Cuando la participación comunitaria en ensayos clínicos es real

Cuando la participación comunitaria en ensayos clínicos es real

24.8.2015

Muchos de los principios éticos que hoy en día son tan defendidos no existían hace un par de décadas y continúan siendo desafiados – como está sucediendo ahora con el uso del placebo o los grupos de controlCada vez que hablo de la Participación Comunitaria (PC), me gusta hacer hincapié en que la ética es un campo heterogéneo que evoluciona de diferentes maneras y en diferentes momentos. Muchos de los principios éticos que hoy en día son tan defendidos no existían hace un par de décadas y continúan siendo desafiados – como está sucediendo ahora con el uso del placebo o los grupos de control. A veces incluso nos enfrentamos a un retroceso en el camino y tenemos que esforzarnos mucho para defenderlos, como por ejemplo el consentimiento informado.

La participación comunitaria verdadera ocurre cuando las personas entienden, comparten y pueden aportar una retroalimentación significativa acerca de los ensayos que se están llevando a cabo en sus comunidadesCuando hablamos de la PC nos encontramos ante una situación parecida. A pesar de poder ser considerado un alto estándar ético, la PC no se implementa extensamente y ni siquiera es muy conocida. Por ello, la forma en la que las comunidades participan en los ensayos clínicos varía dependiendo de los centros, de los financiadores o de los investigadores principales. Sin embargo al hablar con las comunidades, surge un denominador común: la participación comunitaria verdadera ocurre cuando las personas entienden, comparten y pueden aportar una retroalimentación significativa acerca de los ensayos que se están llevando a cabo en sus comunidades.

¿Cómo vamos a implementar una estrategia de PC con éxito si no sabemos cómo relacionarnos con las comunidades?Obviamente, esto se puede hacer de muchas maneras. No hay una única forma. ¿Por qué? Pues porque si la PC es real, entonces la relación se construye en colaboración con todos los actores implicados. Y como ya sabemos, cuando hablamos de personas, cada relación es diferente. Aun así, hay algunos principios universales que deben ser considerados: respeto mutuo, justicia, integridad, autonomía, transparencia y rendición de cuentas. Tal diversidad de estructuras, mecanismos y situaciones puede asustar: ¿cómo vamos a implementar una estrategia de PC con éxito si no sabemos cómo relacionarnos con las comunidades?

La PC ayuda a las comunidades a sentirse involucradas en los ensayos y fomenta el apoyo a la cienciaHay tantas respuestas como comunidades y ensayos. Hay herramientas y guías como la Good Participatory Practice Guidelines for Biomedical HIV Prevention Trials o la Good Participatory Practice Guidelines for TB Drugs Trials que pueden ayudar a los ejecutores a la hora de diseñar su propia estrategia de participación comunitaria. Puede ser que aparezcan guías para otro tipo de investigación biomédica. No obstante, aun teniendo un enfoque en enfermedades, estos dos documentos ayudan a los ejecutores a entender los pasos que hay que seguir para diseñar una estrategia de PC eficaz, evaluarla y mejorarla continuamente para responder a las necesidades de las comunidades con las que trabajan – independientemente incluso del tema de salud en cuestión.

¿Los ensayos clínicos se benefician de la PC? ¡Sí! La PC ayuda a las comunidades a sentirse involucradas en los ensayos y fomenta el apoyo a la ciencia; la PC ayuda a incrementar la captación y retención de personal; la PC mejora los resultados de los ensayos clínicos. ¿Pero es esto lo más importante de la PC? No. Ya que no nos cuestionamos los beneficios de otros principios éticos, tampoco deberíamos enfocarnos en los beneficios de la PC para defenderla. ¿Qué opinas?

La participación comunitaria es algo todavía bastante nuevo. La podemos encontrar en la investigación sobre el VIH/Sida, el cáncer y más recientemente en la investigación sobre la tuberculosis. En otras áreas de salud hay menos ejemplos y experiencias. Con suerte, habrá cada vez más comunidades participando de verdad en el diseño e implementación de ensayos clínicos y en la diseminación de resultados, porque la PC es ética en acción.