Nueva herramienta para valorar la seguridad y la calidad ambiental de los entornos escolares

Nueva herramienta para valorar la seguridad y la calidad ambiental de los entornos escolares

14.10.2021
Zona pacificada davant Escola Doctor Ferran i Clua_Monica Moreno
Foto: Mònica Moreno / Ayuntamiento de Barcelona - Zona pacificada delante de la Escuela Doctor Ferran i Clua de Barcelona.

[Este texto ha sido publicado originariamente en el boletín EspaiS@lut de la Diputación de Barcelona.]

Hasta hace pocas décadas, en España, la mayoría de niñas y niños, tanto en pueblos como en grandes ciudades, tenían la posibilidad de desplazarse caminando a su centro educativo y de utilizar las calles para el juego, sin acompañamiento de personas adultas. Actualmente, esta autonomía de movimientos se ha visto drásticamente limitada por un modelo urbano que prioriza la movilidad en vehículo privado, lo que ha generado una serie de efectos sobre la vida, las oportunidades de desarrollo y la salud de niños y niñas.

Desde el Seminario Movilidad e Infancia creemos que, aparte de las consecuencias sobre la seguridad, hay que dar visibilidad a otra serie de impactos sobre la calidad del aire y el espacio público que condicionan el desarrollo y la salud de la infancia. Es más, la emergencia sanitaria generada por la pandemia de COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia clave de la movilidad sostenible para reducir el tráfico, la contaminación, el ruido, etc.

Desde el Seminario Movilidad e Infancia creemos que, aparte de las consecuencias sobre la seguridad, hay que dar visibilidad a otra serie de impactos sobre la calidad del aire y el espacio público que condicionan el desarrollo y la salud de la infancia

Durante el confinamiento, debido al menor uso de los vehículos de combustión y la reducción de la actividad, la polución disminuyó notablemente en toda España; por ejemplo, los niveles de NO2 se desplomaron en las principales ciudades del país, con una reducción que se ha cuantificado en un 58%. Lamentablemente, una vez reanudada la actividad tras el confinamiento, los niveles de contaminación se han incrementado de nuevo, y han llegado a los niveles anteriores al confinamiento.

 

Zona pacificada frente a la escuela Pía Balmes de Barcelona / Mariona Gil (Ayuntamiento de Barcelona)

El Seminario es un grupo de trabajo formado por profesionales del urbanismo, la educación, la gestión de la movilidad, la seguridad vial y la salud pública, así como representantes de diferentes administraciones, universidades y centros de investigación, consultoras y organizaciones ciudadanas (ambientalistas, de voluntariado, educativas...) y organizaciones no gubernamentales, implicados en el desarrollo de políticas y programas orientados a promover la movilidad activa, segura y autónoma de la infancia, así como a defender sus derechos.

A partir de las reflexiones y el trabajo llevados a cabo hemos desarrollado materiales y herramientas para promover un cambio en la calidad ambiental y seguridad de los entornos escolares. El trabajo realizado está recogido en la web www.entornosescolares.es

El Seminario trabaja y se reúne anualmente desde 2012. A partir de las reflexiones y el trabajo llevados a cabo hemos desarrollado materiales y herramientas para promover un cambio en la calidad ambiental y seguridad de los entornos escolares. Desde hace unos meses, todo el trabajo realizado está recogido en la web Entornos escolares seguros y saludables, y que fue el origen de una PNL (Propuesta No de Ley) para presentar en el Congreso, y de un modelo de moción para presentar en el pleno de los ayuntamientos, con el objetivo de promover determinadas acciones para lograr entornos escolares seguros y saludables (por ejemplo, eliminar aparcamientos dentro del equipamiento escolar y su entorno, reservar un espacio para aparcar bicicletas y patines, enverdecer el recinto escolar, etc.). También hay disponibles ejemplos de buenas y malas prácticas, un kit de material para utilizar en las redes sociales y un folleto informativo (los dos últimos sólo disponibles en castellano).

 

 

Herramienta de autoevaluación

La última novedad, y la que creemos más interesante para los ayuntamientos, es la herramienta de autoevaluación que hemos desarrollado. La herramienta contiene 11 indicadores vinculados a las propuestas de la iniciativa "Entornos escolares seguros y saludables". Estos indicadores se han diseñado para que cada municipio u organismo agente interesado lleve a cabo una evaluación inicial y periódica (cada dos años) con el fin de conocer inicialmente en qué estadio se encuentran los entornos escolares evaluados, y seguidamente poder ver el progreso a lo largo del tiempo. El objetivo es que se tome conciencia de los aspectos mejorables para llegar a la situación "ideal".

La última novedad, y la que creemos más interesante para los ayuntamientos, es la herramienta de autoevaluación que hemos desarrollado. Contiene 11 indicadores vinculados a las propuestas de la iniciativa "Entornos escolares seguros y saludables"

Cabe destacar que estos indicadores son una simplificación y que se podrían utilizar muchos más, pero creemos que son suficientes y factibles. Además, permiten hacerse una idea de la situación en cada municipio y también concienciar de la necesidad de tomar medidas concretas, así como ofrecer herramientas para que se lleven a cabo los cambios necesarios.

 

Camino escolar de la calle de Santa Ágata, en Barcelona / Vicente Zambrano Gonzalez (Ayuntamiento de Barcelona)

¿Cómo funciona? Los municipios interesados en participar solo tienen que rellenar el formulario preparado para tal fin, indicando los datos de contacto, la población total del municipio, el número de alumnado por franja de edad en el municipio en el momento de contestar la encuesta, así como el número total de centros escolares por etapa educativa y los datos de los colegios e institutos (en formato Excel: nombre de la escuela o instituto, coordenadas, número de alumnos totales, y si tiene primaria, secundaria o ambas).

Animamos a los municipios a participar y a que hagan la autoevaluación para poder tomar conciencia de la situación actual y de cómo se puede mejorar la calidad ambiental y de vida en las ciudades a través de la mejora de los entornos escolares

Estos datos son útiles a la hora de formarse una idea de las características de los municipios participantes y desarrollar estadísticas. Asimismo, los municipios deben indicar el nivel de cumplimiento para cada indicador (todas son variables continuas excepto el indicador nº10). Dos años después de la primera autoevaluación, se contactará a los municipios para que vuelvan a efectuarla, y así sucesivamente en los siguientes años.

Así pues, animamos a los municipios a participar y a que hagan la autoevaluación para poder tomar conciencia de la situación actual y de cómo se puede mejorar la calidad ambiental y de vida en las ciudades a través de la mejora de los entornos escolares. ¡Como un efecto dominó!