ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

Banner blog Health Is Global

Un espacio abierto a todas aquellas ideas que persigan un acceso equitativo a la salud. En todo el mundo.

Hablemos de la asistencia sanitaria pública y privada

Hablemos de la asistencia sanitaria pública y privada

El debate sobre el rol del sector sanitario privado en los países de ingresos medios y bajos suele mezclarse con los sentimientos. Los distintos paradigmas sobre si la salud es un bien público o un negocio acentúan aún más dicho debate.

El sector sanitario privado está experimentando un enorme crecimiento en los países de ingresos medios y bajos

El sector sanitario privado está experimentando un enorme crecimiento en los países de ingresos medios y bajos. En África, el sector sanitario privado proporciona alrededor de la mitad de los productos y servicios sanitarios. Además, un estudio muestra que la mayor parte de Asia Meridional depende de los servicios de asistencia sanitaria privada a pesar de ser más cara que la asistencia sanitaria pública —una tendencia también habitual en otros países en vías de desarrollo. Esto se ha atribuido a la deficiente inversión en el sistema sanitario público, que ha derivado en un estado decadente de los servicios sanitarios públicos.

En África, el sector sanitario privado proporciona alrededor de la mitad de los productos y servicios sanitarios

La financiación insuficiente del sector sanitario público sumada a la débil gobernanza del sistema sanitario —un rasgo característico en la mayoría de países en vías de desarrollo— ha provocado una falta de credibilidad en el sistema y en aquellos que participan en él. Con frecuencia, a pesar de haber solicitado asistencia médica en centros sanitarios públicos, los pacientes se ven obligados a buscar asistencia adicional como comprar un tratamiento o pagar por pruebas analíticas o radiológicas. Esto representa, de un modo bastante legítimo, la ineficiencia y poca fiabilidad del sector sanitario público.

Esta brecha ha permitido el crecimiento del sector sanitario privado que está mínimamente regulado, lo cual ha derivado en la incapacidad de controlar los costes y servicios ofrecidos. Por desgracia, más que reducir la brecha ocasionada por la falta de recursos del sistema sanitario público, el crecimiento del sector sanitario privado está aumentado las inequidades sanitarias existentes. La mayoría de centros sanitarios privados están situados dentro de las áreas urbanas y ofrecen servicios a precios inasequibles para la mayoría de la población. Esto ha provocado un aumento de los pagos por cuenta propia, empujando aún más a la población hacia la pobreza.

En la India, alrededor de 39 millones de personas se ven forzadas a vivir por debajo del umbral de pobreza como resultado de los gastos sanitarios

Por ejemplo, en la India, que cuenta con una de las mayores industrias sanitarias privadas, alrededor de 39 millones de personas se ven forzadas a vivir por debajo del umbral de pobreza como resultado de los gastos sanitarios; mientras que en Marruecos, donde se ha aprobado una ley que permite que los inversores extranjeros compren clínicas sanitarias, los gastos por cuenta propia se elevan a más del 50% del gasto total en asistencia sanitaria. El punto en común entre ambos países es la debilidad de su sistema sanitario público que contribuye a importantes inequidades.

El sector privado ha sido relegado a funcionar al margen del sistema sanitario, excluyéndolo a menudo del debate sobre el fortalecimiento de los sistemas sanitarios

El fortalecimiento de los sistemas sanitarios es un objetivo clave en el campo de la salud global. Sin embargo, es importante mencionar los debates inadecuados sobre cuál es el mejor modo de incluir el sector privado en el marco de los sistemas sanitarios. El sector privado ha sido relegado a funcionar al margen del sistema sanitario, excluyéndolo a menudo del debate sobre el fortalecimiento de los sistemas sanitarios. El sector privado no está yendo a ninguna parte, de ahí la necesidad de tener este diálogo a nivel global y nacional si queremos conseguir la cobertura sanitaria universal (CSU) y el objetivo «Salud para todos» de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Es fundamental establecer plataformas en las que los sectores sanitarios privados se incluyan en la agenda con el fin de fortalecer los sistemas sanitarios

Según el Pacto Internacional sobre Derechos Económicos, Sociales y Culturales, los Estados miembros tienen el deber de asegurar el derecho de toda persona al mayor disfrute posible de la salud física y mental. A este respecto, no solo son responsables de asegurar la provisión de asistencia sanitaria asequible, accesible y de calidad, sino que también tienen la labor de asegurar que los actores relacionados con la satisfacción de la salud de los ciudadanos lo hacen.

En el caso del sector sanitario privado, esto podría implicar establecer normas y mecanismos de responsabilidad social con el fin de alcanzar los objetivos del sistema sanitario. Por ejemplo, el Gobierno puede establecer un precio concreto para los servicios médicos básicos como pruebas analíticas básicas (hemograma completo, pruebas de función renal y hepática), pruebas radiológicas (rayos X) y medicamentos esenciales dentro del sector sanitario privado. De este modo, los servicios serán accesibles y asequibles para la mayoría de la población. Para conseguirlo, ya sea a nivel político o de estructura organizativa, es fundamental establecer plataformas en las que los sectores sanitarios privados se incluyan en la agenda con el fin de fortalecer los sistemas sanitarios, a nivel nacional y global. ¡Es un paso crucial si queremos conseguir la cobertura sanitaria universal!



Nota: Las personas que integran ISGlobal persiguen ideas innovadoras con total independencia. Las opiniones expresadas en este blog son, por tanto, a título personal y no necesariamente reflejan el posicionamiento institucional.

Meggie Mwoka

Estudiante del Máster en Salud Global ISGlobal-UB

Lo más leído