AIDS and The Trap of Complacency

El sida y la trampa de la complacencia

01.12.2018
image alt

Foto: Francesco Marzoli

 

No caigamos en la trampa de la complacencia. Sí, es cierto que, gracias al enorme progreso logrado durante las últimas décadas, la infección por el VIH ha evolucionado de ser una sentencia de muerte a convertirse en una condición crónica manejable. Esta es la visión que muchos en nuestro entorno tienen de esta enfermedad. Pero también es cierto que a pesar de los miles de millones de euros invertidos y del esfuerzo colectivo de miles de profesionales de la salud, trabajadores sociales, organizaciones comunitarias, responsables políticos e investigadores de todo el mundo, la respuesta mundial a la epidemia del sida se encuentra en un momento precario.

A pesar de los miles de millones de euros invertidos y del esfuerzo colectivo de miles de profesionales (...) de todo el mundo, la respuesta mundial a la epidemia del sida se encuentra en un momento precario

Los estados miembros de las Naciones Unidas incluyeron valientemente el objetivo de acabar con el sida entre los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) para el 2030. Lamentablemente, el ritmo del progreso no está a la altura de este ambicioso objetivo. A pesar de una notable reducción del 34% en la mortalidad por SIDA desde 2010, el pasado año 2017 aproximadamente un millón de personas murieron a causa de esta enfermedad. Un millón, más de 2.500 personas al día.

[Este artículo se ha publicado en El País - Planeta Futuro. Sigue leyendo aquí]