Zulfiqar Bhutta: “No se pueden alcanzar objetivos globales sin llegar a todos aquellos que lo necesitan”

Zulfiqar Bhutta: “No se pueden alcanzar objetivos globales sin llegar a todos aquellos que lo necesitan”

14.7.2015
image alt

El Dr. Zulfiqar Bhutta, director del Center of Maternal and Child Health de la Universidad Aga Khan University y professor del Hospital for Sick Children de Toronto, impartió la séptima ‘Global Health Lecture’ el 3 de julio pasado, en el CaixaForum de Barcelona. Después de la conferencia, tuvimos la occasion de hacerle algunas preguntas en torno a la salud materna e infantil. Este es un extracto de la entrevista. 

A pesar de un progreso considerable, el mundo no logrará alcanzar los objetivos del milenio 4 y 5 que buscan reducir la mortalidad infantil y mejorar la salud materna. ¿Cuáles considera que han sido los obstáculos principales?   

Gran parte del progreso global en los objetivos del milenio ha sido gracias a las grandes economías como Brasil o India pero hay países como Rwanda, Bangladesh o Costa Rica que han logrado mucho a pesar de una economía limitada. Los resultados son  desiguales. Uno de los mayores obstáculos ha sido el de llegar a los más pobres y vulnerables así como la incapacidad de implementar a gran escala. Para muchas intervenciones, la tasa de cobertura es apenas del 30-40%. No se pueden alcanzar objetivos globales sin llegar a todos aquellos que lo necesitan.   

 

¿Cuáles son las estrategias más eficientes en costo para aumentar la supervivencia de los recién nacidos?      

Se tiene que empezar con estrategias enfocadas a las madres: aumentar la edad para casarse, ampliar el acceso a la planificación familiar y asegurarse de que toda mujer dé a luz en un centro de salud con personal capacitado. Bastaría brindar atención el día del parto para salvar unas 3 millones de vidas. Después del parto, amamantar y mantener calientes a los bebés. Ninguna de estas intervenciones requiere de gran inversión. Requieren del conocimiento y la voluntad política para implementarlas a gran escala. 

 

Mucho del conocimiento para evitar muertes maternas e infantiles ya se ha generado. En materia de investigación, qué queda por hacer? 

Tenemos que aprender a implementar lo que sabemos en diferentes contextosSi bien es cierto que sabemos lo que funciona, aún no sabemos bien cómo implementar dicho conocimiento en diferentes regiones, sobretodo en zonas de conflicto. Tenemos que aprender a implementar lo que sabemos en diferentes contextos. Esto requiere de sabiduría y humildad para trabajar con las comunidades y sociedades, entender sus problemas y encontrar soluciones.

 

Hay más de mil millones de adolescents en el mundo y 9 de cada 10 viven en países de recursos medios o bajos. A pesar de ello, la salud del adolescente recibido poca atención. ¿Cuáles son las acciones necesarias para llenar este vacío?  

Los sistemas de salud no atienden las necesidades de los adolescentes, que son frecuentemente considerados como niños grandes o jóvenes adultosPrimero, necesitamos reconocer que el problema existe. Los sistemas de salud no atienden las necesidades de los adolescentes, que son frecuentemente considerados como niños grandes o jóvenes adultos. Segundo, necesitamos llegar a ellos. No todos van la escuela. Muchos niños adolescentes están en el mundo del trabajo y muchas niñas en el hogar, casadas precozmente. Tenemos que garantizar la educación de las niñas como un derecho fundamental. Tercero, necesitamos un mejor conocimiento de sus problemas, que son diferentes de los de los niños pequeños e incluyen accidentes, suicidio, complicaciones de parto y abortos.   

 

Sólo una de las metas de desarrollo sostenible trata especificamente de la salud. ¿Cuáles son los retos para mantener la salud materno-infantil en el centro de la agenda? 

Existe ya una voluntad al más alto nivel para proteger la salud materno-infantil con el programa ‘Every Woman, Every Child’ que será ratificado en septiembre. Ahora necesitamos concentrarnos en que la estrategia sea lo más inclusiva posible, que incluya a recién nacidos y adolescentes.  Apoyo plenamente las metas de desarrollo sostenible, que reflejan la manera real de hacer frente a los problemas de salud desde otros sectores relacionados, como la educación, el ambiente y el saneamiento.