Science for All and All for Air Quality

Ciencia para todos y todos para la calidad del aire

23.5.2016
image alt

El frío viento de marzo está cubriendo el cielo londinense de oscuras nubes, pero la amenaza de mal tiempo no desanima a Tina. A las diez de la mañana, sale con una escalera, una bolsa llena de tubos de difusión para medir el dióxido de nitrógeno (NO2) en el aire, una libreta y un mapa de Somers Town. Más vecinos del barrio la acompañan. Tina se detiene al lado de la carretera delante de una escuela. Se sube a la escalera y sujeta un tubo de difusión con una brida a una farola.

La ciencia ciudadana es un enfoque de investigación caracterizado por la implicación activa de no profesionales en un proyecto científico

Gracias al experto asesoramiento de Mapping for Change, estos vecinos pueden salir a medir la calidad del aire en la ubicación que ellos escojan, principalmente delante de escuelas y cruces de carreteras muy concurridos. Además, han costeado las herramientas y los análisis de laboratorio necesarios a través de una campaña de financiación colectiva coordinada por Mapping for Change.

Tubo de difusión colocado por ciudadanos en una farola de Londres para medir la contaminación del aire.

Después de cuatro semanas, Tina y sus vecinos volverán para retirar los tubos de difusión y los enviarán al laboratorio. Este les proporcionará las lecturas de NO2 durante dicho período en cada ubicación y, cuando reciban los datos, los introducirán en el mapa de Mapping for Change para que todo el mundo pueda consultarlos.

El dióxido de nitrógeno es un contaminante atmosférico originado principalmente por las emisiones de vehículos diésel en las ciudades y puede afectar a la salud. ¿Descubrirán que están sobrepasando los límites legales de la Unión Europea o los límites recomendados por la Organización Mundial de la Salud?

Gracias al asesoramiento de Mapping for Change, los vecinos pueden salir a medir la calidad del aire en la ubicación que ellos escojan

Esto es ciencia ciudadana en acción. La ciencia ciudadana es un enfoque de investigación caracterizado por la implicación activa de no profesionales en un proyecto científico. Hace dos años, el barrio de Barbican también utilizó estas herramientas para medir la calidad del aire. Basándose en sus resultados, presentaron varias propuestas de mejora a las autoridades locales: mejorar la ventilación del túnel, reverdecer la zona con más árboles, cambiar las fases de los semáforos para reducir los atascos, etc.

Sensor fijo de contaminación atmosférica en un balcón de Barcelona.

En Barcelona, el CREAL, centro aliado de ISGlobal, trata de hacer algo similar mediante el proyecto CITI-SENSE. En este proyecto, se utilizan sensores de contaminación atmosférica fijos, que se pueden colocar en balcones o barandillas exteriores, y aplicaciones móviles que envían los datos recogidos al instante a un servidor. Su perspectiva a largo plazo es contar con un cuerpo de voluntarios que puedan proporcionar información detallada sobre la contaminación atmosférica en diversos puntos de la ciudad, para complementar los escasos datos oficiales disponibles en estos momentos. Sin embargo, para alcanzar este objetivo, es necesario motivar a los participantes: quieren obtener algo útil para sus vidas, algo mucho más rápido y tangible que una publicación en una revista académica.

Son casi las cinco de la tarde y Tania, técnica de investigación del proyecto CITI-SENSE en Barcelona, está colocando las sillas en una espaciosa sala del Parque de Investigación Biomédica de Barcelona (PRRB). Raül, responsable de comunicación de CREAL, llega con la cámara y bebidas. En medio del ajetreo, empiezan a llegar los primeros participantes del taller y me acerco a darles la bienvenida uno por uno. Después de diez intensos meses forjando una red de contactos, conozco a la mayoría.

CITI-SENSE quiere contar con voluntarios que pueda proporcionar información detallada sobre la contaminación atmosférica en diversos puntos de Barcelona

Entre los asistentes, recibo a Eva Pérez Gabucio, en representación de la Generalitat de Catalunya; Sergi Lopez-Grado i Padreny y otros miembros de la Plataforma per la Qualitat de l’Aire; María García de Ecologistes en Acció de Catalunya; representantes de la Agencia de Salud Pública de Barcelona; representantes del Ayuntamiento de Barcelona; Maria Teresa Pay del Centro Nacional de Supercomputación; los creadores del proyecto Smart Citizen Kit del Fab Lab, educadores y otros ciudadanos interesados en la calidad del aire.

Todos nos hemos reunido con un objetivo: presentar datos de la calidad del aire al público general en Internet y aplicaciones móviles de un modo comprensible y útil. Analizamos ejemplos reales, como los datos oficiales de Barcelona en la aplicación Aire.cat y el proyecto europeo CALIOPE.

Sensor portátil para medir la calidad del aire.

Durante el debate, los participantes mostraron cierta sorpresa y diversas preferencias sobre las diferentes referencias existentes: los límites legales de la Unión Europea para la contaminación atmosférica y los estrictos límites de la Organización Mundial de la Salud. Esto puso de manifiesto la necesidad de explicación en las aplicaciones móviles y las plataformas de Internet. Además, los asistentes sugirieron posibles usos para estas aplicaciones móviles: recomendar caminos más limpios en la ciudad, disuadir a la gente de coger el coche cuando la contaminación atmosférica es alta, etc.

Si queremos cambiar la organización de las ciudades para reducir la contaminación atmosférica tenemos que embarcar a todo el mundo

Si queremos cambiar la organización de las ciudades para reducir la contaminación atmosférica, tenemos que embarcar a todo el mundo en esta misión para concienciar evaluar y actuar. No importa que aprovechemos la ciencia ciudadana completamente o que simplemente apliquemos trocitos de ella, como los talleres participativos con grupos sociales interesados; cualquier forma de involucrar al público en la ciencia ayuda a pavimentar el camino hacia el cambio positivo apoyado por la sociedad.

 

Más información

Proyecto CITI-SENSE