Investigación, Eliminación de la malaria

La vacuna candidata contra la malaria RTS,S muestra una eficacia moderada en bebés

Se presentan los resultados de eficacia y seguridad del ensayo clínico de fase III de la vacuna candidata contra la malaria RTS,S

09.11.2012

En 2011, los resultados del estudio clínico de fase III de la vacuna candidata RTS,S en niños de entre 5 y 17 meses de edad  mostraban que tres dosis de RTS,S reducen un 56% el riesgo de contraer malaria y un 47% en el caso de la malaria grave.  Los nuevos resultados obtenidos en bebés de 6 a 12 semanas de edad muestran una eficacia moderada de la vacuna que reduce el riesgo de sufrir malaria en un 31% entre esta población. Estos datos han sido publicados en el New England Journal of Medicine (NEJM) y anunciados en la Conferencia Africana de Vacunología (VACFA) en Sudáfrica.

Los nuevos resultados de eficacia y seguridad se refieren al seguimiento durante 12 meses de 6.537 bebés de 6 a 12 semanas. En este ensayo se administró la vacuna RTS,S junto con las vacunas de rutina que los bebés reciben a los 2, 3 y 4 meses de edad. El ensayo se ha realizado en 11 centros de investigación repartidos en siete países del África subsahariana entre los que se encuentra el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (Mozambique).

El estudio clínico de fase III de la vacuna RTS,S, que empezó en mayo de 2009, está previsto que finalice en 2014 con la publicación de nuevos datos adicionales que permitan analizar los resultados obtenidos. Los datos que se publiquen ayudarán a describir la duración de la eficacia en los diferentes lugares donde se ha realizado el estudio, así como a explicar qué factores pueden estar influyendo en la diferencia de eficacia entre los niños más pequeños y los mayores. Al finalizar el estudio, la Organización Mundial de la Salud evaluará toda la evidencia para decidir si puede recomendar el uso de esta vacuna como una medida de control de la malaria.

Avance científico fundamental

Los datos obtenidos de este ensayo clínico de fase III de la RTS,S suponen un avance científico fundamental en la investigación de una vacuna contra la malaria que se pueda utilizar como herramienta de control. Hasta que la vacuna no llegue al mercado, es esencial promover el uso de las herramientas actuales como el uso de redes mosquiteras impregnadas, el tratamiento intermitente contra la malaria en lactantes y mujeres embarazadas y el tratamiento adecuado y oportuno de los casos clínicos de malaria.  Estas medidas, junto al refuerzo de los sistemas de salud y el desarrollo de nuevos fármacos han permitido que, en la última década, las tasas de mortalidad por malaria hayan decaído más de un 25% en todo el mundo y un 33% en África.

En España, el CRESIB, el centro de investigación de ISGlobal, junto con el Hospital Clínic de Barcelona y la Universidad de Barcelona han desarrollado y evaluado varias medidas de control de la malaria como las redes mosquiteras impregnadas de insecticidas, el tratamiento intermitente de malaria en lactantes (IPTi) y en mujeres embarazas (IPTp). Durante los últimos 12 años, también han colaborado en la evaluación de la vacuna candidata contra la malaria RTS,S realizando las primeras pruebas de concepto que demostraron la seguridad y eficacia parcial de esta vacuna y que han permitido llevar a cabo el actual ensayo de fase III, el primero de esta naturaleza en África. En la actualidad, el CRESIB coordina los estudios inmunológicos de la vacuna RTS,S que permitirán comprender mejor los mecanismos de protección y facilitarán la posible mejora de esta u otras vacunas.

La vacuna candidata RTS,S  ha sido desarrollada por los laboratorios GlaxoSmithKline en colaboración con múltiples instituciones públicas y privadas. Los estudios de la vacuna han sido financiados principalmente por la Fundación Bill y Melinda Gates a través de la Iniciativa para la Vacuna contra la Malaria (MVI).