¿Es posible que yo tenga Chagas?

¿Es posible que yo tenga Chagas?

24.9.2014
image alt

Hace 20 años, en España, ni siquiera los médicos tenían conocimiento sobre ella. No era que estuviese olvidada, era más bien que nunca se había tenido presente. La enfermedad de Chagas, una infección causada por el parásito Trypanosoma cruzi, es endémica de América Latina y se consideraba, básicamente, un problema “de allí”. Sin embargo, en el transcurso de las dos últimas décadas, la transmisión ha pasado a darse también en nuestro país.

ISGlobal ha desarrollado la web InfoChagas.org, con información sobre la enfermedad InfoChagas.org incluye un test para ayudar a determinar si se está dentro de la población de riesgoLa llegada en gran número de personas procedentes de las zonas endémicas terminó por someter a nuestros médicos a un reto inédito: el de diagnosticar y tratar una enfermedad que la OMS considera desatendida. Nuestro sistema sanitario comprobó que la ausencia de la chinche besucona, el insecto que la transmite, no es un obstáculo insalvable para el parásito que la causa: al Trypanosoma cruzi también le es posible pasar de una mujer embarazada previamente infectada a su bebé o ejercer de polizón indeseable en transfusiones de sangre o trasplantes de órganos.

La enfermedad de Chagas advertía de lo mismo que ahora el ébola se empeña en recordar: cuando se trata de salud, ya no existen los problemas “de aquí” o “de allí”. La salud, de una vez por todas, se ha vuelto global. En la actualidad se calcula que existen entre 8 y 10 millones de personas infectadas por Trypanosoma cruzi en el mundo y entre 75.000 y 80.000 en España. Se trata de estimaciones, puesto que la naturaleza de la enfermedad, un pasajero silencioso que únicamente se manifiesta en 4 de cada 10 casos, la circunstancia de que se concentre, sobre todo, en el ámbito rural, y el hecho de que la sintomatología pueda confundirse con otras dolencias, dificultan el cómputo de casos.

¿Es posible que yo tenga Chagas?

A día de hoy, el Chagas sigue siendo una enfermedad desatendida a la que se destinan recursos insuficientes. Los dos únicos medicamentos en el mercado son los mismos que había en los años 70. Sobre ella todavía pesa un estigma de pobreza que a ojos de muchos la convierten en tabú, una dolencia indigna que es mejor silenciar. De ahí que menos del 1% de los afectados esté recibiendo tratamiento. Con el objetivo de contribuir a desestigmatizar la enfermedad y a paliar la falta de información accesible, la Iniciativa de Chagas del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) ha desarrollado la web InfoChagas.org, una página en español e inglés que ofrece respuestas sencillas a las preguntas que suscita esta infección.

Entre los recursos complementarios que aporta la página figura un test que permite a los usuarios obtener una respuesta anónima a una pregunta inquietante: ¿Es posible que yo tenga Chagas? La herramienta, disponible también como aplicación de Facebook, ofrece una orientación sobre la posibilidad de hallarse dentro de la población de riesgo. No conviene olvidar que, si no es tratada, la enfermedad puede provocar daños en el aparato digestivo o a nivel cardiaco e incluso llegar a ser mortal. Es hora de hacer que el Chagas reciba una atención a la altura del problema de salud global que constituye. 

Entradas anteriores del autor

7 maneras en que la comunicación online puede ayudar a tu carrera científica

¡Prohibido aburrir! Convierte tus presentaciones en un relato