¿Vuelve la polio?

¿Vuelve la polio?

03.2.2014
image alt

No se asusten, de momento todavía estamos más o menos a salvo aquí en Europa, pero la polio ha vuelto este mes a las portadas de muchos medios de comunicación. De nuevo asesinatos entre los trabajadores sanitarios que están intentando llegar a lugares tan difíciles como las zonas tribales entre Pakistán y Afganistán, donde en los últimos años se ha dado el mayor número de casos. Y no tan lejos, aquí en Europa, con más de doce millones de niños sin vacunar, el virus de la polio amenaza con regresar.

Mientras la comunidad internacional lucha para conseguir que la polio sea la segunda enfermedad –después de la viruela- que el ser humano consigue erradicar, las noticias de estas pasadas semanas ponen en cuestión que el último tramo de este esfuerzo vaya a resultar fácil y hasta cuestiona que pueda llegar a ser posible.

En la carrera por hacer frente a la enfermedad y eliminarla de amplias zonas del planeta, tres países siguen siendo endémicos: Afganistán, Pakistán y Nigeria. ¿Qué tienen en común? Un trabajo final presentado en el Máster en Salud Global de ISGlobal y la Universidad de Barcelona explica que en estos tres países se producen condiciones similares en cuanto a inestabilidad en las zonas donde más casos se producen. Además de la falta de seguridad que dificulta la llegada de las vacunas a los tres países, en todos ellos una mezcla entre influencias religiosas, tradición y culturas tribales ha llevado a la creencia de que las campañas de vacunación de la polio están siendo utilizadas como pretexto para esterilizar a la población o incluso como fuente para obtener información. Un argumento al que contribuyó la estrategia del Gobierno de EE.UU. cuando se valió de muestras sanguíneas para ubicar a Osama Bin Laden a partir de la identificación de su ADN.

La polio es la metáfora de los avances en salud global. La posibilidad de erradicar la enfermedad ha propiciado que una multitud de actores se hayan coordinado para conseguirlo. La Fundación Bill y Melinda Gates se lanzó a financiar la erradicación aportando fondos y completando la labor que históricamente venía haciendo el Rotary Club. La aparición de nuevas organizaciones como GAVI a finales de los 90 ha facilitado el acceso a las vacunas y organizaciones locales e internacionales como UNICEF han desplegado campañas de vacunación para intentar llegar a todos los rincones.

Sin embargo, las noticias de estos días no auguran un final feliz, al menos a corto plazo. En Europa, como en medio mundo, se ha relajado la vacunación. Aunque actualmente el virus afecte solo a pequeñas bolsas de población, en un contexto globalizado donde  el contacto entre personas de diferentes continentes es habitual, no se puede descartar su reaparición. En lugares donde la inestabilidad y la falta de condiciones higiénicas colapsan la salud pública, el virus vuelve a encontrar refugio. Es el caso de Siria, donde en el último año ya se han registrado numerosos casos, cuando hace  tiempo que había desaparecido. Es, sin duda, la principal amenaza hacia Europa. A las puertas de un continente que se siente seguro hasta el punto de que ciertos sectores de la población se permiten dejar de vacunar a sus hijos, la polio amenaza. De ahí la importancia de acabar con ella o de al menos controlarla.

Los actores no estatales y la salud global. La erradicación de la polio en Pakistán