ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

Banner blog Health Is Global

Un espacio abierto a todas aquellas ideas que persigan un acceso equitativo a la salud. En todo el mundo.

Does the Urban Environment Influence the Risk of Obesity

¿Influye el entorno urbano sobre nuestro riesgo de padecer obesidad?

[Este artículo se ha publicado en el boletín "Espai Salut" de la Diputació de Barcelona]

La obesidad se define como una acumulación de grasa excesiva o anormal que puede afectar la salud

La obesidad se define como una acumulación de grasa excesiva o anormal que puede afectar la salud. Para determinar si una persona adulta padece obesidad se utiliza el índice de masa corporal (IMC), que se calcula a partir del peso y la altura (kg/m2). Se considera que un adulto tiene sobrepeso cuando su IMC es igual o superior a 25 kg/m2 y obesidad cuando es igual o superior a 30 kg/m2. En población infantil, en cambio, se utilizan tablas de referencia según la edad y el sexo para identificar un exceso de peso.

El sobrepeso y la obesidad en la edad adulta afectan a un 39% de las personas adultas (...). Estas cifras se han triplicado desde la década de los 70

El sobrepeso y la obesidad en la edad adulta afectan a un 39% de las personas adultas, según la Organización Mundial de la Salud (OMS). Estas cifras se han triplicado desde la década de los 70. En el caso de la población infantil, es igualmente preocupante ya que, según los estudios INMA y HELIX, que hemos coordinado desde ISGlobal, ​​la prevalencia de sobrepeso infantil en la zona de metropolitana de Barcelona (concretamente en Sabadell) es del 30%, con más niños que niñas con sobrepeso. Estas cifras duplican las cifras encontradas en Francia o Noruega, en línea con un informe reciente de la OMS, en el que se indicaba que en los países del sur de Europa se encontraban las tasas más elevadas de obesidad infantil de toda Europa.

Causas y consecuencias de la obesidad

En los últimos años se considera que tenemos "ambientes obesogénicos" que pueden aumentar nuestro riesgo de sufrir un exceso de peso

La causa principal de la obesidad es el desequilibrio entre la ingesta y el gasto energético, es decir, entre lo que comemos y la actividad física que realizamos. Pero muchos estudios señalan que hay muchos factores que influyen sobre nuestras elecciones; en los últimos años se considera que tenemos "ambientes obesogénicos" que pueden aumentar nuestro riesgo de sufrir un exceso de peso. Algunos de estos factores son el nivel socioeducativo, la publicidad de alimentos insanos, etc.

El exceso de peso provoca muchos problemas de salud, como por ejemplo enfermedades cardiovasculares, diabetes, e incluso algunos tipos de cáncer se relacionan con un aumento del peso, como son el cáncer de mama o el de colon.

A los niños y las niñas también les afecta la obesidad, a nivel físico y emocional, y tiene un impacto sobre su calidad de vida. Además, los niños y las niñas con obesidad tienen más riesgo de convertirse en personas adultas con obesidad en el futuro.

¿Qué podemos hacer?

Una buena práctica es realizar transporte activo, que consiste en ir a la escuela o el lugar de trabajo caminando o en bicicleta

La mejor manera de combatir la obesidad es adoptando un estilo de vida saludable, que implica un incremento de consumo de frutas y verduras, reducir la ingesta de alimentos ultraprocesados y superfluos (como por ejemplo, los refrescos y los snacks), y practicar actividad física regular. Las recomendaciones indican un mínimo de 30 minutos por día en personas adultas y 60 minutos por día en la infancia. Una buena práctica es realizar transporte activo, que consiste en ir a la escuela o el lugar de trabajo caminando o en bicicleta. Y también es muy importante dormir las horas suficientes.

En el caso de que queramos consejo para obtener un peso saludable deberíamos contactar con profesionales de la salud, como son los médicos y los dietistas-nutricionistas.

Muchos de nuestros estudios señalan que el riesgo de obesidad empieza en el embarazo

Muchos de nuestros estudios señalan que el riesgo de obesidad empieza en el embarazo. Por lo tanto, es muy importante que las personas que quieran quedarse embarazadas lo planifiquen con antelación, empiecen la gestación con un peso saludable, y vayan ganando un peso adecuado durante el proceso, siguiendo las recomendaciones de sus médicos y comadronas.

Obesidad y entorno urbano

En las zonas de las ciudades donde (...) es más probable realizar actividad física hay menos riesgo de obesidad

En la última década, muchos estudios han intentado averiguar si hay factores del entorno urbano que influyen sobre nuestra salud en general y concretamente sobre el riesgo de padecer obesidad. Estos trabajos indican que en las zonas de las ciudades donde se puede caminar de manera segura y hay más acceso a tiendas, servicios y transporte público, es más probable realizar actividad física y, por lo tanto, tener menos riesgo de obesidad. Además, estas zonas facilitan que la gente realice transporte activo, y se ha demostrado que esta es una buena medida para prevenir la obesidad en la población infantil y adulta. El entorno urbano puede también aumentar el riesgo de obesidad. Por ejemplo, algunos estudios realizados en Estados Unidos o en el Reino Unido indican una relación entre la cantidad de restaurantes de comida rápida y la obesidad infantil.

Algunos estudios en Estados Unidos o en el Reino Unido indican una relación entre la cantidad de restaurantes de comida rápida y la obesidad infantil

Pero todavía hay mucha investigación que hacer, ya que el entorno urbano incluye muchos más factores que no se han estudiado todavía en profundidad, o se han estudiado en países como Estados Unidos, que tienen ciudades muy diferentes a las ciudades europeas.

Es por este motivo que actualmente en ISGlobal tenemos algunos estudios en marcha, como el estudio ECHOCAT, financiado por la Fundació la Marató de TV3, y con el que queremos investigar cómo influye el entorno urbano en el riesgo de obesidad en los escolares. En este proyecto tenemos en cuenta diferentes factores, como son la contaminación del aire, la exposición al ruido, la accesibilidad a espacios verdes y transporte público, el entorno alimentario, etc.

Además, participamos en otros estudios europeos (LifeCycle y STOP) donde podremos comparar nuestros resultados con otros países de Europa.

Si finalmente se demuestra que el diseño de nuestras ciudades (incluyendo acceso a zonas verdes, calles seguras donde se pueda caminar, acceso a transporte público...) influye en el riesgo de obesidad, las administraciones deberán tomar un papel más activo en el diseño de ciudades más saludables.

Es por tanto importante que los investigadores sigamos trabajando para averiguar qué factores contribuyen a padecer obesidad y cómo podemos combatirlos

El exceso de peso es un problema importante tanto en la población infantil como en la adulta que nos puede suponer muchos problemas de salud y una reducción de la calidad de vida. Es por tanto importante que los investigadores sigamos trabajando para averiguar qué factores contribuyen a padecer obesidad y cómo podemos combatirlos. Se requiere de la participación de la ciudadanía, adoptando estilos de vida saludables, y de las instituciones, a partir de políticas urbanísticas y de promoción de la salud para reducir las cifras alarmantes actuales de obesidad.



Nota: Las personas que integran ISGlobal persiguen ideas innovadoras con total independencia. Las opiniones expresadas en este blog son, por tanto, a título personal y no necesariamente reflejan el posicionamiento institucional.

Silvia Fernández

Investigadora postdoctoral

Lo más leído