Día Mundial de la Hipertensión 2022: hay que incidir en una medición precisa y una mayor concienciación

Día Mundial de la Hipertensión 2022: hay que incidir en una medición precisa y una mayor concienciación

17.5.2022
hypertension_hush-naidoo-jade-unsplash.jpg
Foto: Hush Naidoo Jade Photography / Unsplash - Una mujer se hace medir la tensión arterial

[Este artículo lo ha escrito Joseph Okebe, Investigador Asociado Senior en Salud Global en Liverpool School of Tropical Medicine, en representación del Consorcio INTE-AFRICA]

Hoy, en el Día Mundial de la Hipertensión, cabe destacar que la hipertensión es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo: es responsable del 12,8% (7,5 millones) de las muertes anuales. En los últimos treinta años, el número de adultos de entre 30 y 79 años con hipertensión casi se ha duplicado hasta alcanzar los 1.280 millones, y el aumento más significativo se ha registrado en los países de ingresos bajos y medios,4 especialmente en el África subsahariana,5 donde se estima que entre 10 y 20 millones de personas de la región pueden tener hipertensión.6 El África subsahariana, por tanto, se enfrenta a un reto considerable para reducir la prevalencia de la hipertensión entre su población, en línea con las metas de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). 

La hipertensión es una de las principales causas de mortalidad en todo el mundo: es responsable del 12,8% de las muertes anuales

En buen estado de salud, la presión arterial permite que la sangre circule por todo el cuerpo y llegue a todos los órganos. Hablamos de hipertensión "cuando la presión arterial es demasiado alta"1 y, si se mantiene alta a lo largo del tiempo, aumenta el riesgo de sufrir problemas de salud graves que pueden afectar al corazón, el cerebro, los riñones y los ojos.2 Entre los muchos factores que pueden aumentar el riesgo de hipertensión se encuentran el aumento de peso y la obesidad, las dietas poco saludables, la inactividad física, la ingesta de alcohol y el consumo de tabaco.1,2,3 Sin embargo, hay factores de riesgo no modificables, como la genética y los antecedentes familiares, la edad, la raza o la etnia, y enfermedades preexistentes, como la diabetes o la insuficiencia renal, que pueden aumentar el riesgo de padecer hipertensión arterial.1,3

A pesar de la relativa facilidad de diagnóstico, menos de la mitad de las personas con hipertensión son conscientes de su enfermedad

A pesar de la relativa facilidad de diagnóstico, menos de la mitad de las personas con hipertensión son conscientes de su enfermedad. La mayoría se da cuenta de su diagnóstico a causa de problemas de salud derivados de una presión arterial no controlada, como un accidente cerebrovascular o una insuficiencia cardíaca o renal. Aunque los países recomiendan el cribado sistemático de la hipertensión, los datos sobre los costes y beneficios de estos programas son limitados. Es necesario investigar para identificar estrategias prácticas, de bajo coste y fáciles de aplicar para el cribado y el control de la hipertensión.

Una profesional de la salud toma la presión arterial de una paciente. (Mufid Majnun / Unsplash)

La Asociación de Investigación para el Control de las Enfermedades Crónicas en África (Research Partnership for the Control of Chronic Diseases in Africa - RESPOND-AFRICA) pretende colmar esta laguna investigadora haciendo participar a personal investigador, responsables políticos, profesionales de la gestión sanitaria y grupos de pacientes en la identificación y evaluación de intervenciones sanitarias que mejoren la calidad de los servicios de salud para las personas que padecen hipertensión y otras enfermedades crónicas comunes.

Es necesario investigar para identificar estrategias prácticas, de bajo coste y fáciles de aplicar para el cribado y el control de la hipertensión

Además, un estudio reciente realizado por RESPOND-AFRICA destaca la necesidad de ampliar la capacidad de los sistemas sanitarios del África subsahariana para prestar servicios de enfermedades no transmisibles y ampliar las vías de gestión de la atención crónica existentes.7 La integración de los servicios de atención a las enfermedades crónicas en los centros de atención primaria podría mejorar la eficiencia de la atención a los pacientes.8


La medición de la presión arterial tiene dos números: el mayor (sistólico) es la presión del flujo sanguíneo cuando el músculo del corazón se contrae, bombeando sangre; y el menor (diastólico) es la presión medida entre los latidos del corazón. (Robina Weermeijer / Unsplash)

El tema de este año para el Día Mundial de la Hipertensión: "Mida su presión arterial con precisión, contrólela, viva más tiempo", hace hincapié en la importancia de utilizar métodos precisos de medición de la presión arterial y de combatir los bajos índices de concienciación sobre la hipertensión.

Los gestores sanitarios deben asegurarse de que los miembros del equipo que realizan mediciones de presión arterial reciban formación periódica

"Aunque los individuos pueden medir su propia presión arterial utilizando dispositivos automatizados, es importante una evaluación por parte de profesionales sanitarios para valorar el riesgo y las condiciones asociadas".1 Existen directrices que ofrecen instrucciones específicas para medir la presión arterial. Sin embargo, es esencial que el personal sanitario siga estas instrucciones. Se ha informado de que una desviación del 10% en la lectura de la presión arterial podría "ser suficiente para ocultar la presión arterial alta, iniciar a un paciente en un medicamento que realmente no necesita o llevar a ajustes incorrectos de los medicamentos".9

Los gestores sanitarios deben asegurarse de que los miembros del equipo que realizan mediciones de presión arterial reciban formación periódica para garantizar la estandarización y el cumplimiento de los métodos de medición. También es necesario que los profesionales sanitarios, los investigadores y los pacientes aboguen por la concienciación sobre la necesidad de realizar mediciones regulares y precisas de la presión arterial.

Referencias