ISGlobal | Barcelona Institute for GlobalHealth

Banner blog Health Is Global

Un espacio abierto a todas aquellas ideas que persigan un acceso equitativo a la salud. En todo el mundo.

¿Dónde y cómo se integran las comunidades en los sistemas de salud centrados en las personas?

¿Dónde y cómo se integran las comunidades en los sistemas de salud centrados en las personas?

“La ciencia y la práctica de los sistemas de salud centrados en las personas”. Ese fue el tema oficial del Third Global Symposium on Health Systems Research (“Tercer Simposio Global sobre Investigación en Sistemas de Salud”) que tuvo lugar en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, a finales de 2014; la cuestión encontró resonancia, de varias formas muy interesantes, en los participantes en el simposio. Los “sistemas de salud centrados en las personas” son un concepto relativamente nuevo, y los participantes aportaron muchas reflexiones bien elaboradas sobre la relación entre este ámbito y su trabajo.

Que los sistemas de salud se centren en las personas es una cualidad muy deseable, pero no equivale a la implicación de la comunidadEn este sentido, uno de los aspectos en los que se hizo hincapié a lo largo de varias sesiones del simposio fue la importancia de la implicación de la comunidad. ¿Qué significado tiene en el contexto de los sistemas de salud? ¿Qué características tendría la implicación de la comunidad en un sistema de salud en particular? A continuación presento unas breves observaciones al respecto, no para simplificar en exceso el tema, sino para contribuir a avivar un debate que debe llevarse a cabo si queremos que aparezcan nuevas formas de pensar.

En primer lugar, que los sistemas de salud se centren en las personas es una cualidad muy deseable, pero no equivale a la implicación de la comunidad. Un servicio de salud puede ser planificado y aplicado teniendo siempre en mente como objetivo fundamental las necesidades y prioridades de sus usuarios potenciales, pero eso no siempre significa que dichos usuarios participen como comunidad para contribuir a lograr que el servicio sea lo que efectivamente es.

En segundo lugar, las comunidades pueden implicarse en los sistemas de salud de muchas formas posibles; de tantas, que sería útil disponer de una taxonomía que ayudara a perfilar y monitorizar los diferentes tipos de implicación comunitaria. En el Tercer Simposio Global, destacaron de forma significativa las presentaciones enfocadas al papel desempeñado por los trabajadores de salud de la comunidad y al valor de la investigación participativa basada en la comunidad. Pero otros aspectos fundamentales de la implicación de la comunidad en los sistemas de salud permanecen en gran medida inexplorados. Entre ellos se incluyen el papel de la comunidad para ayudar a maximizar los impactos de la investigación en salud y la representación comunitaria en la gestión de los sistemas de salud. También debe prestarse atención a paradigmas fundamentales de los sistemas de salud, tales como los “componentes esenciales” (“building blocks”) de un sistema de salud según la Organización Mundial de la Salud (OMS), que recientemente fueron el tema principal de un debate en internet acerca de la implicación de los pacientes, y de la participación de la comunidad como concepto relacionado.

Ha llegado el momento de promover que la implicación de la comunidad tenga un papel más destacado en el discurso sobre los sistemas de salud En tercer lugar, mi experiencia como co-autor del primer informe redactado por la Alianza Mundial contra la Hepatitis, el Global Community Hepatitis Policy Report (“Informe sobre Políticas Globales contra la Hepatitis en la Comunidad”) me ha convencido, y también a mis compañeros, de la necesidad de disponer de plataformas innnovadoras para poder convertir el conocimiento comunitario en mejoras reales del sistema de salud. Para la mencionada publicación de 2014, la Alianza Mundial contra la Hepatitis pidió a organizaciones de la sociedad civil de todo el mundo que aportaran sus comentarios acerca de la información que sus gobiernos nacionales habían entregado a la OMS para el informe de 2013 Global policy report on the prevention and control of viral hepatitis in WHO Member States (“Informe sobre Políticas Globales para la prevención y control de la hepatitis viral en los Estados Miembros de la OMS”). Entre las 95 organizaciones que respondieron a nuestro cuestionario se hallaban gran cantidad de grupos de pacientes afectados por la hepatitis y de organizaciones basadas en la comunidad. Estos agentes demostraron una perspicaz agudeza en señalar a sus gobiernos como responsables de las deficiencias en las respuestas nacionales a la hepatitis viral, así como en expresar las prioridades de sus comunidades.

En definitiva, ha llegado el momento de promover que la implicación de la comunidad tenga un papel más destacado en el discurso sobre los sistemas de salud. Las comunidades son fundamentales para un mejor funcionamiento de los sistemas de salud y para la obtención de mejores resultados en salud. Espero que este principio sea respaldado mediante nuevas iniciativas en el ámbito de los sistemas de salud y nuevas formas de colaboración entre los diferentes agentes implicados.

[Jeffrey Victor Lazarus es Investigador sénior de la Universidad de Copenhagen y Director de la secretaría de Health Systems Global]



Nota: Las personas que integran ISGlobal persiguen ideas innovadoras con total independencia. Las opiniones expresadas en este blog son, por tanto, a título personal y no necesariamente reflejan el posicionamiento institucional.

Jeffrey V. Lazarus

Universidad de Copenhagen y Health Systems Global

Lo más leído