La respuesta de Oriol Mitjà a la clase de Paula: "Os animo a que nunca cambiéis vuestra forma de ser y pensar"

La respuesta de Oriol Mitjà a la clase de Paula: "Os animo a que nunca cambiéis vuestra forma de ser y pensar"

09.6.2016
image alt

Hace unos días publicábamos un artículo que recogía los mensajes que unos niños de 10 y 11 años del Colegio Nuestra Señora de la Concepción de Benicarló (Castellón) habían enviado al médico e investigador de ISGlobal Oriol Mitjà después del preestreno del documental "Donde acaban los caminos".  

Al investigador de ISGlobal Oriol Mitjà le llegó al fondo el gesto y las palabras de un grupo de niños, por lo que decidió responder a cada uno de ellos

Al investigador de ISGlobal le llegó al fondo el gesto y la palabras de los niños, por lo que ha decidido responder a cada uno de los mensajes: 

"¡Hola a todos! Os agradezco mucho vuestro e-mail y voy a intentar contestaros por grupos para no olvidarme de nadie. Os estoy respondiendo desde el hospital de la isla de Lihir, que pertenece a Papúa Nueva Guinea. Si lo buscáis en el mapa veréis que estoy en el punto más alejado posible del planeta, lo que se suele llamar "las antípodas".

A Paula, Luis, Alba, Paula y Benja: quiero agradeceros vuestro mensaje y deciros que curar las enfermedades tropicales que afectan a los niños de familias con tan poco dinero es un trabajo muy importante y que me deja muy satisfecho al final de cada día, ya que aquí no tienen a nadie que se preocupe por ellos. Eliminar una enfermedad es muy difícil, sólo se ha conseguido una vez en toda la historia y fue con la viruela, pero si lo conseguimos con el pian ya seguiremos con otras. ¡Un abrazo a todos!

A Efraïn, Yago, Iván y Ángel: como decís que no sabéis qué es el pian, os lo resumo de forma fácil. Es una enfermedad que afecta sobre todo a niños entre 10 y 15 años de zonas muy pobres y produce agujeros en la piel, que a veces llegan hasta el hueso, duelen mucho y causan deformaciones. Las condiciones en las que viven esta gente no ayudan mucho a que la enfermedad no se contagie porque entre otras cosas no tienen ni agua corriente, pero poco a poco estamos consiguiendo contenerla y eliminarla. No os preocupéis, seguiré investigando para acabar con esta enfermedad y todas las que pueda. Muchas gracias por vuestros ánimos y un abrazo fuerte.

Curar las enfermedades tropicales que afectan a los niños de familias con tan poco dinero es un trabajo muy importante y me deja muy satisfecho al final del día

Al Efrén, Christian, el Aintzane y Lily: estoy muy contento y orgulloso ya que veo que con su edad ya están pensando en ayudar a los más necesitados y eso es muy importante. Precisamente ahora estamos buscando dinero para poder fabricar más pastillas y poder hacerlas llegar a esta gente tan necesitada que se encuentra en lugares muy, muy lejanos y difíciles de llegar. Os animo a que nunca cambiéis vuestra forma de ser y de pensar y que sigáis adelante con vuestros planes. Hace falta mucha gente como vosotros para hacer que el mundo funcione un poco mejor y no haya tanta desigualdad. ¡Un abrazo fuerte a todos!

A Ana, Fran, Maria y Alejandro: gracias por vuestros ánimos y por vuestro interés en la noticia. Normalmente la gente no da mucha importancia a estos avances en temas de salud, por eso me pongo muy contento cuando le leo. Para encontrar la medicación tuvimos que hacer muchas pruebas, pero ya partíamos de la base de que la azitromizina es un antibiótico que funciona con otras enfermedades. Pensamos que podría hacerlo también con el pian, así que la pusimos en pastillas para que los niños se la pudieran tomar mejor (antes eran inyecciones de penicilina que daban mucho miedo y eran difíciles de hacer llegar a estas zonas) y se curaran rápidamente. Esperamos que para el 2020 el pian se pueda dar por erradicado, lo seguiremos intentando. ¡Muchas gracias por vuestros ánimos y un abrazo!

Mi trabajo me gusta muchísimo, es una de las razones de mi vida

A Marcos, Angelina, la Melina y l'Aroa: ante todo tengo que deciros que me gusta mucho que la noticia de Paula os haya hecho pensar. Desde más o menos su edad tenía claro que quería curar a la gente que sufría, pero en general. Poco a poco me fui haciendo mayor y escogiendo la carrera, las especialidades dentro de la carrera y finalmente he acabado dedicándome a las enfermedades olvidadas de la piel. La gente se cura y las enfermedades se erradican. Erradicar significa eliminarla de todo el mundo y que no haya ningún caso durante 3 años. Esto es tan complicado que sólo se ha conseguido una vez en toda la historia, así que si tenemos la suerte de hacerlo con el pian ya nos podremos dar por contentos. Esperamos conseguir esto el 2020 y cuando acabamos ya veremos qué haremos. Mi trabajo me gusta muchísimo, es una de las razones de mi vida. Cada vez que dejo Barcelona para venir a esta isla desde la que os estoy escribiendo y veo esta gente tan pobre y tan bonita de la que nadie se preocupa y compruebo que los podemos curar me pongo muy contento. Además, son muy amables y agradecidos y eso me da muchas fuerzas para levantarme cada mañana, aunque el trabajo es muy duro. ¡Muchas gracias!

Gracias a los donativos de muchas empresas y la colaboración y los ánimos de mucha gente como Paula y como vosotros podremos erradicar el pian

Para David, Sara, Danna y Martí: como he dicho antes a otros compañeros vuestros, me hace muy feliz que este tipo de noticias os ponga contentos. Estamos trabajando para poder asegurar que el pian se convierta en la segunda enfermedad erradicada de la historia en el año 2020, pero aún no es seguro. Estamos trabajando para que eso ocurra, pero necesitamos muchos recursos y dinero para poder fabricar las pastillas y también para poder llevarlas a la gente que las necesita y eso no es fácil porque están en sitios muy alejados y olvidados, sin carreteras, sin luz, sin agua corriente... Pero estoy seguro que gracias a los donativos de muchas empresas y la colaboración y los ánimos de mucha gente como Paula y como vosotros podremos conseguirlo. ¡Gracias de nuevo y muchos besos también para vosotros!

Esperamos que para el 2020 el pian se pueda dar por erradicado, lo seguiremos intentando. ¡Muchas gracias por vuestros ánimos y un abrazo!

A Pablo, Antonio, Jóse y Iker: antes de nada, gracias por dar tanta importancia a mi trabajo. Bueno, debería decir nuestro trabajo, porque conmigo hay trabajando mucha, mucha gente que me ayuda cada día y sin ellos no podría hacer nada. No me gusta mucho planear las cosas que pasarán dentro de varios años. Ahora intento concentrarme en lograr que podamos acabar con el pian y que la Organización Mundial de la Salud lo certifique en 2020 porque para lograrlo aún tenemos mucho trabajo por delante. Sinceramente, aún no he pensado qué haré después. Tampoco sé a cuánta gente hemos curado, pero ya son miles de personas. Ahora tenemos que seguir en Sudamérica y África y otras partes del sudeste asiático para conseguir curar a los que ya están infectados y sobre todo para que el pian no alcance a más gente. Entre unos y otros podemos estar hablando de muchos millones de personas. Los niños de aquí lo agradecen todo. Unos lápices, una caja vacía, un pañuelo, una libreta, una figurita de lo que sea... No tienen nada y cualquier cosa que les podamos dar les hace mucha ilusión. Me han gustado mucho vuestras últimas líneas y os agradezco los ánimos y felicitaciones.

Siento no poder dedicaros más líneas y espero no haberme olvidado de nada, ni de nadie. Si es así, por favor, perdonadme. Ya os dije que estoy en el hospital y tengo que organizarme muy bien para poder encontrar pequeños ratos de "descanso" para poder contestar e-mails y mensajes y la verdad es que a veces cuesta encontrar esos momentos porque hay mucho trabajo que hacer y organizar y tengo mil cosas en la cabeza. 

Un abrazo a todos y seguid preocupándoos siempre por los temas de salud y por la gente que lo necesita. Si lo hacéis seréis más felices y a la vez os sentiréis mejor con vosotros mismos 

De todas formas y por mucho trabajo que tenga siempre intento cumplir con toda la gente que se interesa por mi trabajo y por esta gente, porque como ya os expliqué están muy olvidados y se lo merecen. Muchas gracias a todos por poneros en contacto conmigo y si alguna vez me enviáis algún otro mensaje o e-mail y veis que no os contesto pensad que igual no me ha llegado (aquí las conexiones son muy malas, estamos en medio de la jungla en una isla pequeña perdida en el Océano Pacífico) o que se me ha pasado hacerlo. Nunca será porque me dé pereza o no quiera, eso seguro. 

Un abrazo a todos y seguid preocupándoos siempre por los temas de salud y por la gente que lo necesita. Si lo hacéis seréis más felices y a la vez os sentiréis mejor con vosotros mismos. 

 


Esta entrada es una respuesta a: