Atrás

La gripe de cada año, pero siempre distinta...

La gripe de cada año, pero siempre distinta...

21.2.2013

Estamos en plena temporada de gripe. Los datos indican que la curva epidémica está llegando a su punto más alto. Durará unas 2 semanas más y luego, si hay suerte, ya irá de baja, para volver a niveles no epidémicos en las próximas 4-6 semanas.

Este año, como casi cada año, la gripe es la misma, pero siempre es diferente. En el sur de Europa (España incluida) un 80% de las cepas del virus son tipo B, mientras que en el norte de Europa han predominado hasta ahora las cepas tipo A (H1N1) (la de la pandemia de 2009) y en los Estados Unidos las cepas de tipo A(H3N2).

La vacuna anual 2012-2013 incluye estas tres cepas. Recordemos que, desafortunadamente, no es una vacuna perfecta, pero sigue siendo la mejor protección de la que disponemos frente a la gripe, especialmente para aquellos grupos de riesgo en los que la gripe puede asociarse a complicaciones importantes. La protección de la vacuna en estos grupos de población puede no ir más allá del 50-60%. Para las personas jovenes y sanas, puede aumentar al 80-90%. No es una eficacia perfecta, desde luego, y además, cada año hay que vacunarse (la protección se reduce con el paso del tiempo y/o cambian las cepas circulantes del virus).

En España se recomienda la vacuna antigripal unicamente a los grupos de riesgo (un 20% de la población, aproximadamente). El 80% restante de la población no se vacuna, a no ser que lo solicite especificamente. En los Estados Unidos, por ejemplo, se recomienda la vacuna a toda la población.

La vacuna es razonablemente segura: centenares de estudios científicos así lo avalan. Sus efectos secundarios más habituales son menores y localizados (el tipico dolor en el lugar de la inyección y quizas un dia de relativo cansancio o febrícula).

Necesitamos mejores vacunas: más fáciles de fabricar y administrar, más eficaces, cuya protección dure más tiempo y capaces de protegernos frente a cepas distintas del virus de la gripe. La “vacuna universal” de la gripe está lejos todavía, pero hay que seguir investigando.

Mientras tanto, la epidemia gripal seguirá su curso: muchos niños con fiebre y tos, bastantes jóvenes adultos con síntomas parecidos y algunos ciudadanos de edad avanzada o con factores de riesgo que desgraciadamente sufrirán la gripe en forma más grave o sus complicaciones. Las urgencias y la atención primaria saturadas, y un buen número de bajas laborales. Muchos mocos...

Es la gripe: parece normal e inevitable, pero seguro que podemos hacer todos algo más y mejor cada año para que no sea así. Tenerle respeto y emplear siempre las medidas, imperfectas, de que disponemos: vacunar a los que les toque e higiene para todos!