Evaluaciones de Impacto en la Salud: una herramienta de presente y futuro para las ciudades

Evaluaciones de Impacto en la Salud: una herramienta de presente y futuro para las ciudades

11.8.2021
St Adria Besos
Foto: YMA - Parque Fluvial del Besòs. Sant Adrià de Besòs (Barcelona)

[Este artículo ha sido elaborado por Meelan Thondo, Carolyn Daher, Natalie Mueller y Mark Nieuwenhuijsen (ISGlobal), y se ha publicado originalmente en catalán en el boletín 'Espai Salut' de la Diputación de Barcelona]

 

La urbanización a escala mundial afecta significativamente a la salud a través de cambios en las realidades sociales, ambientales y económicas. Aunque las ciudades son catalizadoras de crecimiento económico, innovación y progreso social, también son epicentros de exposiciones ambientales negativas y motores del cambio climático , de cambios en el uso del suelo y de agotamiento de los recursos naturales. Los entornos sociales y físicos de las ciudades son activos importantes para garantizar la salud y el bienestar de los ciudadanos.

Muchas ciudades desarrolladas se enfrentan a retos crecientes a causa de las enfermedades no transmisibles, como enfermedades cardiovasculares, ictus, asma y otras enfermedades respiratorias, cánceres, diabetes y depresión, entre otras. El resultado es que las personas pueden vivir muchos años, pero a menudo con múltiples enfermedades crónicas que reducen su calidad de vida, su funcionamiento diario y su independencia. La población urbana pobre sufre desproporcionadamente los riesgos para la salud como consecuencia de fuerzas políticas, sociales y económicas más amplias que las ciudades poden abordar.

La pandemia de COVID-19 también ha puesto de relieve el papel crítico que tienen las ciudades y el espacio público en la preparación y la respuesta a futuras emergencias sanitarias

La pandemia de COVID-19 también ha puesto de relieve el papel crítico que tienen las ciudades y el espacio público en la preparación y la respuesta a futuras emergencias sanitarias. Las acciones a nivel urbano local, mediante una planificación estratégica urbana y del transporte, ofrecen oportunidades para una salud mejor, un medio ambiente más limpio y una acción climática en las ciudades.

La evaluación del impacto en la salud como herramienta para la salud urbana

En contextos de urbanización creciente como los de los municipios de Barcelona y del resto de Cataluña, las herramientas y las prácticas que permiten a los responsables políticos tener en cuenta la salud a la hora de diseñar políticas urbanas todavía no son prácticas estándar para los procesos de planificación. Aun así, hay herramientas como la Evaluación de Impacto en la Salud (EIS, o también HIA, por sus siglas en inglés), que se sabe que apoyan la integración de la salud en agendas políticas más amplias centradas en el desarrollo urbano. Las EIS pueden contribuir a hacer avanzar las ciudades, donde todavía hoy muchas decisiones políticas e institucionales se toman sin tener en cuenta sus impactos relacionados con la salud.

De manera similar a las evaluaciones de impacto ambiental, las EIS estiman los efectos potenciales sobre la salud —tanto negativos como positivos— que una política, un programa o una intervención en concreto puede tener sobre la salud de la población y también es capaz de evaluar su distribución entre la población, por ejemplo, por la vulnerabilidad socioeconómica. Los resultados de diversos estudios muestran que las EIS pueden ayudar a los grupos de interés a tomar decisiones informadas antes, durante y después de la formulación e implementación de las intervenciones o políticas.

 

 

Aunque la evaluación de impacto en la salud es un campo bastante nuevo, cada vez se utiliza más en los países europeos. En Cataluña se han llevado a cabo, por ejemplo, para estimar el impacto de diferentes escenarios de contaminación acústica y atmosférica. Esto se puede hacer desde una perspectiva cualitativa y cuantitativa. Con los datos sobre las relaciones exposición-enfermedad disponibles, las EIS cuantitativas han resultado útiles para evaluar la reducción de las enfermedades cardiovasculares o respiratorias y las muertes. También se han utilizado para evaluar los impactos de diferentes proyectos relacionados con cambios en el entorno construido, como los proyectos de regeneración urbana.

Las Evaluaciones de Impacto en la Salud (EIS) pueden contribuir a hacer avanzar las ciudades, donde todavía hoy muchas decisiones políticas e institucionales se toman sin tener en cuenta sus impactos relacionados con la salud

Una revisión de literatura científica realizada en Cataluña informó de diferentes EIS centradas en los impactos que los cambios de modos de transporte en las ciudades tendrían sobre la salud, al proporcionar una comparación de los beneficios en salud de diferentes escenarios.

  • Una EIS llevada a cabo en 2012 demostró que se podrían evitar 76,15 muertes prematuras anuales en la ciudad de Barcelona si el 40 % de los viajes en coche se substituyera por una combinación del uso de la bicicleta y el transporte público, gracias a la disminución de la exposición a la contaminación del aire y de la mortalidad por accidentes de tráfico y al aumento de la actividad física.
  • Una EIS similar y más reciente llevada a cabo en Barcelona también mostró las ventajas de cambiar a modos de transporte más activos, al estimar que se podrían prevenir cerca de 3.000 muertes si se cumplieran las recomendaciones internacionales en materia de actividad física, contaminación del aire, ruido, calor y acceso a espacios verdes.
  • Finalmente, una evaluación hecha en 2019 estimó que la creación de 500 supermanzanas (superilles) en la ciudad de Barcelona podría prevenir anualmente casi 700 muertes prematuras. Las vías por las que se conseguirían las mejoras en salud en este caso serían la reducción de la contaminación del aire, del ruido y del calor, y el aumento del espacio verde y de la actividad física relacionada con el transporte. Este estudio también muestras que las supermanzanas son una intervención de salud pública que se podría aplicar a otras ciudades para reducir la carga en salud relacionada con la planificación urbana centrada en el coche.

Aunque la evaluación de impacto en la salud es un campo bastante nuevo, cada vez se utiliza más en los países europeos. En Cataluña se han llevado a cabo, por ejemplo, para estimar el impacto de diferentes escenarios de contaminación acústica y atmosférica

No obstante, resulta más difícil encontrar evaluaciones de impacto de otros determinantes de la salud relacionados con la ciudad, comola vivienda o la exposición al espacio verde. Estos vacíos suelen estar relacionados con la falta de recursos a nivel de ciudad y la escasez de datos para diferentes exposiciones a la salud.

 

Ayuntamiento de Sabadell (Barcelona)  / Juanma Peláez

Recomendaciones para aumentar el uso y la implementación de EIS en Cataluña

Ha llegado el momento de aprovechar el impulso que recibe la promoción de la salud en las ciudades. En Cataluña se están ampliando las políticas para reconocer las legislaciones que apoyan la evaluación del impacto en la salud, pero también los enfoques de salud en todas las políticas (

Health in All Policies). Para apoyar aún más la implementación de las EIS en Cataluña, es necesario tener en cuenta diferentes recomendaciones:

  1. Incrementar los esfuerzos para organizar y estimular la demanda de conocimiento y colaboración con profesionales de las EIS y expertos del mundo académico. EIS es un método que se utiliza de manera más habitual en investigación y es necesario establecer una fuerte colaboración para expandir la práctica en los ámbitos de la política. Quizá sea más fácil para los municipios catalanes identificar grupos de EIS en universidades y centros de investigación para un intercambio, formación y transferencia de conocimientos eficaces.
  2. Usar de manera eficaz los datos y los indicadores urbanos: Cataluña realiza encuestas periódicas de viajes, salud y hogares que proporcionan datos sólidos como los requeridos en las EIS. Aunque estos datos pueden estar disponibles, su acceso y gestión pueden ser todavía un reto si los indicadores urbanos no se entienden ni se planifican bien. Usar eficazmente los datos disponibles y centrarse en los indicadores relevantes puede facilitar enfoques innovadores para llevar a cabo un modelaje de salud en las ciudades.
  3. Promover una mayor colaboración e integración en el sector de la planificación urbana y del transporte en Cataluña. Con la multiplicación de historias de éxito en algunas ciudades, esto orientaría el papel de diferentes actores, incluidos el sector privado, el mundo académico y los organismos públicos en su compromiso hacia una vida saludable en las ciudades. Una agenda dirigida por la salud para la planificación urbana y del transporte podría apoyar a un nuevo enfoque en la dimensión territorial de la urbanización en Cataluña. Fortalecer este enfoque podría ayudar a aclarar las estrategias y prioridades, así como subrayar las necesidades ciudadanas.

El camino por delante

La implementación de medidas urbanas sin tener en cuenta los impactos sobre la salud corre el riesgo de desplegarse en silos y con muy poco impacto en la salud y la calidad de vida de las poblaciones urbanas, o incluso en algunos casos contribuir a la desigualdad. Conectar la salud y la planificación urbana a los ámbitos de la formulación de políticas requiere una fuerte gobernanza, colaboración intersectorial y prácticas basadas en la equidad. Las evaluaciones de impacto proporcionan una flexibilidad y una validez científica sin precedentes para estimar los riesgos para la salud que pueden informar la formulación de políticas y contribuir a una agenda más amplia de salud en todas las políticas.

En última instancia, las EIS pueden mejorar el desarrollo de redes urbanas saludables y sostenibles a la vez que animan a los grupos de interés a contribuir activamente al futuro de sus ciudades. De esta manera, incorporar la salud a las agendas urbanas puede tener un papel crucial en el impulso de la gobernanza y la consecución de futuros más saludables y brillantes en las ciudades catalanas.