Análisis y Desarrollo Global

La visita del director del Fondo Mundial a Madrid marca el inicio de un nuevo diálogo con España

ISGlobal Madrid acoge la presentación del informe 2018 del Fondo Mundial contra el sida, la malaria y la tuberculosis

19.09.2018

La historia del Fondo Mundial contra el sida, la malaria y la tuberculosis -una alianza entre gobiernos, sociedad civil y sector privado para luchar contra estas tres enfermedades - es una historia de grandes logros, como los 27 millones de vidas salvadas desde su creación en 2002, pero al mismo tiempo es una historia que afronta importantes desafíos futuros.

El director ejecutivo del Fondo Mundial, Peter Sands, presentó el pasado martes 18 de septiembre el último informe de resultados del Fondo en la oficina de ISGlobal en Madrid. En él se destaca como las intervenciones realizadas en 2017 permitieron que 17,5 millones de personas accedieran a terapia antirretroviral para el VIH, que cinco millones de personas fueran diagnosticadas y tratadas de tuberculosis, y que 197 millones de mosquiteras fueran distribuidas para prevenir la malaria en zonas endémicas.

“Pese a todos los logros reflejados en este informe, si queremos alcanzar el Objetivo de Desarrollo Sostenible 3 en materia de salud y ganar la batalla contra estas tres enfermedades hay que hacer cambios, ya que el progreso no es lo suficientemente rápido”, destacó Peter Sands. “Mucho de lo que tenemos que hacer en el futuro no es más que hacer lo que ya estamos haciendo a mayor escala. Tenemos las herramientas, pero colectivamente vamos a tener que aportar más”.

Los cerca de 4.000 millones de dólares que anualmente recauda el Fondo Mundial entre sus donantes públicos y privados para luchar contra estas tres enfermedades no son suficientes. España es un socio histórico del Fondo, ya que entre 2003 y 2010 invirtió 724 millones de dólares, situándose entonces entre los diez donantes principales. Sin embargo, en los últimos ocho años no ha contribuido al Fondo. Existe un consenso expresado por todos los grupos parlamentarios y diferentes responsables políticos sobre la importancia y pertinencia de que España vuelva a ser donante neto. La visita de Peter Sands a Madrid, donde también se reunió con varios representantes del Gobierno, abre un diálogo en ese sentido.