La contaminación del aire mata incluso por debajo de los límites de calidad del aire de la Unión Europea

Estudio publicado en The Lancet

09.12.2013

La exposición prolongada a pequeñas partículas de hollín o polvo que se encuentran en el humo del tráfico y las emisiones industriales puede ser mortal por debajo de los límites actuales de calidad del aire de la Unión Europea (UE), según un nuevo estudio que examina dos décadas de datos de más de 360.000 habitantes de grandes ciudades de 13 países europeos.

El estudio, publicado en la revista The Lancet, estima que por cada aumento de 5 microgramos por metro cúbico (5 µg/m3) en la exposición anual de la contaminación del aire de partículas finas (PM2.5), el riesgo de morir por causas naturales se incrementa en un 7%.

"Una diferencia de 5µg/m3 se puede encontrar entre la población que vive cerca de una carretera urbana con mucho tráfico y otra que vive en un lugar sin tráfico", explica El Dr. Mark Nieuwenhuijsen, investigador del CREAL (Centro de Investigación en Epidemiología Ambiental), centro de investigación de la alianza ISGlobal, que ha participado en el estudio. El Dr. Rob Beelen de la Universidad de Utrecht en los Países Bajos y líder del estudio añade que "nuestros hallazgos apoyan las evaluaciones del impacto en la salud de las partículas finas en Europa que se basaban anteriormente casi en su totalidad en los estudios de América del Norte".

Utilizando datos del Estudio Europeo de Cohortes de los Efectos de la Contaminación (ESCAPE), los investigadores combinaron datos de 22 estudios de cohortes europeas que incluyeron 367.251 personas de Suecia, Finlandia, Noruega, Dinamarca, Países Bajos, Reino Unido, Alemania, Suiza, Francia, Italia, Grecia y España (cohorte que incluye 7.464 personas de San Sebastián). Las concentraciones de contaminación del aire medias anuales de óxidos de nitrógeno y de partículas se vincularon a los domicilios mediante modelos de regresión del suelo para estimar la exposición. También se registró la densidad del tráfico en las carreteras más cercanas y de la carga total de tráfico en las principales carreteras a 100 metros de distancia de las residencias.

Exposición a las partículas finas y efectos sobre la salud

Entre los participantes, 29.076 murieron por causas naturales durante el promedio de 13,9 años de seguimiento. Los resultados mostraron que la exposición a largo plazo a las partículas finas con un diámetro de menos de 2.5 micrómetros (PM2.5) son la mayor amenaza para la salud, incluso dentro de intervalos de concentración muy por debajo de los límites establecidos en la legislación europea actual.

La asociación entre la exposición prolongada a las PM2.5 y la muerte prematura siguió siendo significativa incluso después de ajustar los resultados teniendo en cuenta una amplia gama de factores de confusión como el tabaquismo, el nivel socioeconómico, la actividad física, el nivel de educación, y el índice de masa corporal.

Los investigadores también observaron un efecto de PM2.5 según el género ya que observaron un exceso de mortalidad en los hombres pero no en las mujeres.

Según el Dr. Beelen, "nuestros hallazgos sugieren que los efectos adversos para la salud se producen incluso en concentraciones de PM2.5 muy por debajo del valor límite de la UE medio anual -la calidad del aire de 25 g/m3. La pauta de la calidad del aire de la OMS es de 10 µg/m3 y nuestros resultados apoyan la idea de que mediante el avance hasta esta meta se pueden lograr beneficios para la salud importantes".

Diversos autores implicados en este estudio señalan que, "a pesar de las importantes mejoras en la calidad del aire de los últimos 50 años, los datos de Beelen y el informe de sus colegas centra su atención en los constantes efectos de la contaminación atmosférica en la salud. Estos datos, junto con los hallazgos de otros estudios de cohortes grandes, sugieren que son necesarias más intervenciones de políticas de salud pública y ambiental y que éstas pueden reducir la morbilidad y la mortalidad en toda Europa. Por tanto, el movimiento hacia pautas más estrictas, según lo recomendado por la OMS, debe ser una prioridad urgente".