Out of Office: Attending the Global Climate Strike

Fuera de la oficina: sumándome a la huelga climática global

23.9.2021
markus-spiske-climate strike.jpg
Foto: Markus Spiske / Unsplash

Miles de huelgas climáticas se están llevando a cabo en todo el mundo, el 24 de septiembre de 2021, para exigir acciones urgentes que aborden la crisis climática. Yo me uniré a la huelga en Okinawa (Japón).

Las personas jóvenes encabezan estas huelgas climáticas con una noble esperanza para su futuro: “Hay esperanza en el liderazgo de nuestros jóvenes, en nuestro poder colectivo y en nuestra fe inquebrantable en la justicia”. Ya no puedo engañar a nadie diciendo que soy joven, pero elijo mantener la esperanza sobre las soluciones al cambio climático y me uniré a ellos en solidaridad.

Miles de huelgas climáticas se están llevando a cabo en todo el mundo para exigir acciones urgentes para abordar la crisis climática. Yo me uniré a la huelga en Okinawa (Japón).

Las temperaturas globales promedio son ahora de 1,2ºC por encima de la época preindustrial y es casi seguro que veremos un aumento de las temperaturas en 1,5ºC en los próximos 20 años. El incremento de las temperaturas y los impactos del cambio climático conllevan el riesgo de un "daño catastrófico para la salud". Este mes, más de 200 revistas de salud firmaron conjuntamente un editorial en el que instaban a los gobiernos a tomar medidas urgentes para reducir rápidamente las emisiones de gases de efecto invernadero y proteger la biodiversidad. Sin embargo, según los datos de hoy de 197 países y territorios que integran la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP), las temperaturas podrían aumentar 2,9ºC a finales de este siglo.

Kate Whitfield en la huelga climática de 2020.

 

En este contexto, cada vez son más las organizaciones del sector privado y del público, así como instituciones académicas, que están tomando acciones concretas para descarbonizar su propia actividad. ISGlobal puede enfrentarse al desafío estableciendo una meta de emisiones cero para 2030 e impulsando medidas para descarbonizar nuestra propia actividad.

ISGlobal puede enfrentarse al desafío estableciendo una meta de emisiones cero para 2030 e impulsando medidas para descarbonizar nuestra propia actividad

La misión de ISGlobal es mejorar la salud y el bienestar de las poblaciones. Dado que los efectos del cambio climático son una amenaza directa para la salud pública global, descarbonizar nuestra propia actividad se alinea con nuestro propósito organizacional. ISGlobal ha adoptado con razón los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Naciones Unidas como marco estratégico, y esto proporciona la base sólida para un plan de implementación y una meta de cero emisiones. Esto incluiría acciones como:

  • Mejorar la eficiencia energética en nuestros laboratorios y sistemas informáticos.
  • Cambiar a energía 100% renovable.
  • Priorizar las conferencias virtuales y los viajes con bajas emisiones de carbono, como se establece en nuestra política de viajes revisada.
  • Hablar con nuestros financiadores para que valoren nuestros esfuerzos de sostenibilidad y su papel en la aceleración de la descarbonización del sector académico (dos buenos ejemplos son UKRI y MSCA).
  • Hablar y colaborar con socios globales como el Centro de Investigación en Salud de Manhiça (CISM), en Mozambique, para compartir buenas prácticas y trabajar juntos para descarbonizar la actividad siendo conscientes de las disparidades entre instituciones de países de ingresos altos y bajos.
  • Incorporar la sostenibilidad en el rol y las responsabilidades de cada una de las personas del equipo, haciendo que todo el personal sea partícipe del esfuerzo y se empodere del proceso.

Actuemos en interés de la salud pública mundial y afrontemos el desafío de cero emisiones. No hay tiempo que perder.