El fútbol como reflejo de las complejidades de la realidad migrante

El fútbol como reflejo de las complejidades de la realidad migrante

16.12.2022
Spain_vs_Morocco
Foto: Archivo de Westpress Kaliningrad - Partido España-Marruecos, Copa Mundial de Fútbol 2018

[Este texto ha sido escrito por Ethel Sequeira, investigadora predoctoral de ISGlobal y médica de familia, y el grupo de investigación en migración y salud de ISGlobal.]

 

El domingo 18 de diciembre es el Día Internacional del Migrante. Curiosamente, este año coincidirá con la final del mundial de fútbol de Catar, un campeonato en el que la migración ha tenido, una vez más, un papel principal. Tanto en la construcción de las instalaciones por parte de migrantes en condiciones de vida y trabajo deplorables e insalubres, como en la composición de las selecciones de fútbol y en la reacción de sus aficiones a los triunfos.

La migración es un proceso muy complejo, en el que confluyen muchas realidades diversas que se pueden vivir de formas muy distintas. Como muestra de ello, algunos jugadores nacidos en África han decidido representar a los países europeos de acogida, mientras que otros nacidos en Europa han decidido representar a los de origen. Incluso se ha dado el caso de hermanos que han participado en selecciones de países distintos.

Esta complejidad también se ha evidenciado en cómo se han celebrado algunos triunfos de determinadas selecciones. En esos momentos de inmensa emoción, las expresiones de júbilo muestran muchos sentimientos contrapuestos respecto a la migración. Con el triunfo de la selección marroquí sobre el equipo español, por ejemplo, muchas calles de nuestro país se llenaron de banderas y de celebraciones iguales que las que se producen cuando gana el equipo local.

Las personas desplazadas y las migrantes hacen frente a unas deficiencias importantes en el acceso a los sistemas de salud. Esta ausencia de registros se traduce, por un lado, en una falta de datos epidemiológicos sobre los principales problemas de salud y, por otro lado, en la dificultad en la elaboración de políticas y la prestación de servicios

Pero los deportistas de élite, como los futbolistas, no sufren ni el estigma ni los problemas que suelen acompañar a los migrantes en sus procesos de cambio. Las personas desplazadas y las migrantes hacen frente a unas deficiencias importantes en el acceso a los sistemas de salud. Esta ausencia de registros se traduce, por un lado, en una falta de datos epidemiológicos sobre los principales problemas de salud y, por otro lado, en la dificultad en la elaboración de políticas y la prestación de servicios.

Para hacer frente a esta situación, un equipo de ISGlobal, en consorcio con otros grupos de Reino Unido, Sudán y Túnez, ha puesto en marcha el proyecto MENA Migrant Health, financiado por el programa Mobility-Global Medicine and Health Research 2020una iniciativa conjunta de la Fundación “la Caixa” (España) con otras tres fundaciones europeas. El objetivo del proyecto MENA Migrant Health es mejorar la recogida de datos y la vigilancia sobre la salud de la población migrante en la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA, por sus siglas en inglés).

Más de 40 millones de migrantes se movilizan hacia, desde y a través de la región por una variedad de razones. Los países del norte de África siguen acogiendo a un gran número de personas de África subsahariana que buscan empleo allí o que intentan cruzar el Mediterráneo para forjar su futuro en Europa. El proyecto intenta mejorar los sistemas de vigilancia de salud a través de la co-creación de una herramienta digital e innovadora de indicadores multidimensionales, con procesos participativos involucrando los colectivos migrantes, ONG, instituciones interdisciplinarias y los ministerios de salud de cada país.

La herramienta Migrant Health Country Profile-tool (MHCP-t) permitirá comparar datos de salud de los migrantes sobre múltiples enfermedades y cobertura de vacunación procedentes de los sistemas de información sanitaria de cada país

La herramienta Migrant Health Country Profile-tool (MHCP-t) permitirá comparar datos de salud de los migrantes sobre múltiples enfermedades y cobertura de vacunación procedentes de los sistemas de información sanitaria de cada país. Esta herramienta no tiene como objetivo únicamente la compilación de datos sino también dar visibilidad a las desigualdades sanitarias para que se puedan transformar en cambios significativos tanto en la prestación de servicios como en las políticas de salud pública. Además, la prioridad de este proyecto es fomentar la capacidad de investigación en Marruecos, Túnez y Sudán creando una red de investigadores jóvenes que tendrán acceso a un doctorado internacional.

Gane quien gane el Mundial, este 18 de diciembre tiene que ser un día para detener la mirada en la migración. Observar, reflexionar y actuar en consecuencia.