Vés enrere

Salud materno-infantil: un progreso lento y todavía insuficiente

Salud materno-infantil: un progreso lento y todavía insuficiente

30.6.2014
image alt

De entrada, recordemos las cifras. Pese a los avances, millones de mujeres y niños sufren y mueren cada día por causas que son fácilmente prevenibles y tratables:

  • 300.000 mujeres mueren aún durante el embarazo, el parto o el periodo inmediatamente posterior.
  • 6,6 millones de niños menores de 5 años mueren cada año.

El progreso es especialmente lento en la reducción de la mortalidad materna (ODM5: mejora de la salud materna) y neonatal (ODM4: reducción de la mortalidad infantil):

  • Se ha producido una reducción de muertes maternas del 47% respecto al nivel del año 1990, un avance, pero demasiado lento si tenemos en cuenta que el objetivo para 2015 era una reducción del 75%.
  • 2.9 millones de neonatos (28 primeros días de vida) mueren cada año
  • Cada año hay 2.6 millones de mortinatos (aquellos que mueren en los últimos 3 meses de embarazo o durante el parto).
  • Cada día nacen y mueren 15.000 niños sin haber sido registrados.
  • Al menos 200 millones de mujeres y niñas no tienen acceso a servicios de planificación familiar que les permitan decidir decir sobre el número de hijos y cómo evitar o espaciar los embarazos.

Por todo ello, a quince meses de cumplirse el horizonte temporal que marcaron los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), sabemos que el ODM 4 y ODM5  no se cumplirán.

En este contexto y en apoyo de la iniciativa Every Mother, Every Child, impulsada por el Secretario General de la ONU, se celebra durante dos días en Johannesburgo la reunión de la Alianza para la Salud de la Madre, el Recién Nacido y el Niño (PMNCH, por sus siglas en inglés), donde más de 800 líderes mundiales y expertos en salud están discutiendo estrategias para promover y acelerar las mejoras en la salud materna, neonatal e infantil y revisar los nuevos datos.

El informe presentado hoy acerca de la iniciativa Countdown 2015, que mide los niveles de cobertura de las intervenciones de salud de eficacia probada para reducir la mortalidad materna, neonatal e infantil,  muestra que persisten las grandes diferencias en los 75 países que concentran la mayoría de muertes maternas e infantiles. Así, más de la mitad de las madres y los niños pertenecientes al 20% más pobre de la población en esos países, recibe únicamente 2 o menos de las 8 intervenciones consideradas básicas para la prevención o el tratamiento de las causas más comunes de mortalidad materna e infantil, como vacunas, atención profesional en el parto, tratamiento de la neumonía y la diarrea, o el acceso a la planificación familiar. Por el contrario, en casi todos los países del Countdown 2015, la gran mayoría de las mujeres y los niños de los grupos de población más ricos recibe la mayoría o la totalidad de estas 8 intervenciones clave. Es esperanzador ver que algunos países como Bolivia, Camboya o Níger están empezando a ampliar la cobertura de estas intervenciones con programas dirigidos a las poblaciones más desfavorecidas. Un enfoque indispensable si se quieren conseguir progresos reales en la reducción de las desigualdades. Combatir esta inequidad, especialmente manifiesta y que impide el progreso en el ámbito de la salud materno-infantil, ocupa un lugar destacado en el programa de la conferencia.

Por otra parte, en el Foro PMNCH también se están produciendo compromisos de apoyo financiero y político a la ejecución del nuevo plan de acción para la salud neonatal Every Newborn Action Plan,  impulsado por la OMS para establecer una hoja de ruta hasta 2035 para mejorar la salud materna y del recién nacido, también en el marco de Every Mother, Every Child, a través de intervenciones coste-efectivas de atención neonatal, mejoras en los sistemas de salud, y potenciando la investigación para producir intervenciones nuevas, efectivas y accesibles para las mujeres embarazadas y los neonatos.

En su primera aparición pública tras el fallecimiento de Nelson Mandela, Graça Machel, presidenta de PMNCH, ha señalado: “Aunque el mundo ha hecho progresos notables para mejorar la salud y ampliar las oportunidades en los últimos 14 años, las mujeres y los niños aún no tienen la cobertura adecuada. Debemos asegurarnos de que todas las mujeres, las adolescentes, los niños y los recién nacidos, no importa donde vivan, son capaces de ejercer sus derechos a la salud, la educación, y a desarrollar todo su potencial".

La Asamblea General de Naciones Unidas de septiembre será la próxima cita en la que continuar abogando porque en el marco de desarrollo que surja post-2015 la salud y derechos de mujeres y niños no solo se mantengan en la agenda sino que sean abordadas de manera prioritaria.

Posts anteriores de la autora

7 razones por las que las mujeres no reciben la atención de salud materna que necesitan (infografía)

Violencia de género y salud de la mujer: ¿tienen algo que ver?

7 datos que deberías saber sobre salud materna (infografía)