Being Born and Growing Up with HIV

Nacer y crecer con VIH

01.12.2019
image alt

Foto: ISGlobal. Argencia, de siete meses, vive en Manhiça (Mozambique) y tiene el VIH. Dos veces al día, toma su tratamiento, que apenas cabe en su mano.

 

[Este artículo se ha publicado en El País-Planeta Futuro]

Cerca de dos millones de niños y niñas menores de 15 años viven con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la mayoría en África Subsahariana. El virus puede transmitirse de la madre al bebé (lo que se conoce como transmisión vertical) en el embarazo, el parto o durante la lactancia. En ausencia de cualquier intervención, la transmisión vertical oscila entre el 15%-45%. Sin embargo, el riesgo transmisión puede reducirse a un 5% o menos con medidas que incluyen el tratamiento de la madre y la administración preventiva de antirretrovirales a los recién nacidos.

Con el objetivo de eliminar las nuevas infecciones por VIH entre la población infantil y adolescente, además de asegurar el acceso a los medicamentos antirretrovirales para aquellos que ya viven con la infección, ONUSIDA ha lanzado la iniciativa “Start Free, Stay Free, AIDS Free”, que se focaliza en 23 países que suman el 85% de las embarazadas, niños y adolescentes que viven con VIH en el mundo.

Cerca de dos millones de niños y niñas menores de 15 años viven con el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), la mayoría en África Subsahariana

Entre 2010 y 2018 se han conseguido disminuir las nuevas infecciones infantiles en estos 23 países de 240.000 a 130.000. Pese a esta reducción, el objetivo de reducir las nuevas infecciones infantiles a menos de 20.000 por año en 2020 todavía queda lejano y hay inequidad en los avances: la mitad de las nuevas infecciones infantiles producidas en 2018 se concentraron en solo seis países (Kenia, Mozambique, Nigeria, Tanzania, Sudáfrica y Uganda).

Sigue leyendo en El País-Planeta Futuro