Investigación

El virus de la viruela del mono se detecta con frecuencia en saliva, semen y otras muestras clínicas de pacientes infectados

El estudio, realizado con más de 140 muestras de 12 pacientes infectados, contribuye a entender mejor la dinámica de transmisión de la enfermedad

14.07.2022
monkeypox
Foto: NIAID

El ADN viral se puede detectar con frecuencia en diferentes muestras clínicas de pacientes infectados por la viruela del mono, incluyendo saliva y semen, según un nuevo estudio liderado por el Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal), centro impulsado por la Fundación ”la Caixa”. El estudio, publicado en la revista Eurosurveillance, contribuye a un mejor conocimiento sobre cómo se transmite esta enfermedad emergente.

El brote actual de viruela del mono representa otra enfermedad zoonótica que ha saltado fronteras. En los últimos seis meses, se han reportado más de 9.000 casos de viruela del mono en el mundo, en países en los que la enfermedad no es endémica. Los casos iniciales se detectaron en Gran Bretaña, Portugal y España, principalmente en hombres que tienen sexo con hombres. Sin embargo, la enfermedad se ha propagado a muchos otros países y existe la preocupación de que se extienda a grupos poblacionales vulnerables, como pacientes inmunocomprometidos o población infantil. 

Se sabe que la enfermedad se transmite por contacto directo con las lesiones de un paciente infectado o por superficies contaminadas por las mismas, pero aún se sabe poco sobre la posible presencia de virus en otras muestras biológicas, como saliva, orina o semen.

En este estudio, el equipo liderado por Mikel Martínez, investigador de ISGlobal, y José Luis Blanco, del Hospital Clínic de Barcelona, investigó la presencia de material genético del virus en diferentes muestras biológicas, recogidas en diferentes momentos, de 12 pacientes con infección confirmada por viruela del mono. En el momento del diagnóstico, se detectó una alta carga de ADN viral en las lesiones cutáneas de todos los pacientes. Además, se detectó ADN en la saliva de todos los pacientes, algunos de ellos con altas cargas virales. Solo un estudio previo había testado la saliva, en un solo paciente. También se detectó ADN viral en el 92% de muestras rectales, el 83% de muestras nasofaríngeas, el 78% de muestras de semen, el 75% de muestras de orina y el 67% de muestras fecales.

“Un par de estudios previos ya habían mostrado presencia ocasional de ADN viral en algunas muestras y en algunos pacientes, pero en este estudio mostramos la presencia frecuente de ADN viral en varios fluidos biológicos, particularmente en saliva, durante la fase aguda de la enfermedad, y hasta 16 días después del inicio de los síntomas en un paciente,” explica Aida Peiró, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio.

Las y los autores señalan que la presencia de ADN viral no equivale necesariamente a la presencia de virus infeccioso, y que el próximo paso será tratar de aislar virus infeccioso a partir de dichas muestras. Sin embargo, la alta carga viral detectada en saliva o semen sugiere que dichos fluidos tienen potencial infeccioso, añaden.

“Los resultados de nuestro estudio contribuyen a un mejor conocimiento sobre los mecanismos y la dinámica de la transmisión del virus, así como el posible papel de la transmisión por vía sexual,” concluye Martínez.

Referencia:

Peiró-Mestres Aida, Fuertes Irene, Camprubí-Ferrer Daniel, Marcos María Ángeles, Vilella Anna, Navarro Mireia, Rodriguez-Elena Laura, Riera Josep, Català Alba, Martínez Miguel J, Blanco Jose L, on behalf of the Hospital Clinic de Barcelona Monkeypox Study Group. Frequent detection of monkeypox virus DNA in saliva, semen, and other clinical samples from 12 patients, Barcelona, Spain, May to June 2022. Euro Surveill. 2022;27(28):pii=2200503.