: piensa global y actúa local.

Jean-Louis Lamboray. What makes us human? BalboaPress. 2016.

Frase hecha #6: La historia de África se ha escrito en blanco y negro

Los seres humanos acabamos siendo presas de nuestra reputación reducida a cliché

No es un chiste malo, es una oración manida, como todas las anteriores. Nos viene al pelo para despedirnos con nuestro ilustre Manuel Corachán, ese caudal de sabiduría. Corachán nos recuerda que los seres humanos acabamos siendo presas de nuestra reputación reducida a cliché, cuando la realidad es más sutil, más compleja, también en un continente tan incomprendido como el africano. Sirva este opúsculo para reivindicar la mirada sin prejuicios y la apuesta para que los hechos hablen por sí mismos: sólo hay que dejar que lo hagan.

Manuel Corachán: Livingstone & Stanley: ni ángel, ni demonio. Edicions Bernat. 2016.